sábado, 23 de enero de 2010

Ana Bolena en 1920 y 2008

Un mismo escenario histórico – religioso reflejado desde dos perspectivas enmarcadas en momentos distantes del cine. Resulta curioso ver estas dos películas seguidas.

Ana Bolena
DIRECTOR Ernst Lubitsch
REPARTO Emil Jannings, Hedwig Pauli, Hilde Müller, Ludwig Hartau, Henny Porten
GUIÓN Fred Orbing, Hanns Kräly
FOTOGRAFÍA Theodor Sparkuhl (B/N)
Alemania 1920, 124 min.

Le basta una mirada al rey para encapricharse con ella. Sus constantes devaneos no desestabilizan su matrimonio, que sí se verá amenazado por este nuevo amor. El Papa no le concede el divorcio; solución, se separa de los católicos. Coronación de la nueva reina y represión de las protestas populares. Alcanzan la máxima felicidad cuando ella se queda embarazada, pero nacerá una niña, y esto marcará el principio del fin.

Tremendo derroche de medios: extras, vestuario y reproducción de edificios emblemáticos británicos. A destacar la interpretación de Emil Jannings en su papel de Enrique VIII.



Las hermanas Bolena
TÍTULO ORIGINAL The Other Boleyn Girl
DIRECTOR Justin Chadwick
REPARTO Natalie Portman, Scarlett Johansson, Eric Bana, Kristin Scott Thomas, Jim Sturgess, Mark Rylance, David Morrissey, Benedict Cumberbatch, Oliver Coleman, Ana Torrent, Eddie Redmayne, Tom Cox, Michael Smiley, Montserrat Roig de Puig, Juno Temple
GUIÓN Peter Morgan (Novela de Philippa Gregory)
MÚSICA Ed Shearmur FOTOGRAFÍA Kieran McGuigan
Gran Bretaña – EE UU 2008, 115 min.

Centrada en las ambiciones del patriarca familiar que no tendrá ni el más mínimo reparo a la hora de prostituir a sus dos hijas, ofrecidas al rey para lograr poder y privilegios.

Correcta en las actuaciones de las rivales femeninas y muy entretenida.


2 comentarios:

xabipop dijo...

Tu entrada me viene al pelo. La verdad es que últimamente estoy revisando películas de Lubitsch, y como te puedes imaginar estoy disfrutando de lo lindo. Ana Bolena creo que no la he visto, y desde luego tomo nota.

Gracias.

LU dijo...

Sabih, yo intercambio presente y pasado, pero lo cierto es que el cine mudo lo introduzco en pequeñas dosis, por lo tanto tampoco te creas que tengo muy claros los criterios sobre las películas de Lubitsch de esta etapa, de la que apenas conozco muy poco.

Me llamó poderosamente la atención ese enorme despliegue de medios. Es curioso ver el enfoque que se le da desde el cine con el transcurso de tantos años (88, casi nada) a un mismo acontecimiento histórico. Recrear una época pasada tan rica en vestuarios y ambientación.

Que lo disfrutes

Biquiños