viernes, 8 de octubre de 2010

¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg)

TÍTULO ORIGINAL Judgment at Nuremberg
DIRECTOR Stanley Kramer
REPARTO Spencer Tracy, Burt Lancaster, Richard Widmark, Marlene Dietrich, Maximilian Schell, Judy Garland, Montgomery Clift, Edward Binns, Werner Klemperer, Torben Meyer, Martin Brandt, William Shatner, Kenneth MacKenna, Alan Baxter, Ray Teal
GUIÓN Abby Mann (Basado en su propia obra de teatro)
MÚSICA Ernest Gold
FOTOGRAFÍA Ernest Laszlo (B/N)
EE UU 1961, 186 min.
2 Oscars: Mejor actor (Maximilian Schell) y guión adaptado. 11 nominaciones



El verano pasado cuando estuve en Nuremberg pensé mucho en esta película, y ahora al verla mi cabeza se llena de imágenes de la ciudad alemana.


Al principio aparecen las ruinas. Hace tres años que terminó la Segunda Guerra Mundial y se va a juzgar a cuatro magistrados que ejercieron durante el nazismo. A ellos se les acusa de dictar sentencias que provocaron eugenesia, esterilización y muerte. ¿Eran realmente conscientes de lo que estaba sucediendo? ¿Podían apartarse de sus cargos? Se amparan en que el juez no promulga leyes, solamente hace que se cumplan.

Lo que iba a ser una fase pasajera, se convirtió en un modo de vivir.

¿Conocían los alemanes el verdadero alcance de las barbaries que se estaban cometiendo? Todos lo niegan, sienten verdadera vergüenza.

Tenemos que olvidar si hemos de seguir viviendo.

¿Hacia dónde miraba el resto del mundo mientras?



Fragmento del brillante veredicto final:

Pero este juicio ha demostrado que durante una crisis nacional personas normales, incluso hombres capaces y excepcionales, pueden engañarse a si mismos hasta cometer crímenes tan espantosos e ingentes que rebasen cuanto pueda imaginarse. Nadie que haya asistido a este juicio podrá olvidarlos nunca. Hombres esterilizados a causa de sus ideas políticas, la amistad y la confianza cruelmente escarnecidos, el asesinato de niños… Con cuánta facilidad sucede. Reconozco que también en nuestro país hay quienes hablan de la protección de la patria, de supervivencia. Llega un momento en que todo país debe tomar una decisión en el preciso momento en el que el enemigo se aferra a su garganta. Entonces parece que el único medio de sobrevivir es emplear los medios del enemigo. Hay que sobrevivir como sea, por encima de todo, sin escrúpulos. En tal caso, yo me pregunto: ¿Sobrevivir como qué? Una nación no es una roca, tampoco es la prolongación de uno mismo. Es la causa que defiende, es aquello que defiende cuando defender algo es lo más difícil.
Copiado de un blog sobre los Grandes Clásicos, que le dedica una estupenda entrada.





Es una GRAN película apoyada por un elenco de actores que nos brindan algunas de sus mejores interpretaciones.




No puedo resistir la tentación de escuchar una vez más esta joya que suena mientras Spencer Tracy pasea con Marlene Dietrich y ella le traduce la letra de la canción:




Soy incapaz de comprender cómo tantas personas pueden llegar a creer en un ser como Hitler y seguirle hasta las últimas consecuencias.





HACE UN AÑO Y DOS DÍAS: El secreto de sus ojos

HACE UN AÑO: Atenas

10 comentarios:

Pepe del Montgó dijo...

"Pero este juicio ha demostrado que durante una crisis nacional personas normales, incluso hombres capaces y excepcionales, pueden engañarse a si mismos..." Este pasaje del veredicto final me ha recordado a Zapatero ¡Que le vamos a hacer! La película es extraordinaria y mantiene la tensión en el espectador como ocurre en las buenas películas sobre juicios. Ahora me viene a la memoria "Testigo de cargo" Si se ve muchas veces ayuda a no creer en los dictadores y en los iluminados.

Jack dijo...

Es una magnífica película que también tendré que revisar.

LU dijo...

Pepe, lo de Zapatero ya te vale. Spencer Tracy nos convence con su discurso, algo que no sucede con los políticos de pacotilla que nos gobiernan.

Me gusta por todo el debate que genera, como plantea esas posiciones tan radicales en boca de un abogado defensor.

Los actores están increíbles. Me apetecía mucho volver a verla y ya ves, casi me marco un mini ciclo de Stanley Kramer – Spemcer Tracy.

A pesar de todo, la historia se repite una y mil veces y esos dictadores o iluminados persisten y se reproducen.

Biquiños

LU dijo...

Jack, después de echar la vista atrás, creo que aprovecharé este fin de semana para ir al cine que hay alguna cosilla que promete.

Biquiños

Bruja Truca dijo...

¿Serás capaz de culparme también de haber visto esta peli? jajaja

No la he visto y por tanto no quiero ver el video ni leer el discurso. Me reservo la sorpresa para cuando la vea.

Una de las cosas por las que admiro a Marlene Dietrich es por su resistencia y lucha contra el III Reich y el apoyo a las tropas aliadas. Manifestó hasta el final su repugnanacia hacia Hitler y lo que representaba aún a costa del desprecio de sus compatriotas. Aún así, su aspecto era el de la típica raza aria que tanto defendia Hitler y por ello siempre le brindaban el papel de típica alemana: "Testigo de cargo", "Berlín Occidente", "El juicio de Nuremberg". En Berlín occidente incluso era una antigua afiliada al partido nazi.

Tenía que hacer mi pequeño reconocimiento a Marlene, no puedo evitarlo, aunque tenga con ella una relación de amor-odio por algunas interpretaciones insulsas.

Besotes.

LU dijo...

Bruja Truca, una cosa lleva a la otra, tenía ganas de volver a ver Adivina… y repasando la filmografía del director fueron apareciendo las demás.

Ésta en concreto me trae además muchos recuerdos de mi viaje por Alemania del año pasado. En una escena Spencer Tracy se pasea por lugares donde Hitler hacía sus discursos ante la multitud y en su cabeza resuena su voz y las aclamaciones. Pues algo así sentí yo cuando estaba por esos mismos lugares. Escalofriante.

Cuando la veas, ya hablamos.

Marlene Dietrich también es muy especial para mi. De acuerdo que no toda su carrera fue brillante… Me están entrando ganas de volver a ver unas cuantas. Podré culparte otra vez. Y esa canción en concreto que se la cantaba a los soldados…

Ahora quiero hacer un pequeño ciclo casero dedicado a Fellini.

Biquiños

KASHTANKA dijo...

Ciertamente el tema es uno de tantos que me apasionan, pero nunca me decido a ver pelìculas de antes de los 70, salvo raras excepciones. Con ésta, igual hago una excepciòn.
Tu ùltima frase me ha recordado la pelìcula de La Chute, en castellano creo que es El hundimiento.
Un abrazo, Lu!

LU dijo...

Kashtanka, ¿Por qué esa barrera de tiempo, antes de los 70? Te animo a que veas ésta, que creo te puede gustar.

Biquiños

Bargalloneta dijo...

a esta pelícla le tengo un cariño especial, fué la primera película que grave en video VHS hace muchísimos años... con tu estupendo comentario me han venido ganas de revisarla, pero ya no tengo aparato de video, :-(!!!!
un petó

LU dijo...

Bargalloneta, mi primera experiencia con el vídeo fue terrible. Grabé Cumbres borrascosas, mi película clásica favorita, la habré visto ni se sabe cuántas veces, y al verla y llegar al final descubro con verdadero horror que faltaban los últimos y maravillosos cinco minutos. La maldita programación que se retrasa y yo con mi puntualidad medio británica… Un desastre. me sirvió para aprender y dejar un margen largo por si acaso…

Tú con ésta y yo buscaré a Ingrid Bergman con Roberto Rosellini. Viva el intercambio.

Biquiños