viernes, 18 de noviembre de 2011

Propiedad privada




Propiedad privada (Joachim Lafosse, Bélgica 2006)

Madre separada que vive con sus dos hijos veinteañeros en la casa que el padre les dejó. Ella ahora quiere vender esa vivienda para empezar de nuevo con un negocio y se encuentra con la férrea oposición de uno de los gemelos.

Fantástica Isabelle Huppert en un entorno hostil, sembrado de reproches. Desenlace que desvela el trasfondo de una personalidad marcada por el resentimiento.

 “Hace tiempo experimenté el sentimiento de tener un poder que no era el mío, como una lógica de vida que no se hubiera respetado; yo tenía el poder de impedirle a mi madre que viviera la vida que ella quería vivir. Esto me dio la idea de escribir la historia de dos hermanos que se comportan con su madre como si ellos fueran sus padres en lugar de sus hijos. Ella se encuentra entonces en la anómala situación de tener que pedirles autorización para emanciparse”.

“Mi película es el relato de la explosión de un mundo cerrado, en el que la violencia es la consecuencia de un divorcio inconcluso, en el que la rivalidad de los dos hijos es el espejo de la rivalidad de sus padres”.

Palabras del director extraídas de Blog de cine.

2 comentarios:

troyana dijo...

Uff,suena de maravilla,
la veré.
En relación al análisis que citas,los hijos reproducen en ocasiones modelos de conducta de sus padres,pero también puede ocurrir que los padres se comporten con sus hijos reproduciendo otros modelos de relación,por ejemplo,la que tienen con su pareja,o ex-pareja o la que tuvieron con sus padres o sus hermanos.
Biquiños

LU dijo...

Troyana, es una de esas películas que se queda medio escondida en una estantería repleta de DVDs de la biblioteca y que pasa totalmente desapercibida. Sin embargo la considero muy interesante, por la actuación de esta maravillosa actriz, y por ese argumento.

Un divorcio y sus consecuencias. La persona que vive con los hijos y se lleva todos los disgustos y el que aparece de visita y con las manos repletas de regalos. Sentimientos que van creciendo y se vuelven incontrolables.

Espero que te guste

Biquiños