lunes, 18 de mayo de 2009

Sin Mario Benedetti


Cada vez que leo un poema, un relato, una novela, de Mario Benedetti, siento una sensación muy difícil de explicar. Me ha emocionado como nadie. Me refugio en sus textos una y mil veces.

Y ahora llega la triste noticia de su muerte. Se ha reunido con su inseparable Luz, y nos ha dejado un gran tesoro en forma de palabras. Pide que no olviden enterrarle con un bolígrafo.

Volveré a sus libros, veré por enésima vez El lado oscuro del corazón, leeré su biografía y le recordaré con admiración incondicional.

Siempre estarás en la borra del café, en esa esquina rota, en ese universo de casualidades.

Y ahora escucho su voz y uno de sus poemas, uno de tantos:

Táctica y estrategia

Mi táctica es

mirarte
aprender como sos
quererte como sos
mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible
mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos
mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos
mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple
mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.


Escuchar otros poemas

7 comentarios:

troyana dijo...

Ay!cómo nos ha dejado esta muerte súbita!deja un vacío inconsolable,que se hace sólo llevadero con sus versos.
biquiños

Thabitha dijo...

Nos queda el consuelo de toda la creación que deja. Porque hay que ver todo lo que escribió!!
Biquiños

La Dama Se Esconde dijo...

Hoy leo la excelente dedicatoria que hace Saramago en su cuaderno, y me quedo con una frase, por no repetir todo su texto:

…el poeta que al morir hizo de nosotros herederos del bagaje de una vida fuera de lo común.

Dejo el enlace:
http://cuaderno.josesaramago.org/2009/05/19/poetas-y-poesia/

Biquiños a las dos

Paco dijo...

Antes de ayer, quedé a cenar con tres amigos. Uno de ellos llegó con un libro de Benedetti y nos leyó dos poemas. Lo escuchamos en silencio.

La Dama Se Esconde dijo...

Paco, qué bonitos todos esos pequeños homenajes, escritos, leídos, escuchados, sentidos...

Conciencia Personal dijo...

Amiga: El lengua se quedó chico ante la muerte de Benedetti. Hoy leí un artículo en un periódico de mi país, de que algunos escritores españoles o sea la "crema y nata" llamaban al poeta, "Maladetti" es triste saber que un hombre humilde como Don Mario sea adjetivado así...

besos fuertes, Monique...

p.d. te escribo

La Dama Se Esconde dijo...

Monique, es la primera vez que oigo ese apelativo, y yo te puedo asegurar que entre muchos de los escritores actuales, Mario Benedetti solamente genera respeto y admiración.
En cualquier caso, allá cada cual.

Biquiños