jueves, 5 de marzo de 2009

Veinticuatro horas en la vida de una mujer – Stefan Zweig

«-¿Usted no encuentra, pues, odioso, despreciable, que una mujer abandone a su marido y a sus hijas para seguir a un hombre cualquiera, del que nada sabe, ni siquiera si es digno de su amor? ¿Puede usted realmente excusar una conducta tan atolondrada y liviana en una mujer que, además, no es ya una jovencita y que siquiera por amor a sus hijas hubiese debido preocuparse de su propia dignidad?»

A partir de la repentina huída de una mujer casada con un joven, se desencadena una acalorada discusión sobre este dilema moral. Y una anciana inglesa, que escucha con mucho interés, confesará, ante un único espectador, una experiencia que marcó su vida.

Con una prosa brillante asistimos a un pormenorizado relato de lo sucedido en el transcurso de un día. Esplendida reflexión sobre el complejo comportamiento humano que, a pesar de regirse por normas estrictas, en ocasiones se deja llevar por un impulso más poderoso que su propia voluntad.

La fuerza de la pasión que irrumpe de pronto, incluso cuando pensamos que está todo bajo control y que nada nos va a sorprender. A veces unos minutos son suficientes para derrumbar todas nuestras defensas…

8 comentarios:

Pepe del Montgó dijo...

Mi padre tenía varias obras de Stefan Zweig que al principio yo no entendía. Ya más adelante descubrí los análisis que hacía de sus personajes y me gustó "Novela de ajedrez".

La Dama Se Esconde dijo...

Pepe, se aleja de la literatura a la que estoy más acostumbrada, pero reconozco que su prosa y su capacidad de descripción de las emociones de la mujer protagonista es realmente impresionante.

Buen fin de semana

Alí Reyes H. dijo...

Insisto mi Dama, esa novela es muy buena,no lo pongo en duda porque la leí y disfruté. Pero todavía no ha leído lo mejor de Stefan Zweig que se llama "UNA CARTA"

Nota: Lo dicho por Pepe en cuanto a lo bueno de "Una partida de Ajedrez" es cierto, esta última es mejor que Carta a una desconocida y mejor que 24 horas en la vida de una mujer, pero todavía no puede superar a "Una Carta"

La Dama Se Esconde dijo...

Alí, lo cierto es que me fui a la biblioteca con la idea de buscar el libro que contiene Una carta, pero no estaba, y al ver éste, me lo traje. Y me gustó. Pero volveré sobre el autor y leeré lo que me recomiendas. Ahora toca un cambio, porque prefiero variar y estoy con un escritor que me gusta mucho. Gracias por la idea, gracias por insistir.

Biquiños y buen fin de semana

xabipop dijo...

Tengo ganas de incarle el diente. De Stefan Zweig tengo un par de éllos, mi favorito por supuesto: "Carta de una desconocida", ya sabes, la novela que llevó al cine magistralmente Max Ophüls.

Muxus.

La Dama Se Esconde dijo...

Xabi, acabo de ver Carta de una desconocida (China, 2004), con ese toque exótico y sin tregua a la censura. Me gustó bastante. Y, sin poder evitarlo, me fui a la biblioteca a por la de Max Ophüls, que me volvió a encantar. Y resulta muy curioso ver ambas adaptaciones, en épocas y lugares tan diferentes, pero con ese fondo de amor no correspondido, y entrega total a un hombre.

Y entonces decidí volver a la biblioteca a por algo de Stefan Zweig, tantas veces referenciado, pero del que no había leído nada. Y solamente apareció este breve e intenso texto, que me ha cautivado.

Buen fin de semana

eva dijo...

otro más para la lista de libros, ¿tú sabes que ller es mi pasión?
biquiños

La Dama Se Esconde dijo...

Eva, el mundo de los libros es tan mágico como el del cine. Nos permite adentrarnos en otros universos, en otras épocas, en personas muy diferentes a las que nos rodean... Creo que nos enriquece mucho, y, sobre todo, nos entretiene.

Biquiños