miércoles, 20 de abril de 2011

En un mundo mejor

TÍTULO ORIGINAL Hævnen. DIRECTORA Susanne Bier. REPARTO Mikael Persbrandt, Trine Dyrholm, Ulrich Thomsen, William Jøhnk Nielsen, Markus Rygaard, Bodil Jørgensen, Toke Lars Bjarke, Camilla Gottlieb, Satu Helena Mikkelinen. GUIÓN Anders Thomas Jensen. MÚSICA Johan Söderqvist. FOTOGRAFÍA Morten Søborg. WEB OFICIAL. Dinamarca 2010, 110 min. Oscar: Mejor película de habla no inglesa. Ya había estado nominada por su país a este mismo galardón con Después de la boda, que a mi me pareció un culebrón. Globos de Oro: Mejor película de habla no inglesa

La denominada sociedad del bienestar, donde los niños crecen con todas las comodidades y disponen de una atención sanitaria adecuada y de una educación que les formará como adultos responsables. Sin embargo, no existe una garantía duradera para el apego, el afecto y la seguridad que aportan los padres. El divorcio o la muerte de la madre, el distanciamiento geográfico o emocional, la pobre comunicación. Niños acosados por sus compañeros ante la pasividad de los maestros. Violencia como respuesta inmediata y estandarte de la valentía. ¿Qué les aporta la escuela? ¿Qué modelos tienen a su alcance? Internet ofrece un puente entre las personas que no están cerca, y también pone al alcance de cualquiera todas las pautas a seguir para elaborar una bomba casera. Niños sin restricciones, sin límites, sin una frontera clara entre el bien y el mal.

Al otro lado de la balanza, se encuentra esa otra parte del mundo que vemos por televisión o entre las páginas de la prensa, donde la práctica de la medicina es un milagro, las armas y la barbarie campan a sus anchas, donde sufren malnutrición y carecen de los derechos más elementales y de los productos básicos para la supervivencia. Los niños con un simple balón construyen una burbuja de juego y felicidad.

Allí llegan algunas personas por altruismo, valores espirituales o necesidad de actuar para mejorar y cambiar. A los demás nos piílla lejos, nos golpea en la conciencia navideña y, sin grandes remordimientos, lo perpetuamos para mantener nuestro estilo de vida.

En esas dos realidades se mueve el padre de uno de los niños, entre un sentimiento de ambigüedad al enfrentarse al tirano asesino desde sus arraigadas convicciones humanitarias y morales; y la frustración que conlleva el no poder alcanzar unas buena convivencia familiar, al no ser perdonado por su mujer. Ideales pacifistas, que no siempre resultan viables, ni en la África profunda y pobre, ni en ese país nórdico de bellos paisajes y casas de verano.

Desolador panorama; sin embargo los niños pueden rectificar, aprender de los errores, buscar alternativas a la violencia, perdonar, entablar verdaderas amistades y sacar ese resentimiento que les destroza, llorar y liberarse. Afecto y comprensión, parte de la receta mágica.

Cine inteligente, con una fuerte carga psicológica. Personajes que arrastran traumas. Contundente en el enfoque, con una excelente fotografía y banda sonora. Impresionante trabajo de los actores, sobre todo ese niño que por primera vez se pone delante de la cámara. Para reflexionar, para aspirar a algo mejor para todos.

Me ha gustado mucho.

Trailer



HACE UN AÑO Y UN DÍA: Still walking (Caminando)

HACE UN AÑO: Eres mi héroe

10 comentarios:

troyana dijo...

Lu,
ya sabes que la película me ha impactado mucho.
La violencia es un comportamiento que a menudo esconde rabia,frustración,impotencia.
Los niños aprenden a patalear muy rápido,tan pronto como no consiguen salirse con la suya o se dan cuenta de las cosas sencillamente no son como ellos desean.los adultos aprendemos a contener,a reprimir a auto-controlarnos,pero en realidad,esa frustración sigue estando ahí,por eso nadamos,corremos,hacemos yoga o vamos al psicólogo.
Nos han enseñado que responder con agresión ante la agresión no es lo correcto y eso nos deja en una encrucijada moral cuando nos humillan o nos agreden directamente.Pero entonces¿donde está la respuesta?
¿hay alguna forma de proceder que no comprometa nuestras convicciones o nuestros valores?
Tremenda película que nos lleva a cuestionarnos muchas de nuestras creencias.
Biquiños

Bargalloneta dijo...

pendiente, pendiente , pendiente... la tengo pendiente y la quiero ver!!!!!!!!!!!

Manderly dijo...

Es una de las películas del año. Nos plantea varias preguntas profundas...
A mi también em gustó mucho!!
Saludos!

Pepe del Montgó dijo...

Suena bien tu comentario y voy a intentar encontrarla. ¿Qué tal las vacaciones?

LU dijo...

Troyana, creo que ideológicamente es muy sencillo posicionarse en el lado opuesto a la violencia. Y que la teoría funciona en un ambiente de cierta normalidad. Pero si nos enfrentamos a un asesino, violador, maltratador… ¿qué podemos hacer para no dejar salir toda esa rabia, impotencia o dolor? ¿Responder o dar la espalda? ¿Razonar? Eso no creo que funcione.

El mensaje claro de la película son los valores que se transmiten en la familia y en la escuela, base fundamental para prevenir esas conductas violentas y para favorecer el respeto hacia los demás.

Me gusta que el cine remueva nuestra conciencia.

Biquiños

LU dijo...

Bargalloneta, ya nos contarás tu opinión cuando la veas.

Biquiños

LU dijo...

Manderly, preguntas que no tienen una respuesta clara, ni mucho menos sencilla.

Biquiños

LU dijo...

Pepe, en mi opinión, merece la pena.

Las vacaciones genial, pero cuesta volver a las rutinas, sobre todo a ese maldito despertador.

Biquiños

Bargalloneta dijo...

La vi ayer!!
es increible!! como pueden ser las sociedades tan diferentes pero tener algo en común??? esa violencia que como ser humano tenemos... desgraciadamente innata
petons

LU dijo...

Bargalloneta, la película es muy buena y refleja ese lado violento que une a sociedades tan diferentes. También es cierto que en ambas encontramos a personas dispuestas a ayudar a los demás. El lado negativo y el positivo, están ambos. Aunque uno es capaz de destrozar, matar…

Biquiños