lunes, 14 de mayo de 2018

El mundo en moto con Ewan McGregor + Causa limeña


El mundo en moto con Ewan McGregor


A veces no podemos largarnos sin más a vivir intrépidas aventuras por países lejanos y exóticos. A veces quisiéramos marcharnos muy muy lejos. A veces quisiéramos llevar el tipo de vida que llevan otras personas, lanzadas, atrevidas, dispuestas a afrontar retos y obstáculos.

Una opción es sentarse cómodamente en casa. Sé que no suena muy motivante, pero está al alcance de cualquiera, sin necesidad de atracar un banco o disponer de un año sabático. Y aquí va una propuesta con la que me lo he pasado en grande.


Miniserie documental de 7 episodios que sigue a los actores Ewan McGregor y Charley Boorman en moto viajando por todo el mundo. En su largo trayecto recorrieron Francia, Bélgica, Alemania, República Checa, Eslovaquia, Ucrania, Rusia, Kazakstán, Mongolia, Siberia, Alaska y Canadá para llegar tres meses después a su destino final: Nueva York.

Adoro a Ewan, y desconocía a su compañero de reparto y amigo. Me he reído, lo he sufrido, me he visualizado subida a una de esas grandes motos, aunque si tengo que ser sincera soy más del estilo del coche-escoba.


A destacar su paso por Ucrania, en la casa del mafioso, guitarra y kalashnikov en mano. Tronchante.

Mongolia y sus peculiaridades gastronómicas y culturales. Eternas sonrisas y cordialidad.

Huir de las adversidades, un planteamiento vital que en este tipo de experiencias no parece ser de demasiada utilidad.

 

 Empieza con un tema de Stereophonics, y desde este enlace puedes acceder a la serie completa. Que la disfrutes!

Título original Long Way Round. Dirección David AlexanianRuss Malkin. Guion David Alexanian, Russ Malkin, Charley Boorman, Ewan McGregor. Música Rupert Gregson-Williams. Fotografía David Alexanian, Russ Malkin. Reparto Ewan McGregorCharley Boorman. Reino Unido 2004, 315 min.


Sin cruzar fronteras, en Vigo, puedes disfrutar de mezclas de sabores sorprendentes y deliciosos.

Causa limeña: papa andina mojada, ventresca de bonito y mayonesa de cilantro acevichada y aguacate.



lunes, 7 de mayo de 2018

Cicatriz + El pasado + Beach House

Cicatriz

Sonia conoce a Knut en un foro literario de internet y, a pesar de la distancia que los separa, establece con él una particular relación marcada por la obsesión y la extrañeza. Esta obra es una reflexión sobre la sociedad de consumo, la sumisión y el poder, la anulación del deseo y la carnalidad, el refugio de la infancia, la fantasía como alternativa, la culpa y la expiación, la escritura y la vocación literaria.

Nº de páginas: 200 págs.
Editorial: ANAGRAMA, Barcelona 2015
ISBN: 9788433997920

El libro lo elogia Vila – Matas en una entrevista. He seguido sus recomendaciones en varias ocasiones, y al echar un vistazo a la sinopsis, me resulta atractivo.

Prosa y argumento poderosos. Diferente a mis últimas lecturas. Me ha encantado.

Por momentos, y salvando las particularidades, me he sentido muy identificada con la protagonista y ese revoltijo de contradicciones que la invaden.

Se siente admirada y alabada. Los regalos son especiales. Vida paralela a su gris realidad. Escapatoria que se va complicando.

Mentiras, alejamiento y vuelta a empezar. ¿Una relación tóxica? ¿Una persona complicada y difícil de comprender?

Alguien que cree que la vida es más que ganar dinero trabajando. Coger artículos de grandes almacenes no parece producirle ni el más mínimo remordimiento. Todo lo contrario, va perfeccionando sus estrategias, y se vanagloria de lo que puede conseguir.

Leer y escribir.

El pasado


En el blog ya he escrito sobre Nader y Simin, una separación y El viajante.


Después de cuatro años de separación, Ahmad viaja de Teherán a París a petición de Marie, su esposa francesa, para resolver los trámites de su divorcio. Durante su estancia, descubre la conflictiva relación entre Marie y su hija. Sus esfuerzos para mejorar esa relación sacarán a flote un secreto del pasado.


Se intuyen palabras no expresadas, sentimientos no compartidos. Parece que por fin se ponen de acuerdo para firmar los papeles del divorcio. Hace tiempo que cada uno lleva su propia vida en países diferentes.

Los hijos, el pasado, una nueva relación, una depresión, intento de suicidio, culpas y secretos, unos cuantos secretos.


Va hilvanando el drama con puntadas perfectas. Por momentos sentimos que no puede pasar nada más.

Drama intenso. Bien planteada la trama. Buenas interpretaciones. Conmovedora y a ratos dolorosa.

Director que bucea en las profundidades y nos arrastra.


Título original Le passé. Dirección y guion Asghar Farhadi. Fotografía Mahmoud Kalari. Reparto Bérénice BejoTahar RahimBabak KarimiAli MosaffaPauline BurletElyes Aguis,Jeanne JestinSabrina OuazaniValeria Cavalli. Francia 2013, 130 min. Festival de Cannes: Mejor actriz (Bérénice Bejo). National Board of Review (NBR): Mejor película extranjera

Un disco maravilloso para estos días casi de verano.



martes, 1 de mayo de 2018

Black is black + Los cinco y yo


Black is black

Documental sobre Los Bravos, para mí, repleto de curiosidades.


Alain Milhaud, productor y cazatalentos, les echa el ojo y firman contrato. Dirige su carrera. Graban en Londres con músicos de estudio, y más tarde un anuncio para esa bebida refrescante – la chispa de la vida -. Pronto llega la fama, el fenómeno fans y unos cuantos revuelos. Participan en tres películas. Polémica con la canción de La moto, que acababan de grabar Los Pasos. Suicidio de uno de sus componentes, Mike deja al grupo y a partir de ahí llega el declive.

El nombre, Los Bravos, surge de un supuesto concurso para que los espectadores decidan, aunque era una farsa. El músico que sustituye en los teclados sale al escenario encapuchado. Otra idea del suizo para promocionar al grupo.


España 2017, 80 min. Dirección y guion Alejandro López RiesgoFran Parra. Música Los Bravos. Fotografía Juan Tizón.

He visto la versión televisiva emitida por La2, de 55 minutos (la íntegra se está exhibiendo en festivales). Puedes disfrutarla en la web hasta el 15 de mayo.

El pasado 24 de abril muere Alain Milhaud con 88 años. Modernizó el pop español en los años 60 (Bravos, Canarios, Pop Tops). También estuvo muy activo durante los 70 (Smash, Hilario Camacho, Iceberg). Fundó la Compañía Fonográfica Española antes de centrarse en la edición musical. (Información desde la cuenta de Twitter de Diego A. Manrique).



Los cinco y yo

Toni siente que es un escritor que no escribe y un profesor que no enseña. Creció leyendo las aventuras de Los Cinco escritas por Enid Blyton, unos libros que le proporcionaban lo que la España de los años previos e inmediatamente posteriores a la muerte de Franco era incapaz de ofrecerle: diversión sin vigilancia, libertad de movimientos y cerveza de jengibre, es decir, el mundo sin límites que requería la intensidad vital de su transición a la adolescencia. A lo largo de esta novela, aquellos personajes a los que Toni tanto envidió de niño parecen convertirse en seres de carne y hueso como él, que sufre el proceso inverso y termina siendo lo que siempre deseó, uno más de ellos. Los Cinco y yo es una novela arrebatadoramente original que unas veces se disfraza de memorias de infancia y otras de inquietante ficción de denuncia para pasar de la anécdota a la sátira y de ésta a una teoría personal de la narración. Antonio Orejudo rinde homenaje y al mismo tiempo ajusta cuentas con su generación, la de los nacidos en el boom demográfico de los años sesenta, que no tuvo ningún protagonismo en la transición de la dictadura a la democracia.

Nº de páginas: 256 págs.
Editorial: TUSQUETS EDITORES, Barcelona 2017
ISBN: 9788490664049

Hace ya un año una reseña sobre este libro me acercó al autor. Encontré en la biblioteca Un momento dedescanso, y le dediqué una de esas terribles entradas compartidas para el olvido.

Ahora leo Los cinco y yo, y tampoco es que me haya quedado convencida del todo. Me ha encantado la parte que dedica a echar la vista atrás y describir la infancia y adolescencia. Comparto muchos de esos recuerdos y sensaciones: los filetes de hígado, el corte de digestión y las 3 horas de rigor antes de bañarnos. Una madre presa del miedo a no saber, que considera la desgracia más probable que un golpe de suerte. Tendencia a la anticipación de acontecimientos. Vaqueros Levi's, Lee, Wrangler y Lois. Chiquitita de Abba y El gato que está triste y azul de Roberto Carlos. Bélver Yin de Jesús Ferrero.

Otros tramos del texto me aburren. Destaco la originalidad. Reconozco que no consigo sincronía con su forma de narrar.

No sentirse lector sino un personaje más de la historia.

La magia de aquellos años de ingenuidad lectora. Entre Los Hollister y Los Cinco.




sábado, 28 de abril de 2018

Vilma y la injusticia + Zarafa + Felicidad clandestina


Cuando un día termina lleno de indignación, rabia, dolor, frustración.
Cuando he salido a la calle a protestar, a alzar nuestras voces, a soltar parte de lo que me quema por dentro.
Cuando firmo peticiones en charge.org para inhabilitar y educar.
Cuando me invade una profunda tristeza e impotencia.
Cuando la mañana siguiente comienza con asombro ante la censura y borrado por parte de Facebook de publicaciones relacionadas con la sentencia de la manada.
Entonces busco mis asideros. Me aferro a las palabras de las personas que me rodean, a sus gestos, a ese abrazo.
Traigo de vuelta a mi cabeza detalles de la semana que la han hecho bonita y especial.
Entro de lleno en una novela recomendada por Vila – Matas, una más. Cicatriz de Sara Mesa, y me identifico tanto con la protagonista.
Me centro en un nuevo proyecto de trabajo.
Escribo. Agradezco más que nunca ese halago a un relato, justo ahora.
Escucho un disco maravilloso, un grupo sueco, el penúltimo descubrimiento, Rhonda Harris.

Sonrío, me llena de ternura. Vilma siempre lo consigue. Me reconcilia, me transmite fuerza.






Zarafa

Inspirada en un hecho histórico. Maki es un niño de diez años que ha entablado amistad con Zarafa, una jirafa huérfana, ofrecida por el pachá de Egipto al rey de Francia Carlos X para que le ayude a liberar Alejandría de los invasores turcos. Maki acompaña a Zarafa en su periplo entre Alejandría y París cruzando el desierto, viajando en globo, navegando en un barco pirata, descubriendo la nieve en los Alpes, luchando contra los lobos, conociendo al rey de Francia y, a la postre, siendo perseguido y posteriormente hecho preso por un temible comerciante de esclavos. Sin embargo, Maki solo tiene una idea en la cabeza: llevar a Zarafa de vuelta a África. Para ello irá de aventura en aventura y contará con la ayuda de sus amigos: el beduino Hassan, el aeronauta Malaterre, las vacas Mounh y Sounh, la pirata Bouboulina.


Un niño que ha de cumplir la promesa que hizo, sin importarle los obstáculos con los que tropieza, ni las razones un tanto cuestionables de los adultos.


Un delicioso cuento aventurero. Un paso hacia nuestra infancia, hacia ese impulso que todo lo podía.


Una maravilla visual. Muy recomendable para quien desee disfrutar de una historia emotiva y de acción.


Francia 2012, 78 min. Dirección y guion Rémi BezançonJean-Christophe Lie. Música Laurent Perez. Web oficial

Felicidad clandestina


Editorial: El cuenco de plata - Latinoamericana, 2011.
ISBN: 978-987-1772-18-6
Nº de páginas: 160
Traducción: Teresa Arijón y Bárbara Belloc

Algunos escritores permanecen apuntados en interminables listas de lecturas pendientes y, por extrañas circunstancias, no aparece el momento de subir unos cuantos peldaños. Hace mucho que quiero leer algo de esta mujer y al fin me he puesto.

Colección de relatos. Me ha encantado. Todo. Estilo ágil, breve y conciso. Demuestra que no necesita explayarse para mostrar el interior de sus personajes. Lo próximo será una de sus novelas.


domingo, 22 de abril de 2018

Mientras haya bares + Loquillo y Trogloditas

Mientras haya bares de Juan Tallón

Juan Tallón escribe con una lógica transgresora alimentada por todos los libros subrayados a lo largo de su vida. Por estas páginas discurren la literatura, el cine o las anécdotas de personajes insólitos, contadas con el sarcasmo y la lucidez de una mirada acostumbrada a ver más allá de lo evidente. Un recorrido literario en el que Tallón muestra el oficio de uno de los mejores escritores de su generación.

Nº de páginas: 350 págs.
Editorial: CIRCULO DE TIZA, 2016.
ISBN: 9788494434068

Recopilación de textos. Uno de esos libros que te llevarías a beber unas cuantas cervezas. Que lo lees en cama un domingo por la mañana, una tarde de lluvia, esperando en el dentista. Pero, sobre todo, en bares, en terrazas con el vermut de barril y un pincho de tortilla. Y en esas noches en las que no duermes, lees.

Comparto humor, y frases escuetas. Mientras pasaba las páginas tenía la sensación de estar charlando con el autor, riéndome. Me hizo recordar muchos libros, escritores, cine. Entran ganas de leer más, mucho más.

Muy recomendable.

Un pueblo que pierde la capacidad para convocar una reunión alrededor de la barra de un bar, es un pueblo muerto. Da igual que aún tenga habitantes. Como pueblo, es un cadáver.

Tengo tendencia a pensar que todo aquel que lleva esta clase de libros en la mochila es un pez gordo. Alguien importante. No tanto en el sentido de reconocido o influyente, como de enriquecedor para gente que lo rodea. Hay lecturas que no pasan en vano, que son radiactivas, que cambian a los que están en su perímetro.

Nos pasamos la vida negando el lado de cada uno que, inevitablemente, emerge en las grandes hostias y en los desengaños. Cuando emerge, y hay testigos, estos quedan impresionados. No conocían esa parte de nosotros. No es tanto decepción lo que sienten, como sorpresa ante un descubrimiento mayúsculo.

La felicidad, que nadie sabe a ciencia cierta que es, más allá de ir golpeándose con ella a oscuras, como si fuera la arista de un mueble en una habitación sin luz, probablemente sea eso, el detalle acariciado.

Cuando me tomo un Martini, me siento más grande, más sabio, más alto. Cuando tomo un segundo, me siento superior. Cuando tomo alguno más, no hay nada que pueda detenerme. William Faulkner

Durante una etapa de mi vida usé bata para estar en casa, como George Roper.

Hacía ya tiempo que, como aquel paisano, habíamos pasado de asegurar que en este país todo está por hacer, a lamentar que en este país no hay nada que hacer. Salvo beber como en los viejos tiempos.

Me olvido enseguida de los veranos que acaban bien. Los finales tristes, en cambio, perduran, y cuando tiempo después los recuerdas, adquieren enseguida el sabor inconfundible de la prosperidad.

Nunca hay que desertar de un buen ridículo.

Ya alguien advirtió que muy pocos sueños se cumplen. El resto se roncan.

Los escritores hoy en el silencio, descubren lo invisible y después lo cuentan. Pacífico de Antonio Garriga Vela

Algunas cosas, cuando se quedan a medias, hallan su final perfecto.
La vida humana está llena de finales que nos decepcionan.

Cortázar vivía en París desde 1951, cuando el gobierno francés le concedió una beca de 10 meses para ampliar estudios. Prepara una maleta de circunstancias, aunque para quedarse a vivir allí toda la vida, y el 15 de octubre, lunes embarca en el Provence. Metidos entre la ropa, se llevó unos pocos libros, que le robarían en la Cité Universitaire, donde se alojó en los primeros meses y un solo disco. Era un viejísimo blues de mi tiempo de estudiante, que se llamaba Stack of Lee Blues, y que me guarda toda la juventud.
A veces, andando en la Vespa por el centro, me ha saltado una sensación de irrealidad casi angustiosa. ¿Qué es esto? ¿Qué hago yo aquí? Y entonces me río y se me pasa. El futuro se lo dejo a los empleados de banco y a los señores con planes de vida y ambiciones.


El disco que se lleva Cortázar como testigo de una juventud, y su colección de jazz vendida antes de partir, sumando unas cuantas casualidades de este fin de semana, me llevan a un vinilo de:


Las primeros temas de Loquillo y Sabino.
Moches de Radio 3.
Descubrir cada día una docena de canciones y cantarlas.
El instituto, amigos, horas en el bar y paseos por la Guía.
Tardes en Vinos que terminaban al amanecer.
Yo para ser feliz quiero un camión.
Muchas risas.
Conciertos de verano en Castrelos.
Loquillo acodado en la barra de un bar.
Cazadoras de cuero.
Aquel camarero tan guapo.
Bares que desaparecieron.
Locales con buena música.
Un pedacito de nostalgia.



miércoles, 18 de abril de 2018

Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho? + Diplomacia + Con todas nuestras fuerzas


Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?


Claude y Marie Verneuil, un matrimonio católico y muy conservador, tienen cuatro hijas, a las que han tratado de inculcar sus valores y principios. Sin embargo, las chicas sólo les han dado disgustos: la mayor se casó con un musulmán; la segunda, con un judío, y la tercera, con un chino. El matrimonio deposita todas sus esperanzas en la hija menor, esperando que, al menos ella, se case por la iglesia.


Cuando te plantas ante una comedia, muchas veces el único objetivo es pasar un buen rato, reírte con ganas, y olvidar todo lo que te rodea.

En este caso, yo me lo he pasado un grande. Empecé riéndome, y al poco rato ya no podía parar. Lo destaco porque no es algo habitual en mí. Mi sentido del humor, ácido, esta vez se ha rendido a un producto correcto y blandito.


Título original Qu'est-ce qu'on a fait au Bon Dieu? Dirección Philippe de Chauveron. Guion Philippe de Chauveron, Guy Laurent. Música Marc Chouarain. Fotografía Vincent Mathias. Reparto Christian ClavierChantal LaubyAry AbittanMedi SadounFrédéric Chau,Noom DiawaraFrédérique BelJulia PiatonÉmilie CaenÉlodie Fontan,Pascal Nzonzi. Francia 2014, 93 min.

Diplomacia 


El cónsul sueco (Dussollier) debe entrevistarse en el hotel Meurice con Dietrich von Choltitz (Arestrup),  el gobernador militar alemán de París, miembro de un linaje de militares prusianos muy disciplinados. La misión del cónsul consiste en convencer al general para que no ejecute la orden de activar los explosivos que harían volar los principales monumentos. Se trata de impedir que "arda París", como ha ordenado Hitler. 


Aunque todos sepamos de antemano el final de esta historia, no resta ni un ápice de dramatismo a las horas que transcurren en esa habitación de hotel.

Diplomacia apelando a la ética del alto mandatario. Rigidez disciplinaria que va resquebrajándose a medida que recibe las noticias poco halagüeñas del curso de la guerra. Entonces se abren compuertas y salen las emociones, las presiones a las que se ve sometido, y parece que por ese hueco entra algo de luz.

Se trata de salvar una gran ciudad y a miles de personas. Se trata de ganar una guerra, de sobrevivir, de ser patriota y leal.


Magníficos los actores protagonistas.

Interesante de cara a la reflexión y el debate.

Dirección Volker Schlöndorff. Guion Volker Schlöndorff, Cyril Gely (Obra teatral: Cyril Gely). Música Jörg Lemberg. Fotografía Michel Amathieu. Reparto André DussollierNiels ArestrupRobert StadloberPaula BeerBurghart Klaußner,Charlie NelsonJean-Marc Roulot. Francia 2014, 80 min. Premios César: Mejor guión adaptado. Seminci de Valladolid: Mejor director y mejor actor (Niels Arestrup)


Con todas nuestras fuerzas


Julien es un adolescente con un sueño: participar en la prueba de triatlón conocida como “Ironman”, que se celebra todos los años en Niza y está considerada una de las más duras del mundo. Pero hay un problema: Julien es tetrapléjico. Sin embargo, sabe que no es la primera vez que alguien como él se ha atrevido a hacerlo. Cuando su padre, que corrió el “Ironman” en su juventud, se queda sin trabajo, Julien hará todo lo posible y lo imposible para convencerle de que ambos participen juntos en la competición, aunque para ello tenga que provocar una auténtica revolución en su familia y poner su mundo boca abajo.


No es una buena película, ni un buen guion. Sin embargo, el día que la vi, tocó mi corazoncito, y lloré bien a gusto.



El entorno es alucinante. Y refleja de forma bastante realista las circunstancias por las que pasan muchas familias con un hijo con discapacidad. Formas diferentes de enfrentar la vida y los retos, por parte de los padres.


El colofón final es esta preciosa pieza musical. Sublime.

Título original De toutes nos forces. Dirección Nils Tavernier. Guion Laurent Bertoni, Pierre Leyssieux, Nils Tavernier. Música Bardi Johannsson. Fotografía Laurent Machuel. Reparto Jacques GamblinAlexandra LamyFabien HéraudSophie de FurstPablo Pauly,Xavier MathieuChristelle CornilFred EpaudSandra Leclercq. Francia 2013, 95 min.


domingo, 15 de abril de 2018

Un perro + Free and easy + Wislawa Szymborska


Un perro

Un relato explosivo y conmovedor en el que Alejandro Palomas recupera los personajes que conocimos por primera vez, y de los que nos enamoramos, en Una madre.
Fer sentado en la cafetería que hay junto a la casa de su madre, con la repentina aparición de Amalia, que acaba de sacar a pasear a su perrita Shirley una vez terminada la merienda que han tenido todos en su casa. Y Fer, que por no preocuparla decide mentir y no explicarle por qué está ahí solo, sin R, su perro. Pero no podrá mantener el misterio demasiado tiempo. Amalia, a pesar de su particular manera de ser, se da cuenta de todo y acompañará a Fer en su silencio hasta que decida contárselo todo. Con la noticia llegarán también sus hermanas. Y aquí es donde empieza, o mejor, se retoma, el encuentro familiar.


Nº de páginas: 336 págs.
Editorial: DESTINO, 2016
ISBN: 9788423350223

Conmueve la forma de traspasar las emociones de los personajes. Es fantástica esa intrusión en lo más hondo. Hay párrafos magníficos.

Lo cotidiano sigue siendo lo que era y el vínculo, la unidad, se mantienen intactos, pero los separa un tabique invisible de aire seco que yo no logro atravesar. Porque desde esa época hay una muesca de algo mal resuelto que nos afecta en lo que no nos decimos y también en lo físico. El contacto entre los dos es distinto, menos espontáneo. Los abrazos contados, y sí, también evitados. Somos menos lo que éramos y sí, sé que tanto ella como yo lo echamos en falta. Nos echamos de menos.
Desde que Max dejó de estar ese tabique sigue ahí. Y aunque sé que soy yo quien debería derribarlo, no puedo. Por más que lo intento no sé cómo porque para hacerlo tendría que hablar con mamá de eso que en su día, cuando debería haberlo hecho, me negué a oír y que los años han enquistado. Lo que se enquista, lo que no se perdona a tiempo. No perdoné, no supe, no me atreví.
Todavía ahora cuando nos miro, y me acuerdo de esos días difíciles, sigue sorprendiéndome hasta qué punto nos es difícil perdonar a quienes más queremos. Cuando en realidad tendría que ser al revés. Y es que a pesar de lo que aprendemos, de lo que vemos, oímos, tocamos, de lo que la vida y los años nos enseñan, es imposible evitar que siga siendo el perdón, o su ausencia, la medida del amor. Cuanto más queremos, más cuesta perdonar, porque el miedo al dolor repetido es también mayor, y porque cuando alguien muy querido nos falla la vida se derrumba entera. El niño que, ahí dentro se queda desnudo, y todo duele más.

Lo suelta así a bocajarro, porque no sabe modular las verdades. Está tan acostumbrada a no contar nada que, cuando lo hace, habla de resultados, no de procesos.

No me cabe duda de que el escritor tiene o ha tenido perro. Una parte esencial para esa familia.

Me ha gustado, pero del argumento yo quitaría algo de intensidad dramática.

Free and easy



En una desolada ciudad china, se produce un crimen que enfrenta a sus extraños habitantes entre sí con resultados tragicómicos.

Le regala un jabón y al olerlo cae  fulminado. Barato método para robar a las víctimas. Se encuentra a un monje budista que le ofrece un amuleto a cambio de un donativo. Tal vez juntos formen un buen equipo.


Tengo un sentido del humor muy diferente al de este director. Una propuesta curiosa, que no logra interesar demasiado. De ritmo pausado y expresividad limitada, la olvidaré en breve.

Dirección y guion Geng Jun. Música Second Hand Rose Band. Fotografía Wang Qeihua. Reparto Xu GangZhang ZhiyongXue BaoheGu BenbinZhang XunYuan Liguo. China 2017, 97 min. Festival de Sundance: Premio Especial del Jurado - Drama (World Cinema)



«Cuando pronuncio la palabra Futuro,
la primera sílaba pertenece ya al pasado.
Cuando pronuncio la palabra Silencio,
lo destruyo.
Cuando pronuncio la palabra Nada,
creo algo que no cabe en ninguna no-existencia».

Wislawa Szymborska



miércoles, 11 de abril de 2018

Corazones rebeldes + Presentación de Salvaje Oeste de Juan Tallón


Corazones rebeldes

Suena Should stay or should I go. La canta una mujer de 92 años. Me quedo pegada. A partir de ahí, humor, energía, ganas de vivir, y, sobre todo, pasión por la música.


Documental sobre los  integrantes de un veterano coro de Nueva Inglaterra, que interpretan canciones pop y rock. Se anuncian como “Mayores portándose mal”, residen en Northampton (Massachussets) y forman el Young@Heart, un coro que no se parece a ninguno: sus componentes son jubilados entre los 75 y los 93 años. Se suben llenos de entusiasmo a escenarios de todo el mundo (con excelentes críticas) para versionear a The Clash, Ramones, Talking Heads, Radiohead, Sonic Youth, Coldplay...

 Ensayando Schizophrenia de Sonic Youth. Desconcierto inicial, seguido de incomprensión del texto. Un reto.

La salud, o más bien, la falta de salud, el único obstáculo, y a veces ni eso, para acudir a las citas del coro.


En caso de producirse la muerte de uno de sus miembros, siguen adelante, en homenaje al que se fue, porque es lo que esa persona querría. Les reconforta cantar juntos.

Entre risas hablan sobre la extremaunción.


Sin duda, una buena dosis de optimismo, vitalidad y ganas. Es de esas historias que te reconforta con el avance de los años. Maravillosa. Muy recomendable.

Momento mágico.


 Título original Young At Heart. Dirección y guion Stephen Walker. Fotografía Ed Marritz. Reino Unido 2007, 109 min. Web oficial



Presentación de Salvaje Oeste de Juan Tallón


Sala vacía. Faltan 30 minutos para empezar. Un error en prensa y editorial. Un despiste propio por pasar olímpicamente del cartel de la entrada. Un paseo. Volvemos.
Ensimismada escuchando a Juan Tallón y a Inma López Silva. El poder, las élites, cómo viven en un planeta propio, alejado de la realidad, e inmerso en el universo de la macroeconomía y negocios muy suculentos.
Periodista como testigo, como ojo avizor. Grandes medios como colaboradores de las altas instancias.
Una novela para quienes no estamos conformes con esta política, o hastiados y más que hartos.

Humor e ironía. 


Parece que esto no va a cambiar. En 10 años tal vez sigamos igual, o casi. Mientras, disfrutemos, de momentos como éste, de gente con mucho que contar, de la risa, de la amistad, de las sorpresas… Es que no se puede ser más ingenua. Hago la foto de la firma de un libro que unos minutos más tarde, con unas cervezas y empanadillas deliciosas, me regalan. Era para mi!!!!! Y yo allí delante, sin enterarme de nada.

Una tarde estupenda.


domingo, 8 de abril de 2018

Partir de Lucia Baskaran


Una reseña muy sugerente de @xpgigirey. Una editorial que hasta ahora me ha dejado siempre con muy buenas sensaciones, y además mima sus productos. Es un verdadero placer tener en mis manos sus libros de tapa dura y portadas que me susurran, leéme. Lo encuentro en la biblioteca y me lo traigo a casa.

Casi de un tirón he legado al final. Si me dejo llevar lo termino el mismo día que lo empecé.



Partir es una historia sobre la juventud, sobre cómo matar la ingenuidad postadolescente y morir un poco, para luego resucitar hermosos. A través de la protagonista, la autora nos sumerge en un relato descarnado en primera persona. Desde sus personajes —jóvenes locos, temblorosos, que quieren descubrir el mundo y hacerlo estallar en pedacitos— hasta sus escenarios —Madrid, París, el ambiente universitario, ese sabor fresco, moderno, duro y urbano—, la historia va tomando fuerza y realidad y nos invita a seguir leyendo con miedo y emoción.  Un libro comparable, entre otros, a La campana de cristal, de Sylvia Plath, o a las primeras novelas autobiográficas de Amélie Nothomb.

208 páginas, encuadernación cartoné
Expediciones Polares; abril de 2016
ISBN: 978-84-944149-6-1

Lucía Baskaran (Zarautz, 1988) es redactora en el magazine Kulturaldia, columnista en el periódico Diagonal y feminista radical. Con 17 años huyó a Madrid para formarse como actriz. En 2009 puso en marcha su primer blog, “La loca del pueblo”, donde escribía sobre todo aquello que le interesaba, sin orden ni censura. Años más tarde regresó a su Zarautz natal con una bonita crisis existencial y pasó por varios trabajos, pero nunca dejó de escribir. Partir es su primera novela y quedó finalista en el premio Herralde de Novela 2015. Actualmente vive entre Donostia y Barcelona.

De estilo ágil, sin esconderse, directa al grano. Te lleva al inicio de la independencia, a los años de universidad lejos de la familia. Al querer comerte el mundo.

De forma paralela vivimos un presente ya más “adulto”, repleto de vacíos y desgana, de deseo perdido por el camino, de abrazos que no son suficientes.

Rotunda, desoladora y vital. Romperse para rehacerse.

Lo bueno de las redes sociales es que puedes elegir ser quien tú quieras ser. Yo he elegido ser más cretina de lo que realmente soy porque ser un poco cretino (no demasiado) te da cierta popularidad. Tengo más de mil seguidores en Twitter que es mejor que tener amigos, porque a tus seguidores no tienes que llamarlos ni escuchar sus penas.

Creo que cuando la gente piensa en tener hijos sólo piensa en bebés inofensivos y no en un posible futuro granujiento cabrón.

La culpa es un sentimiento inútil que solo daña a la persona que lo siente. La culpa también es una forma moderna de redención. Como te sientes culpable, y eso te ha producido dolor, te crees con derecho a volver a cometer el mismo error. Ya has pagado por tus pecados.

Para él era demasiado doloroso decirle a la gente que su hija era camarera, por esa extraña manía de confundir el verbo ser con la forma de ganar dinero.



martes, 3 de abril de 2018

Velvet Goldmine + Tres recuerdos de mi juventud

Velvet Goldmine


Londres, años setenta. Brian Slade es un joven que rompe con el movimiento hippy y se convierte en el principal exponente de lo que se dio en llamar el glam rock.

Aunque lo que están a punto de ver es una obra de ficción, debería ser reproducida con el volumen a tope

 

 Interesante banda sonora con canciones compuestas para la ocasión, versiones y clásicos. Historia desde la ficción donde podemos reconocer a algunas de las figuras de la época. Cambios musicales, formas llamativas de vivir desde el escenario (simulando incluso un asesinato) y provocación llevaba al límite.


Gustará a algunos fans de la música glam, y evocará sensaciones de rebeldía, con sonidos ya distantes y puesta en escena recargada. 



Me divierte ver el aspecto del personaje encarnado por Ewan McGregor.

- Queríamos cambiar el mundo y solo cambiamos nosotros.
- ¿Y eso es malo?
- No lo es si pasas del mundo.


Película que dejaría dentro de las que clasifico como curiosidades.


Dirección Todd Haynes. Guion Todd Haynes, James Lyons. Música Carter Burwell. Fotografía Maryse Alberti. Reparto Jonathan Rhys MeyersEwan McGregorToni ColletteChristian BaleEddie Izzard,Emily WoofMichael Feast.  EE UU 1998, 123 min.

 

 Tres recuerdos de mi juventud

Con la siguiente sinopsis está casi todo contado.


Paul Dedalus deja Tayikistán recordando su infancia en Roubaix, las locas crisis de su madre, el vínculo que le unía a su hermano Ivan, niño piadoso y violento. Él recuerda sus 16 años, a su padre, viudo inconsolable, el viaje a la URSS donde una asignación clandestina le llevaría a ofrecer su propia identidad a un joven ruso. Recordará también sus 19 años, su hermana Delphine, su primo Bob, de sus escapadas con Pénélope, Mehdi y Kovalki, el amigo al que tuvo que traicionar. Sus estudios en París, el encuentro con la doctora Behanzin, su vocación inherente para la antropología. Y, sobre todo, Paul se acordará de Esther. El corazón de su vida.



No me resultó aburrida, tampoco interesante. No me emocioné, y eso que hay motivos. Hay unos cuantos detalles que me alejan. Creo que la olvidaré pronto.


Título original Trois souvenirs de ma jeunesse. Dirección Arnaud Desplechin. Guion Arnaud Desplechin, Julie Peyr. Fotografía Irina Lubtchansky. Reparto Mathieu AmalricQuentin DolmaireLou Roy-LecollinetAndré Dussollier,Dinara DrukarovaCécile Garcia-FogelFrançoise LebrunIrina Vavilova,Olivier RabourdinLéonard Matton. Francia 2015, 123 min.