viernes, 9 de septiembre de 2011

Good

DIRECTOR Vicente Amorim. REPARTO Viggo Mortensen, Mark Strong, Jason Isaacs, Steven Mackintosh, Gemma Jones. GUIÓN John Wrathall (Obra del dramaturgo C.P. Taylor). MÚSICA Simon Lacey. FOTOGRAFÍA Andrew Dunn. Reino Unido 2008, 91 min. WEB OFICIAL


Alemania años 30, John Halder, profesor de literatura, inmerso en una complicada situación personal (madre enferma, esposa con problemas y un par de hijos pequeños), escribe una novela sobre la eutanasia, y su escaso tiempo libre lo comparte con su mejor amigo, psiquiatra y judío.

Aparece en su vida una alumna de la que se enamora, y deja atrás a su familia.

El Nacional Socialismo se interesa por su obra y a partir de un primer encargo, llegará el prestigio y el ascenso. Todos parecen sentirse tan orgullosos de sus progresos. Es feliz y ni se imagina - ni quiere pensarlo - la gravedad de la situación, hasta que ya es demasiado tarde.


Temática mil veces tratada en el cine, nazis – judíos, esta vez desde la perspectiva de un hombre aparentemente bueno, débil, amante de los libros, abnegado hijo, padre y marido; pero que cierra los ojos a todo aquello que le rodea y pueda empeñar su nueva y triunfal existencia, cuando está a su lado una chica joven y guapa.

Estupendo Viggo Mortensen en el papel principal de esta historia, tan cotidiana y tan terrible. Me ha gustado especialmente la amistad de los dos, ario y judío, y como ambos se van transformando.

¿Qué tienen que ver un montón de libros viejos con la vida?

Las personas son mucho más fascinantes que las ideas.


Te propongo otra película, Sud Express, de la que hablo en Zinéfilaz, repleta de maravillosas historias de tren, de viajes, pero sobre todo de personas. A mi me encantó.


HACE UN AÑO: Caminantes


8 comentarios:

David C. dijo...

Me ha gustado el argumento. Parece buena la película.

Manderly dijo...

Me parece interesante por el tema del que habla, que me gusta especialmente.
Apuntada queda.
Un saludo.

Pepe del Montgó dijo...

No acabo de ver el tema interesante por manido, pero si cae en mis manos la veré. Aunque te aseguro que no voy a buscarla.

LU dijo...

David, a mí me gustó bastante porque plantea ese eterno debate sobre qué hicieron los alemanes para impedir el nazismo, cómo se opusieron, o cómo pudieron mirar a otro lado. Aquí aparece un personaje que podría ser significativo y representar a muchos de los que se mintieron a sí mismos y sobrevivieron a base de su propio beneficio, sin co-responsabilizarse de todo lo que estaba pasando. Ahora es muy fácil hablar, pero ¿qué habríamos hecho nosotros?

Buen fin de semana

LU dijo...

Manderly, creo que de esta triste hazaña histórica hay películas memorables, y a mi, de vez en cuneado me gusta volver a este tipo de trama, cuando no se ciñen a la masacre o barbaridades que miles de veces ya hemos visto.

Apelar a la conciencia, a la capacidad del ser humano de adaptarse a situaciones extremas para sobrevivir, y hacerlo a veces a costa del horror. Porque no todos son ganadores o perdedores, ni tan si quiera están en el bando nazi o judío. Hay tanta gente que lo único que deseaba era cerrar los ojos, tener algo de comida y poder despertarse vivo al día siguiente.

Biquiños

LU dijo...

Pepe, mi gruñón preferido (esa faceta de mí misma que saco a veces de paseo y que tan a gusto me deja). Vamos que salgo de la Guerra Civil para meterme en otro de tus temas favoritos.

Vale, no la busques, pero si la casualidad la pone en tu camino, no dejes de darle una oportunidad.

Sud Express, si no la has visto, ésa sí te la recomiendo, nada de guerras.

Bargalloneta dijo...

Me la dejé pasar cuando la hacian en el cine...
me encanta Mortenssen a mi también!

LU dijo...

Bargalloneta, es uno de esos actores todo terreno.

Biquiños