domingo, 6 de noviembre de 2011

Intimidad



Intimidad (Patrice Chéreau, Francia 2001), basada en el protagonista de la novela homónima y el relato "Lamparilla nocturna", escritos por Hanif Kureishi.


Comienza con esta preciosa canción


Tindersticks – A night in




Jay vive solo, trabaja en un bar y cada miércoles recibe la visita de una mujer con la que mantiene relaciones sexuales, sin apenas pronunciar una palabra. Son unos completos desconocidos.
Cree que ella está desesperada, pero alguien le dice que eso mismo podría pensarse de él. Entonces decide seguirla y averiguar quién es realmente.

El matrimonio como unión ficticia que se sustenta en las mentiras, falsas alabanzas e inseguridades. Los silencios que unen y la comunicación que hiere. Un férreo hermetismo protector y una huída del presente



Me ha dejado muy desconcertada porque hace poco me he leído el libro, y esperaba una adaptación más fiel, o por lo menos con un mínimo de conexión. En la novela Jay está casado con Susan y tiene dos hijos. A lo largo de 143 páginas somos testigos de su intención de marcharse sin mediar ni una explicación, ni una despedida. Parece seguro en su defensa de la infidelidad. Desconfía de la felicidad, del amor y de los psicólogos.

Pero, ¿por qué a la gente a la que le funciona la vida en familia tiene que ser tan pegada de sí misma y pretender que ésa es la única manera de vivir, como si todas las demás resultaran inadecuadas? ¿Por qué no se les puede reprochar su ineptitud para la promiscuidad?

Últimamente pienso mucho en las parejas que conozco o con las que he coincidido en algún sitio y me pregunto cuáles siguen enamoradas.

Me gusta acompañar a mis melenudos hijos a la escuela, cogiéndolos de la mano y bromeando con ellos.

El libro es una maravilla y el grado de intimidad, profundo y desolador. La película, si no la relacionamos con el texto, es demoledora, un precipicio de soledad.




Gracias a Eloy, por tantas y fantásticas sugerencias. Se echa mucho de menos su blog y espero que un buen día nos sorprenda reabriéndolo. Aquí podéis leer la entrada que le dedica y que yo tomo como referencia.

Troyana, con un brillante análisis, hace que reflexionemos sobre la forma en la que nos relacionamos y amamos.

En la tartaruga ya he hablado de Su hermano, película de  Chéreau que aborda una temática muy dura, como es la enfermedad terminal y su afrontamiento.

Y la excelente Venus, basada en otro libro de Kureishi, cuya producción literaria está estrechamente relacionada con el cine. Él mismo probará suerte como director.



8 comentarios:

troyana dijo...

Lu,

troyana dijo...

Sorry,
se me ha cortado el comentario.Sigo.
Sabes que la película me gustó muchísimo.Soy de la opinión de que por mucho que el cine en ocasiones beba de la literatura,ambas cosas han de analizarse por separado,como obras particulares,que en definitiva son.
Pero adentrándome en el argumento,no sé si termino de entender lo que expones.Hay personas ineptas para la promiscuidad como personas ineptas para la familia,en mi opinión.La esencia de la película desde mi punto de vista es el abismo de soledad en el que vivimos instalados hoy,la absoluta falta de comunicación entre nosotros,el sexo como moneda de cambio de placer que al final,termina siempre por desbaratar las iniciales intenciones cuando se convierte en una pauta contínua con la misma persona.
Yo creo que el mundo está lleno de incapacitados emocionales,que la sociedad incluso,el sistema propicia ese desapego,y la película refleja a la perfección ese abismo en el que la persona está sola,encerrada en un propio caparazón.Es un sentimiento de desfragmentación y desconexión con el mundo que tiene su origen en una profunda tristeza.
Así lo veo yo.
Por otra parte,la banda sonora es una maravilla,no tiene desperdicio,hasta que no la encontré no paré.

Biquiños

troyana dijo...

ah!y muchísimas gracias por la mención.

Bargalloneta dijo...

no he visto la peli pero me la apunto
petons

LU dijo...

Troyana, en esta ocasión, y no siendo nada habitual, me leí el libro y pocos días después ví la película. Una de tantas casualidades porque la peli la intenté ver hace un par de meses, pero la copia de DVD de la biblioteca fallaba. Y ahora al acabar el libro, no me pude resistir.

Mi ERROR fue pensar que al compartir título, era una adaptación. Y no. La acción de la peli arranca un año después del final del libro, cuando Jay se marcha de casa, al apartamento de su amigo. Hasta ahí la única continuidad, porque ni el trabajo de él coincide. De ahí mi gran desconcierto.

O sea que toca, efectivamente analizar y disfrutar por separado. Son dos historias diferentes. La base del guión debe ser el relato corto.

El texto en verde, sobre la familia, la infidelidad, la promiscuidad… está extraído de las reflexiones de Jay en el libro. Muy recomendable. Él se cuestiona la felicidad y el amor.

Sobre lo que la peli nos muestra, totalmente de acuerdo: la soledad y la total falta de comunicación. Ese sexo rápido, en el suelo, sin palabras, esa HUÍDA de ambos de su propia realidad. ¿Miedo a entregarse de verdad, a que nos conozcan, a sentirnos defraudados? ¿Esperan algo ya del amor? Parece que no mucho. Y cuando al fin hablan, lo que descubren no es lo esperado.

Para mi, lo verdaderamente triste es esa familia, la de ella, su marido que no quiere saber, que no le dice lo que piensa, la pasividad, el no vivir. Conduce un taxi, se toma unas cervezas mientras ella actúa y así pasan los días, sin preguntas ni respuestas. ¿La quiere a su manera?

Mucho de todo esto se resume en inercia y MIEDO.

Aunque no lo parezca, la película me ha gustado, pero tendría que haberla visto sin ninguna referencia del libro.

Biquiños

LU dijo...

Bargalloneta, no leas el libro antes de verla. Bueno, eso es lo que ahora yo si pudiera dar marcha atrás.

De todas maneras el libro es una verdadera joya.

Biquiños

PONS Idiomas dijo...

Hola, quizás os interese saber que tenemos una colección que incluye el relato 'Strangers When We Meet' de Hanif Kureishi en versión original conjuntamente con el relato 'NippleJesus' de Nick Hornby.

El formato de esta colección es innovador porque permite leer directamente la obra en inglés sin necesidad de usar el diccionario al integrarse un glosario en cada página.

Tenéis más info de este relato y de la colección Read&Listen en http://www.ponsidiomas.com/catalogo/nick-hornby---hanif-kureishi.html

LU dijo...

Me parece una propuesta muy interesante. Una excelente forma de acceder a las versiones originales de literatura y practicar idiomas. Muchas gracias.