jueves, 26 de marzo de 2009

El lector


Soy muy cautelosa ante las adaptaciones cinematográficas de obras literarias. Temo a la decepción si el texto me ha gustado. Intento no leer el libro justo antes de ver la película. Generalmente pierde partes fundamentales y con ellas cierto encanto. Además está la propia imagen que nos hacemos mientras leemos, que no tiene porqué corresponderse con la visión que le da un director o unos actores.

Empecé el año totalmente fascinada con el libro (enlace) y me resistía a ir al cine. Finalmente el pasado domingo fui a verla y, a pesar de tanta reticencia, he de decir que no me defraudó.



TÍTULO ORIGINAL The Reader
DIRECTOR Stephen Daldry
REPARTO Kate Winslet, David Kross, Ralph Fiennes, Bruno Ganz, Lena Olin, Alexandra Maria Lara, Linda Bassett, Susanne Lothar, Matthias Habich, Ludwig Blochberger, Volker Bruch, Hannah Herzsprung
GUIÓN David Hare (Novela de Bernhard Schlink)
MÚSICA Nico Muhly
FOTOGRAFÍA Chris Menges, Roger Deakins
EE UU – Alemania 2008, 123 min.
Oscar a Mejor actriz y Globo de Oro Mejor actriz secundaria (Kate Winslet)

Un adolescente mantiene una apasionada relación con una mujer que le dobla en edad. Iniciación sexual que se entremezcla con lecturas en voz alta y un inolvidable viaje. Ella desaparece sin aviso previo, ni explicaciones; y años más tarde vuelven a coincidir. Entonces él descubrirá el terrible pasado de Hanna.


Supongo que conocer el libro amplia mi visión sobre la trama y le da mayor profundidad. Detalles sutiles como los rituales de la protagonista en la primera parte, (los baños o ponerse unas medias) se diluyen en la película. También pierde fuerza la lucha de sentimientos encontrados (amor – odio, culpa – inocencia, comprender – olvidar...). Por otra parte, sobresale la magnífica interpretación de Kate Winslet. Va ganando a medida que avanza el metraje. Uno de los momentos cumbre es cuando ella empieza a recibir las grabaciones y, paralelamente, vemos como él selecciona las obras y lo prepara todo.

Probablemente la mejor opción sería invertir el proceso que yo he seguido, y ver primero la película.




6 comentarios:

troyana dijo...

Pues en este tema estoy de acuerdo con Gata Vagabunda,al afirmar que película y libro son dos cosas distintas y diferenciadas y como tal se han de valorar por separado.Por mucha inspiración que reciba la película de la novela,la película es una obra distinta con un cread@r particular que ofrece un producto nuevo con "alma" propia.
En mi caso, no he leído la novela,así que sólo valoro la película, y me sigue pareciendo uno de los títulos más interesantes que he visto recientemente.La interpretación de Winslet es de oscar y la de sus compañeros de repartos igualmente dignas de mención y reconocimiento.
En cuanto a la trama,me pierden los amores malditos y a menudo destinados al fracaso.
biquiños

La Dama Se Esconde dijo...

Troyana, en este caso yo no he podido disfrutar de forma tan diferenciada ambos contextos. Ese es el motivo por el que evito este tipo de situaciones: no acostumbro a leer, y casi de inmediato ver la adaptación. En mi memoria, inevitablemente está la fuerza del texto (es que es realmente magnífico). El poder de la palabra fomenta la fantasía. El poder de la imagen hace soñar.

Me da mucha rabia, y no es el caso, que alguien destroce una historia al llevarla al cine... Creo que es inevitable establecer relaciones entre el origen y la consecuencia.

Música, literatura y cine forman un excelente equipo, pero no siempre cada parte es digna del resto de la compañía. Y ese es mi temor.

En resumen, el libro es una joya y la película es espléndida. Kate Winslet es maravillosa.

Biquiños

Pepe del Montgó dijo...

Vale la pena ver la película, por su interpretación y como no he leido la novela no puedo comparar. A la película puede que le sobre algo de dramatismo.

La Dama Se Esconde dijo...

Pepe, el libro nos permite acercarnos a todo lo que le va pasando por la cabeza al protagonista, desde la fuerte atracción del adolescente, hasta el gran impacto que sufre cuando la ve en el juicio. Es él quien nos cuenta la historia. Eso es muy difícil de transmitir en el cine. El dramatismo de la novela es toda la lucha interior. Es haber amado a una mujer capaz de semejantes actos y a partir de conocer los hechos, asumirlos y rehacer toda su carga emocional.

Biquiños

Conciencia Personal dijo...

Me urge verl a película, al tercer mundo aún no llega...

De vuelta, mucho trabajo....

besos, Monique.

La Dama Se Esconde dijo...

Monique, tengo ganas de saber tu opinión cuando la veas, ya que ambas partimos de la lectura previa.

Biquiños