jueves, 13 de noviembre de 2008

Historia de una gaviota y del gato que la enseñó a volar - Luís Sepúlveda

En Wikipedia podemos leer las siguientes declaraciones del autor chileno: "Y mi abuela, que era vasca, no dejaba ni una tarde, ni una noche, sin leerme un cuento de algún libro, o ella inventaba un cuento. Era una inventora de cuentos maravillosa."
Él decide hacerle un regalo a sus hijos, y, de ahí nace esta maravillosa historia, apta para el público de cualquier edad. El marketing editorial lo expone claramente en la portada, de 8 a 88 años (por cierto, mi número favorito). Nos transporta al siempre mágico mundo de los animales. A través de unos gatos y un polluelo de gaviota, nos invita a reflexionar sobre: el valor de una promesa, la solidaridad, el trabajo en equipo, el compañerismo, las diferencias como punto de partida para aprender y enriquecerse… el respeto por la naturaleza.
Deliciosa lectura y muy recomendable.

"Hasta su memoria acudió una historia escuchada a una vieja gaviota de las islas Frisias que hablaba de un humano llamado Ícaro, quien para cumplir el sueño de volar se había confeccionado alas con plumas de águila, y había volado alto, hasta muy cerca del sol, tanto que su calor derritió la cera con que había pegado las plumas y cayó."

"Era un humano extraño, que a veces reía después de leer lo que acababa de escribir, y otras veces arrugaba los folios sin leerlos. Su terraza estaba siempre envuelta por una música suave y melancólica...."

Enlaces a dos artículos:

«La historia es la que manda, y la hacen los personajes, no las virguerías plumíferas del autor ni su punto de vista»


12 comentarios:

PEPE DEL MONTGO dijo...

Venía a decirte que lo del mix de música no es fácil porque no tiene ni mucha, ni buena música, y me encuentro con esta entrada tan interesante. Los dos enlaces me parecen extraordinarios.
Saludos

imaging68 dijo...

He leido algo de él... pero soy incapaz de recordar su título.. Me voy ya a la wiki. Y me apunto este.
Un beso

Nayara dijo...

Yo voy a empezar a leerlo un día de estos.Parece interesante...
Besos:
Nayara

MONICA dijo...

Me ha gustado mucho tu sugerencia de este libro, se aprende tanto, para compartir y leer a solas también. Lo leí hace tiempo y pasados unos años me encontré con esta historia en un teatro infantil del que salí feliz :D
un abrazo y buen fin de semana.

La Dama Se Esconde dijo...

Pepe, echaré un vistazo a ése y otros reproductores de música porque quiero poner uno aquí. Pero será un día con tiempo y con ganas. Gracias de todas maneras por la advertencia porque esas cosas cansan bastante.

De los artículos, a mi me encantó el planteamiento que tiene como viajero.

Biquiños

La Dama Se Esconde dijo...

Imaging, yo soy un desastre para recordar títulos o argumentos. Por eso utilizo este blog como anexo a mi frágil memoria.

Biquiños y buen fin de semana.

La Dama Se Esconde dijo...

Nayara, espero que te guste MUCHO MUCHO.
Biquiños

La Dama Se Esconde dijo...

Mónica, la verdad es que me gusta este tipo de literatura, apta para todos, como un cuento con sus ilustraciones y además te invita a reflexionar y a compartir.
Biquiños y muy buen fin de semana.

xabipop dijo...

Me lo anoto, tiene muy buena pinta.

Buen finde

Conciencia Personal dijo...

Cómo olvidar al gato negro, grande y gordo : Zorbas, es uno ícono de la literatura de cuentos....Hermoso, tierno. Sepúlveda siempre comprometido con la ecología. He bebido sus libros. El viejo que leía novelas de amor, uffff..
Hace poco terminé de leer Patagonia Express.

Con especial cariño el cuento que mencionas, fue de las primera reseñas que hice en mi Conciencia Personal... y creo que un italiano la llevó al cine...

besos, Monique.

La Dama Se Esconde dijo...

Xabipop, creo que es de esas lecturas que nos hacen pensar y al acabar te deja ese regustillo de cuando descubres algo bonito. Se te queda una sonrisa en la cara.
Biquiños y a recuperarse del todo.

La Dama Se Esconde dijo...

Monique, gracias a tu recomendación empecé yo por este libro, porque al que le tenía ganas era a Patagonia Express. Y ya ves lo muchísimo que me ha gustado.
Gracias de nuevo y muchos besos desde el otro lado del charco.