domingo, 22 de diciembre de 2019

El fantasma y la señora Muir + Entre ellos + Borrascas y humor + Una razón brillante + Everything has an end

El fantasma y la señora Muir


Lucy Muir es una joven viuda que decide irse a vivir a orillas del mar, a una casa encantada que perteneció al capitán Gegg, un marinero cuyo fantasma se le aparece. Al principio, el capitán utiliza los mismos trucos que le sirvieron para librarse de otros inquilinos, pero con Lucy no funcionan.


Cómo me ha gustado. Es una de esas historias que desde el principio me hace sonreír. Adoro a este tipo de fantasmas, y la relación tan directa con la mujer viva. Le sobre un poquito de pastel amoroso, pero tiene grandes momentos divertidos y tiernos.

Título original The Ghost and Mrs. Muir. Dirección Joseph L. Mankiewicz. Guion Philip Dunne (Novela: R.A. Dick). Música Bernard Herrmann. Fotografía Charles Lang Jr. (B/N). Reparto Gene TierneyRex HarrisonGeorge SandersEdna BestVanessa BrownAnna LeeRobert CooteNatalie Wood. EE UU 1947 104 min.

Entre ellos 

Richard Ford narra una historia real, la de sus padres. Parte de su propia vida y la de su familia para indagar en la esencia de América. Y, tirando de ese relato personal, logra un portentoso ejercicio de prestidigitación literaria: hacer que una historia cotidiana e íntima, hecha de detalles que en otras manos podrían resultar anodinos, se transforme en una poderosa narración de validez universal.

Nº de páginas: 168
Editorial: Anagrama, 2017
ISBN: 9788433979964
Traductor: Jesús Zulaika Goicoechea

Está compuesto por dos biografías independientes, de la extensión de una novela corta, escritas con una diferencia de más de treinta años. La primera trata de su padre, un viajante de comercio llamado Parker que murió cuando Ford tenía dieciséis años, y que escribió recientemente. La segunda, que habla de su independiente y sensata madre Edna, la escribió poco después de la muerte de esta en 1981. Juntas forman un esclarecedor retrato de una pareja blanca ligeramente no convencional nacida en los primeros años del siglo XX. Con una profundidad de percepción afectuosa y perspicaz al mismo tiempo, el autor narra una detrás de otra la historia de la vida y la muerte de sus padres; su traslado de Arkansas a Mississippi; su paso de la casi pobreza a la clase media; de quince años de matrimonio sin hijos a la sorpresa de la paternidad a una edad que entonces se consideraba tardía; y de la muerte precoz y repentina de su padre de un ataque al corazón a la viudedad de su madre hasta su muerte de cáncer.

El libro trata de ellos, pero también del chico que engendraron y de cómo los ve este al cabo de más de setenta años. Al mostrarnos a su madre y a su padre, Ford -un niño corriente que ha llegado a ser uno de nuestros más distinguidos autores de ficción- nos muestra inevitablemente una buena parte de sí mismo. En gran medida lo hace mirando hacia fuera más que hacia dentro.

«La mía ha sido una vida de observar y ser testigo.


Una joya. Lees y te acercas a sus dudas, la vida que llevaba y las conjeturas sobre lo más hondo de sus propios padres, a quienes muchas veces apenas conocemos a pesar de compartir tantos años.


Una borrasca tras otra, un catarro que se alarga, tiempo en casa para leer y escribir, para poner un toque de humor.

Con un atuendo bastante desfasado. Dicen que es en honor a esa bebida refrescante que desatasca tuberías. Dicen que se desliza de noche por la chimenea. Conviene llamar a un deshollinador (personaje de cuento de Dickens). Alguien desde Silicon Valley habrá inventado una app muy fácil de manejar para abrir paso al gordo barbudo. Lo importante es que la casa se llene de brillantes envoltorios. Llega Greta con su pancarta medioambiental, nada de plásticos, nada de papel de regalo. ¿Y quién se resiste a los encantos de esa niña dulce?

Advertencia de las autoridades sanitarias. Olvídate de chupar la cabeza de gambas y sus parientes langostinos. Contienen micro-sustancias tóxicas que solo afectan a la parte superior del bicho. Fábricas de congelados, que no cunda el pánico. ¿Qué sabrán los expertos del ministerio? Más peligrosas son las discusiones sobre política comiendo polvorones. O subirse a la noria mientras la borrasca Elsa arrasa con la Calle Frozen.

Una razón brillante

Neïla Salah es una joven del extrarradio parisino que sueña con ser abogada. Se ha matriculado en la facultad de Derecho más importante de París, pero el primer día de clase tiene un enfrentamiento con Pierre Mazard, un profesor algo conflictivo. Para redimirse, el profesor propone a Neïla ayudarla a preparar una importante prueba a nivel nacional. Aunque cínico y exigente, Pierre sería la ayuda ideal que Neïla está necesitando pero para ello tendrán que empezar los dos por superar algunos prejuicios.


Fallida y previsible. Acercamiento de dos personas que nada tienen en común. Amistad que crece al ritmo de la dialéctica, donde es más importante convencer que la verdad o tener la razón. ¿Será esa la enseñanza a estudiantes de derecho? Lo mejor, ambos actores protagonistas.
  
Título original Le brio. Dirección Yvan Attal. Música Michael Brook. Fotografía Rémy Chevrin. Reparto Daniel AuteuilCamélia JordanaJacques BrelSerge GainsbourgRomain GaryYvonne GradeletYasin HouichaNozha KhouadraJean-Baptiste LafargeLouise LoebClaude Lévi-StraussFrançois MitterrandYves MourousiNicolas Vaude. Francia 2017, 95 min. Premios César: Mejor actriz revelación (Camélia Jordana)

La canción que he escuchado hoy unas cuantas veces, en bucle. Una maravilla.



4 comentarios:

Alí Reyes dijo...

Hola Tartaruga

LU dijo...

Hola Ali

Deseo que tengas unas felices fiestas.



Fran dijo...

Que tal LU!
Bueno, aunque ya han pasado unos dias desde que escribiste esta entrada espero que te encuentres ya recuperada del todo. Una faena en estas fechas la verdad...
La peli de Mankiewicz la vi no hace mucho tiempo y me sigue pareciendo estupenda. "Una razon brillante" no, pero dado lo que comentas en tu reseña creo que no la anotare en mi lista...jeje
Me gusta es foto de las gotas en el cristal. Uyyyy..., las conversaciones de politica en la mesa pueden dar mucho juego y mucha guerra...jeje
Venga, biquiños navideños;)

LU dijo...

Hola Fran:

El catarro me cogió cariño, y aunque en ningún momento fue limitante, sí algo de incordio sobre todo para dormir por las noches…

Creo que lo único positivo de tanta lluvia son algunas fotos preciosas, da mucho juego.

Biquiños y a disfrutar del buen tiempo.