domingo, 29 de marzo de 2009

Francis Ford Coppola


Ya eres un gran chico (1966)

Niño mimado que se marcha de la casa paterna, se enamora de una actriz y abandona una prolongada adolescencia.

Fue su proyecto de fin de carrera, de muy bajo presupuesto y con toques autobiográficos.





Llueve sobre mi corazón (1969)

Una mañana ella se levanta muy temprano y se marcha. Va en coche sin rumbo. Se encuentra con un autostopista. Él era un prometedor jugador de rugby, hasta que un golpe trunca todas sus ilusiones.

Coche familiar que va por la carretera, los cristales mojados:

“La gente de lluvia es gente hecha de lluvia. Cuando lloran desaparecen totalmente porque se deshacen llorando.”

Asfixiante y angustiosa huída.

Entrevista muy jugosa (enlace):
`El deseo de un hombre siempre debe exceder a lo que pueda abarcar su mano. En caso contrario, ¿para qué sirve el cielo?'"

"A Hollywood le gustan los refritos. En realidad, eso es todo lo que sus directores saben hacer. A ellos ya no se les permite hacer películas, se les da todo hecho. Incluso cuando no se trata oficialmente de un refrito, la película se inscribe en alguna fórmula que ellos piensan que hará dinero. “

Un hombre de familia

HACE UN AÑO: 25 discos

6 comentarios:

xabipop dijo...

Pues no conozco ninguna de las dos, "Llueve sobre mi corazón" ha despertado más mi interés, me gusta el cartel. ¿La has visto?...

Alí Reyes H. dijo...

Me aparto del texto para comentar tu entrada de "El Lector".

Es sorprendente que la adaptación la juzgues tan buena que recomiendes primero ver el film. Gracias por el dato, Hay que buscar esa pel{icula como sea.

Pepe del Montgó dijo...

"Llueve sobre mi corazón" es un dramón de cuidado con tintes de análisis psicológico. Despues ver "Ya eres un gran chico" para desintoxicar. Ambas un poco pasadas. Saludos

La Dama Se Esconde dijo...

Xabi, ambas las acabo de ver en TCM (un canal temático de cine que mi operador de TV-teléfono-internet, nos ofrece de forma gratuita temporalmente). La primera la desconocía por completo, y como proyecto de fin de carrera, todavía tiene una explicación. Méritos porque la firma Coppola, yo no se los veo. Pero también hay que tener en cuenta la época....

Llueve sobre mi corazón la vi hace muchos años y ahora la reviso. Angustia y asfixia, es la mejor definición. La mujer huye de si misma y de su matrimonio, pero con muy poco criterio. El chico con retraso mental, tras un accidente, pasa de ser un ídolo al hazmerreír de todos. Es excesiva y con ciertos toques de un Coppola todavía muy principiante. Probablemente un juego experimental.

En mi opinión, dos curiosidades, pero con poco atractivo. Lo mejor es ver ese punto de partida de este director, en dos obras muy personales.

Biquiños

La Dama Se Esconde dijo...

Alí, probablemente mi visión al haber leído el libro es muy diferente a la de las personas que no lo han hecho antes de ver la película. Partimos de la idea de que el libro me encantó. Y la película creo que tiene puntos fuertes y es muy buena.

Besos

La Dama Se Esconde dijo...

Pepe, el análisis psicológico será más bien para los espectadores. Lo demás, aunque con una historia muy rebuscada, creo que es demasiado simple. Mujer que huye de las responsabilidades de su matrimonio y quiere echarse una canita al aire. Y hombre ingenuo que como deportista era idolatrado y ahora solamente sirve para barrer hojas secas. La parte final, con el policía, es lo peor y con diferencia.

Lo dicho, curiosidades de los inicios del gran Coppola.

Biquiños