domingo, 1 de marzo de 2009

RKO 281


TITULO ORIGINAL RKO 281: The Battle Over Citizen Kane (TV)
DIRECTOR Benjamin Ross
REPARTO Liev Schreiber, James Cromwell, Melanie Griffith, Brenda Blethyn, Roy Scheider, John Malkovich, Liam Cunningham, Fiona Shaw, Anastasia Hille
GUIÓN John Logan
MÚSICA John Altman
FOTOGRAFÍA Mike Southon
EE UU 1999, 87 min.


Considerado un niño prodigio, llega a Hollywood Orson Welles, tras su éxito teatral y la conmoción causada con la representación radiofónica de "La guerra de los mundos". A sus 24 años se enfrenta al reto de realizar su primera película, bajo unas expectativas descomunales. Es invitado a una cena en el castillo del magnate de los medios de comunicación, William Randolph Hearst, y será ahí donde encuentre la inspiración para el guión de Ciudadano Kane.

En un principio se realiza para la televisión por cable, producida por Ridley y Tony Scott, obteniendo unas excelentes críticas en Estados Unidos, y posteriormente en Europa se estrena en las salas de cine.

Curiosidades sobre la creación de la que para muchos es una de las mejores películas. Y de pronto te entran unas ganas incontenibles de volver a ver Ciudadano Kane, y apreciar esas tomas especiales, esos guiños del guión.


No me resisto a dejar ese trailer maravilloso, original, y sin necesidad de hacer un resumen, a veces demasiado amplio, a veces demasiado indiscreto.




Orson Welles en wikipedia


HACE UN AÑO: Sophie Scholl: los últimos días / Persépolis

2 comentarios:

xabipop dijo...

Pues mira, curiosamente yo siempre digo que, a apesar de lo que la película significa para la historia del cine, yo nunca seleccionaría Ciudadano Kane entre mis favoritas. Supongo que una película además de lo que significa tiene que cautivarte abiertamente y ésto todavía no me ha sucedido con esta gran película...

Muxus

La Dama Se Esconde dijo...

Xabi, yo soy muy variable con mis listas de preferencias, pero tampoco estaría ésta dentro de lo más alto de las mías. Aparte de lo meramente técnico está el corazoncito de ada uno, lo que nos llega o no; y es muy subjetivo.

Biquiños