jueves, 28 de mayo de 2009

El árbol de los zuecos


TITULO ORIGINAL L'albero degli zoccoli
DIRECTOR Y GUIONISTA
Ermanno Olmi
REPARTO Luigi Ornaghi, Francesca Moriggi, Omar Brignoli, Antonio Ferrari, Teresa Brescianini, Giuseppe Brignoli, Carlo Rota, Pasqualina Brolis, Massimo Fratus, Francesca Villa
MÚSICA J.S. Bach
FOTOGRAFÍA Ermanno Olmi
Italia 1978, 175 min.
Palma de Oro en el Festival de Cannes.


Entre el documental y la ficción, realismo social que refleja la vida en la campiña italiana. Las comodidades del cacique, frente a las míseras condiciones de un grupo de labriegos que han de luchar a diario para poder sobrevivir.

Muy lentamente vamos entrando en esos pequeños acontecimientos que marcan la existencia de los protagonistas: la dureza del trabajo en el campo, el frío que se cuela por esas casas en las que habitan hacinados, la llegada de un bebé, la asistencia a la escuela, un amor que nace, un narrador de historias que convoca a todos los vecinos al anochecer, un zueco que se rompe, el escondite de una moneda…

Una mujer viuda, con seis hijos y el abuelo, tiene que lavar la ropa en el río para poder ganar algo de dinero. El cura le ofrece ayuda, mientras el niño de 15 años pasará a desempeñar el rol paterno. Me encantan las triquiñuelas del viejo para plantar unos tomates.

Drama sin tregua, con momentos muy logrados, pero excesiva en duración y en descripción.



HACE UN AÑO: Lars y una chica de verdad / Pan y rosas / Vida y color

2 comentarios:

key dijo...

todo un reto, primero encontrarla, luego aguantar entera. pero parece tan bonita y dura a la vez.
el cine italiano de ahora está de bajón comparado con el de antaño.

La Dama Se Esconde dijo...

Key, a mi lo primero me resultó muy sencillo. Está el DVD en la biblioteca municipal a la que voy (y el señor emule también te la encuentra rápidamente).

Es realmente un trabajo muy curioso. El director hace TODO, vaya capacidad!!!

Y en algunas cosas es como sentarse al lado de una chimenea y escuchar esas viajas historias de los abuelos y de cómo era antes la vida en el campo.