viernes, 12 de agosto de 2011

Tarde en el museo

Si hace calor, vete por la sombra, dale con garbo al abanico y a por una jarra helada de cerveza.

Otra forma de combatir el mes de agosto y sus altas temperaturas es ir de exposiciones. Un par de estupendas propuestas:







Construir la Revolución. Arte y arquitectura en Rusia, 1915-1935 (enlace).


Y en el mismo recinto, Teotihuacan. Ciudad de los dioses (enlace).

Advertencia, conviene llevar una prenda de abrigo porque el aire acondicionado es siberiano.



HACE UN AÑO Y UN DÍA: Día 1 - Ciudad de México, D F


2 comentarios:

Mario dijo...

Las exhibiciones culturales y artísticas siempre recrean pero es un entretenimiento que nos enseña siempre de alguna forma lo cual que mejor beneficio que ese, es un estupendo pasatiempo, no soy mucho de ellas pero de vez en cuando me doy una vuelta por algún lugar, no hace mucho vi algo pequeño de fotografía y me quedo simpatizando, rondando en la mente. Ir a Museos famosos debe ser maravilloso, ir al Louvre por ejemplo. Pero también para el calor, un margarita frozen de fresa refresca muy bien. Un abrazo.

Mario.

LU dijo...

Mario, regreso al blog después de unos días de vacaciones.

Yo tampoco soy muy asidua de museos y exposiciones, pero sí que me gustan y aprovecho las oportunidades que van surgiendo.

De los grandes museos, me gusta especialmente cuando se aúna un contenido artístico importante y una construcción con vida propia, con historia.

Suena muy bien esa margarita frozen de fresa. Un día nos tendrás que dar los ingredientes para poder probarla.

Besos