lunes, 7 de noviembre de 2011

Mamá en la peluquería, los chicos bien y unas siglas: NEDS



Mamá está en la peluquería (Léa Pool, Canadá 2008).
Un cartel que de inmediato atrapa. El maravilloso título es una frase dicha a modo de excusa para no tener que dar explicaciones a los vecinos más entrometidos. Un barrio que no tiene desperdicio, cada casa esconde un arsenal de dramas. Aborda algunas de las consecuencias sobre los hijos de padres que se divorcian. Personajes principales bien perfilados. Con escenas muy tiernas sobre todo con el niño pequeño: el dibujo que hace de su madre, lectura de la postal dentro de la despensa y el baño con la hermana. Incide en exceso en las diferencias, en las personas excluidas de la normalidad predominante, y ése es seguramente su mayor defecto: el reiterado toque de atención a la sensibilidad del espectador. 



Los chicos están bien (Lisa Cholodenko, EE UU 2010).
A su favor: el excelente reparto de actores (Bening, Moore y Ruffalo) y la naturalidad que emplea para mostrarnos a una familia con dos madres (pareja de lesbianas).
En su contra: sobrevuela de forma tan delicada, que apenas roza nada de lo que plantea. Esa forma de conocer al padre biológico chirría.
A mis compañeras Zinéfilaz les ha gustado mucho más que a mí: Bargalloneta, Manderly y Troyana.



Neds: no educados y delincuentes (Peter Mullan, EE UU 2010)
Una reflexión sobre los peligros de las malas influencias en la adolescencia (el éxito se logra en el seno de una banda de matones) y los métodos educativos que deberían estar totalmente superados y olvidados. Por lo demás, totalmente prescindible. Una escalada de conductas desafiantes y violentas que parece imposible parar.


Ninguna de las tres me han convencido, aunque las dos primeras se quedarían en un término medio si tuviera que puntuarlas.

4 comentarios:

troyana dijo...

Lu,
de nuevo gracias por la mención,siempre tienes presentes a tus compañeras y comentaristas.
Te he dejado ya un comentario en la reseña que le dediqué a "Los chicos están bien" donde te vengo a decir que pese a lo forzado de algunos giros en el argumento,la película es mucho más de lo que puedes encontrar en una comedia americana en cartelera a día de hoy,por aconvecional,ingeniosa,bien interpretada y poco previsible.
Ni ñoña,ni lacrimógena,ni pastelón.
Ya te digo,mucho más de lo que puedas encontrar habitualmente en las comedias de corte comercial.
Biquiños

xalons dijo...

LU, de acuerdo contigo en cuanto a LOS CHICOS ESTÁN BIEN. Me parece muy acertada tu frase: "apenas roza nada de lo que plantea".

Fíjate si coincidimos que en mi reseña yo escribí esto: "Me quedo con la sensación de que es una más de esas películas norteamericanas que fluctúan entre la comedia y el drama, sin ser capaz de profundizar en temas espinosos de mayor enjundia. Previsible y demasiado condescendiente para mi gusto"

Creo que ese es su mayor defecto, la falta de profundidad y además diría que es un defecto habitual del cine norteamericano cuanto trata temas espinosos, al contrario de lo que haría otra cinematografía como la europea.

http://cdecine.blogspot.com/2011/02/kids-are-all-right-los-chicos-estan.html

LU dijo...

Ay Troyana, que tengo muy averiado mi radar de comedia, porque de verdad que no le encuentro la gracia. No sé si empezar a preocuparme. Tiene detalles graciosillos, pero sin más.

Creo que dentro de un mes ni la voy a recordar, y ya sé que con mi memoria de pez, eso no es decir mucho. Con tan buenos actores y que se quede tan por debajo de sus posibilidades, eso es lo que menos me gusta, un poco en consonancia con lo que añade Xalons.

En breve voy a hablar de una peli en cartelera que me ha ENTUSIASMADO, para contrarrestar.

Biquiños

LU dijo...

Xalons, es una pena que no partan de un buen guión, porque los actores son magníficos. El problema son esos detalles que lo echan todo a perder, y esa carencia de profundidad, ni la más mínima. Se intuye, pero no llega.

Por favor que alguien me explique dónde está la comedia. Quizas en la escena del ayudante de jardinero??? Uf, qué rancia soy.

Los gustos son muy subjetivos y a mi cada vez me gusta más otro tipo de cine, otra forma de contar historias.

Biquiños