viernes, 1 de agosto de 2008

Cuentos de la luna pálida de agosto

Podría ser intencionado empezar el mes con este título; pero se debe a la más simple de las casualidades (aunque reconozco que me encanta que haya sido así). Estaba ahí, en reserva, para verla en cualquier momento, y le ha tocado su turno. Otra de esas maravillas que en tiempos aparentemente remotos pudimos ver en la programación de La2. Apenas recordaba varias imágenes, pero seguro que en esta ocasión la he disfrutado mucho más y he sabido apreciar los pequeños detalles.



TITULO ORIGINAL Ugetsu monogatari
DIRECTOR Kenji Mizoguchi
REPARTO Masayuki Mori (Genjurô), Machiko Kyô (Lady Wakasa), Kinuyo Tanaka (Miyagi), Saka Ozawa (Tôbei), Ikio Sawamura (Genichi), Mitsuko Mito (Ohama), Kikue Môri (Ukon), Ryosuke Kagawa, Eigoro Onoe, Saburo Date, Sugisaku Aoyama, Reiko Kondo, Shozo Nanbu, Kozabuno Ramon.
Japón 1953, 96 min.
GUIÓN Matsutaro Kawaguchi & Giren Yoda, basado en los relatos "Asaji Ga Yado" y "Jasei No In Akinari Ueda" sobre una leyenda del siglo XVI.
MÚSICA Fumio Hayasaka
FOTOGRAFÍA Kazuo Miyagawa
1953: Venecia: León de Plata

Enriquecerse y convertirse en un samurai, son las máximas ambiciones de dos campesinos que, en época de guerra, venden sus cerámicas, arriesgando su vida y la de sus familias, para alcanzar sus objetivos. Más allá de la moraleja de la historia, están las ensoñaciones e ilusiones, en ocasiones inquietantes. Se mezclan, y crean una atmósfera teatral, realidad y fantasía, vivos y espíritus, que vagan en busca del amor o que protegen a sus seres queridos.

Destacaría dos secuencias: la travesía de la barca por esas aguas llenas de misterios y cubiertas por la espesa niebla, donde se presagia la tragedia. Y el final; aunque he visto en alguna web que el director no pensaba en ese desenlace; sino que le fue impuesto. En cualquier caso, a mi me ha encantado.

4 comentarios:

imaging68 dijo...

Mi entrada a tu blog, me llena de problemas existenciales. Películas sin ver, y libros sin leer que me hacen ver que tengo que aprender a bajarme películas del Emule, porque me estoy perdiendo ún montón de momentos.
Un beso
(espero que agosto ya esté pasando rápido).

irene buscando la felicidad dijo...

Me encanta el cine japonés, y me encanta que me hayas recordado ésta pelicula, ya que la vi hace muuucho tiempo.
Tengo que volver a verla, porque estoy segura de que ahora la disfrutaré mucho más.
Un besito!

La Dama Se Esconde dijo...

Imaging, Emule es un verdadero tesoro: programación a la carta. Y tantas cosas por ver. Supongo que todo tiene etapas y ahora mismo estoy conociendo mucho cine que en su momento no vi o que apenas recuerdo.
Agosto va espléndidamente bien. Hago lo posible por aprovechar el tiempo libre. Viva el veranito!!
Bicos y gracias por estar por aquí.

La Dama Se Esconde dijo...

Irene, a mi también me gusta el cine japonés, y muchas otras cosas de ese país. Es cierto que con el paso de los años ves con otros ojos algunas películas. Antes determinadas escenas me parecían lentas y no llevaba muy bien ese ritmo. Ahora las valoro por esos pequeños detalles.
Besos