viernes, 27 de febrero de 2009

Amélie Nothomb

Leyendo la reseña sobre su última entrega editorial, descubro a esta mujer, y su trayectoria donde refleja parte de su vida en Japón (de nacionalidad belga e hija de diplomático destinado en ese país durante unos años).

Tras Desgracia buscaba algo ligero, eché un vistazo en la biblioteca y esta opción me pareció la ideal, amena y un soplo de aire fresco.


Estupor y temblores

Éxito editorial en Francia, que se lee de un tirón. Aventuras y desventuras de una extranjera que entra a formar parte de la plantilla de una importante empresa japonesa. Sentido del humor muy particular y provocación. La impresión que me da es que escribe desde la soberbia, y que lo pretendidamente irónico, acaba aburriendo. No consigo encontrar esa parte supuestamente graciosa.

Con este regusto amargo me enfrento al siguiente libro (sí, soy muy cabezota y ya puestos a criticar, a pares…)


Metafísica de los tubos

Aquí nos describe sus tres primeros años de vida. Vegetal pensante y carente de reacción durante dos años y medio, hasta que la abuela llegada de Bélgica con un exquisito chocolate, la despierta de su letargo. Y a partir de ese momento interactúa con personas y con la naturaleza (el lago, el agua y las abominables carpas). Resulta divertido el capítulo donde la protagonista cree averiguar en qué consiste el trabajo de su padre como cónsul.

Es que el chocolate lo cura todo. Ésa es mi teoría desde hace mucho tiempo y veo que sus efectos van más allá incluso de lo que yo podría imaginar.

Esta autora no me ha convencido en absoluto. Habrá que seguir buscando nuevas sensaciones, o quizás volver al refugio de quienes no suelen defraudar.

6 comentarios:

Pepe del Montgó dijo...

Una semana sin pasar por aquí y hay que ver la cantidad de información que se ha acumulado. Gracias por avisar sobre los libros. Cada vez leo menos y me cabreo cuando no me gustan. Que faena con la batería de la cámara. Te entiendo porque a mi me ha pasado más de una vez y en sitios que sabía que no volvería. Saludos

La Dama Se Esconde dijo...

Pepe, es cierto que da mucha rabia perder el tiempo con algunos libros. Si veo que va muy mal, no sigo y lo dejo. En este caso eran dos tomos muy pequeños y me pudo la maldita curiosidad. Tampoco es que sea mala literatura, simplemente que utiliza un sentido del humor que o te gusta o no, y contra eso no hay mucho que hacer.

Antes tenía una cámara SONY que iba a pilas y estaba yo muy mal acostumbrada porque siempre había recambio. He aprendido la lección y me voy a comprar una batería de repuesto. Porque las fotos de alguien que va contigo están bien, pero no son las propias.

Espero que vaya rápido esa reforma.

Biquiños

MONICA dijo...

Hola!, he visto una entrevista que publican en el suplemento del País sobre su nuevo libro. El que más me llama la atención es la metafísica de los tubos, buscaré en la biblioteca. Besitos y feliz lunes.

La Dama Se Esconde dijo...

Mónica, de los dos que comento, sin duda es el que más me ha gustado. Y resulta curioso, eso sí. De lectura ágil y sencilla. Ya me dirás.

Biquiños y que tengas una excelente semana.

Conciencia Personal dijo...

Desconozco la lectura presentada, sin embargo Anagrama es una editorial que publica talentos...

de vuelta, besos monique.

La Dama Se Esconde dijo...

Monique, realmente Anagrama es una garantía de calidad, pero supongo que yo no he conectado con el estilo de esta mujer, sin más.

Biquiños