martes, 31 de marzo de 2009

Mil espejos

Trepa por mi cuerpo y dame de comer,
dime que estoy muerto, que no nos pueden ver.
haz un ruido en mi alma, déjate vencer,
ahora hay nieve en tus manos
y en tu voz ya no hay dolor.

Y aunque estés muy equivocada
y aunque tú ya no estés,
en mi cuerpo hay mil espejos donde yo por donde yo te puedo ver

Cuando nadie era nada,
cuando el ruido era vital,
cuando un beso era un juego,
cuando el juego era matar,
cuando era muy sencillo y podías distinguir,
cuando en tu cuerpo había nidos
que yo podía destruir,
cuando intuías algo sucio
imposible de explicar,
cuando tus ojos preguntaban estamos donde queríamos estar

Mil espejos - Nudozurdo



Toneladas de canciones pasan sin apenas rozarnos. Engullimos música, sin saborearla. Internet nos lo pone tan fácil. Es como entrar en una gigantesca tienda y coger docenas de CDs. Dispersión. Ya no consigo memorizar la letra, confundo nombres, es una carrera sin meta.

No es frecuente. Ya no es lo habitual, pero de pronto esa oscura densidad, un bajo que marca el ritmo, una cadencia que va creando esa atmósfera, me hace frenar en seco y ESCUCHAR. Probablemente será una presencia más bien fugaz; pero aquí estoy dándole vueltas a esta canción que me ha atrapado por completo.

Entrevista

Myspace

4 comentarios:

Conciencia Personal dijo...

Querida amiga:

Días de intenso trabajo. Al hombre de los espejos también lo encontré en la feria: Jorge Luis Borges...

Besos alegres, monique.

Thabitha dijo...

Entre la infinidad de estímulos que recibimos cada día y que pasan desapercibidos, a verces se escapa uno que nos toca la fibra, por la música, por la letra, por la voz... por lo que sea.
Gracias por descubrirme un nuevo grupo. Me ha gustado.
Biquiños

La Dama Se Esconde dijo...

Monique, qué alegría verte de nuevo por la red. Leí ya tu fantástica segunda parte del diálogo con libros y ya te contesto.

Biquiños

La Dama Se Esconde dijo...

Thabitha, ésa es mi canción favorita del disco, pero en conjunto me parece realmente bueno. Cuidan mucho las letras, algo que es de agradecer. Y la parte instrumental suena a referencias maravillosas. Esta semana creo que va a sonar a menudo en mi mp3.

Biquiños