martes, 19 de agosto de 2008

Dejad de quererme



TITULO ORIGINAL Deux jours à tuer
DIRECTOR Jean Becker
GUIÓN Jean Becker, Eric Assous, Jérôme Beaujour (Novela: François d'Épenoux)
REPARTO
Albert Dupontel, Marie-Josée Croze, Pierre Vaneck, Jean Dell
Francia 2008, 85 min.
Web oficial


Principio demoledor que genera una complicada situación socio-familiar, de muy difícil retorno. Ejecutivo publicitario de éxito, casado, con dos hijos y un perro, que vive en una preciosa casa a las afueras de París. Aparentemente lo tiene todo para ser “feliz”. Cumple 42 años y decide romper con su vida actual. Vende su parte del negocio a su socio y comienza un proceso destructivo. Actitud desafiante y diálogos repletos de ofensas que hieren brutalmente a sus seres queridos y humillan, en plena fiesta de cumpleaños, a cada uno de sus amigos. Huída desesperada, ¿hacia dónde? Nadie comprende su comportamiento. Dice estar aburrido de todo.

¿Por qué una persona, de pronto, se vuelve tan irascible? ¿Cómo es capaz de ser tan cruel, incluso con sus hijos? ¿Hay algo que realmente pueda justificar semejante reacción? Egoísmo, cobardía…

Si tienes intención de verla y no eres de los que lo quiere saber todo antes de entrar en la sala del cine, NO VEAS el trailer, destripa parte del encanto.

¿Qué buscamos cuándo estamos al límite? ¿Lo compartimos con las personas que nos rodean y nos quieren, o creemos que podremos con todo? ¿Toleramos que nos vean sufrir?

Me ha impactado la historia y sobre todo me ha conmovido y me ha hecho reflexionar sobre las debilidades y las formas de afrontar tan dispares que podemos adoptar para salir de situaciones al límite. ¿Puedes realmente llegar a provocar que dejen de quererte?

Seguiré los pasos de este gran director, porque me han encantado todas las películas que he visto.

4 comentarios:

imaging68 dijo...

Escuche comentarios sobre la película. El tuyo me anima a verla.
Uno siempre encuentra razones para dejar su vida por muy ideal que sea. Y otras tantas para quedarse con la que tiene aunque no le guste. El tomar la valiente decisión es lo difícil.
Un besazo
(Un placer que estés agosto por aquí, y que pases por mi ventana.)

La Dama Se Esconde dijo...

Hay momentos en los que me gustaría salir corriendo, sin mirar atrás. Admiro sobre todo a esa gente que un día se levanta y cambia por completo su vida. Pero sería incapaz de desaparecer. Hay demasiadas personas y cosas buenas aquí. Lo negativo es lo que hay que “domar”, cambiar o intentar solucionar. Con el juego de la balanza, siempre pesa el arraigo y mi gente.

Yo también me alegro mucho de que estés ahí en este mes de agosto.

BIQUIÑOS

troyana dijo...

La he visto hoy y me ha gustado mucho,porque desde luego es todo menos previsible.El inicio arranca de la insatisfacción,y cuando crees estar delante de una crónica de crisis personal tipo "Revolutionary Road" de repente,el desenlace sorprende,rompe y al mismo tiempo enlaza y hace encajar perfectamente la historia.
biquiños

La Dama Se Esconde dijo...

Troyana, al volver aquí la recuerdo con mucho cariño. De este director me gusta todo lo que he visto. Si no la conoces, te recomiendo La fortuna de vivir.

Biquiños