lunes, 19 de abril de 2010

Still walking (Caminando)


TÍTULO ORIGINAL Aruitemo, Aruitemo
DIRECTOR Y GUIONISTA Hirokazu Kore-eda
REPARTO
Abe Hiroshi, Natsukawa Yui, You, Takahashi Kazuya, Kiki Kirin, Yoshio Harada, Susumu Terajima
MÚSICA Gonchichi
FOTOGRAFÍA Yutaka Yamasaki
Japón 2008, 108 min.


"Una obra maestra. (...) la puesta en escena es tranquilizadora, calmosa, pero no estática. Los planos fijos de Kore-eda, sus breves transiciones musicales cargadas de paz, sus espacios vacíos repletos de melancolía, remiten al cine de Ozu." (Javier Ocaña: Diario El País)




Faltan adjetivos para definirla, es una joya. Ya desde las primeras escenas presiento que me va a encantar, a veces me pasa, no siempre acierto.

Se reúnen todos en la casa familiar para compartir una deliciosa comida y recordar al hermano muerto hace años en un trágico incidente. El sofocante calor, el abuelo huraño, la abuela afanosa en la cocina, la hija ayudando y charlando, el hijo que acude a regañadientes acompañado de su actual esposa, una mujer viuda con un niño. Se entremezclan recuerdos entrañables y dardos envenenados de reproches. El dolor por la pérdida y el odio como único resquicio para superarlo.

Llega la noche y un baño relajante suaviza los momentos vividos a lo largo de esa complicada jornada.



Cosas que no se dicen a los padres, deseos que no se pueden hacer realidad.

Las mariposas blancas que sobreviven al invierno se vuelven de color amarillo.

Una verdadera maravilla.



Y como tantas otras, la única opción es verla en casa porque no parece ser de interés para ciertas distribuidoras. Una lástima.

13 comentarios:

troyana dijo...

Ay,LU,imperdonable,la tengo en casa esperándome,me gustará seguro,no sé si es equiparable pero creo que se trata de una película-zen,tal cual "Despedidas".
biquiños

Jack dijo...

Bueno, pues la veré. Hasta ahora no he quedado defraudado con tus recomendaciones. Gracias.

Pepe del Montgó dijo...

No tenía idea de esta película, pero si Jack la consigue se la pediré prestada para verla. Saludos

Zadelia dijo...

a mi kore eda me dejó IMPRESIONADA cuando vi "nadie sabe", tardé días en salir del trance! y todavía no estoy preparada para volverla a ver, sin embargo veré "caminando" muy pronto. un beso y un miauuuuu

xalons dijo...

A mi no es una película que me parezca tan sublime. La verdad es que no sé porque no me llegó, igual no la vi en el momento adecuado, porque la crítica ha sido unanime en elogiarla.

Aqui en Madrid sigue en los cines, ahora creo que en sesión nocturna, y yo la vi en julio del año pasado, así que mira el tiempo que lleva en cartelera,

LU dijo...

Troyana, tengo ganas de que la veas para que me comentes que te parece. A mi ya ves lo mucho que me ha gustado. Tiene ese ritmo pausado del cine oriental, repleto de pequeños detalles; pero también toques de la abuelita que cruzan todo tipo de fronteras, culturas y razas. Sin duda, mi personaje preferido.

Biquiños

LU dijo...

Jack, suerte con la mulita y espero que la disfrutes casi tanto como yo (o más, si eso es posible).

Pepe, no te la pierdas.

BESOS A LOS DOS

LU dijo...

Zadelia, nada que ver. Yo tuve verdadera obsesión con Nadie sabe. Tardé no sé cuanto tiempo en sacar de mi cabeza la imagen de aquellos niños. Creo que es una de las películas que más me ha afectado en mi vida. Sé que no la podré volver a ver. Esta te va a encantar, ya verás.

Biquiños y un guau del super peludo

LU dijo...

Xalons, supongo que es un estilo de cine particular y que, efectivamente, el momento o el ánimo con que nos acercamos a determinadas películas hace que nos gusten más o menos. Yo le tenía muchas ganas, y realmente me dejó encantada. Esos personajes, esa cocina, esos diálogos….

Suerte vivir en Madrid, y que conste que aquí sobreviven unos multicines de salas pequeñas que se arriesgan y nos brindan cine europeo, asiático, o minoritario; contra las salas de los centros comerciales que se limitan a las superproducciones made in USA.

Un besote

eloy dijo...

A mí me pareció genial, o como tú dices una joya. Ya me impactó Kore-éda con Nadie sabe. Ambas tienen un tono pausado, un gusto por los detalles y esa manera tan japonesa de tratar con levedad temas graves. Además son películas de alcance universal, para nada locales.

Besos y besos a todas y a todos

eloy

LU dijo...

Eloy, a mi Nadie sabe “me hizo daño”. Y no estoy haciendo una crítica negativa, simplemente me pareció una de esas historias tan duras que prefieres no pensarlo, basada en hechos reales… TERRIBLE. Durante muchas semanas recordaba esas escenas del encierro, esa desolación, esa trágica muerte. Ese niño… TERRIBLE.

El ritmo pausado está muy bien llevado en este caso. Y, efectivamente, se puede extrapolar a cualquier nacionalidad, esos encuentros familiares tan cargados de tensión, de palabras no pronunciadas o de reproches.

Biquiños

Miguel dijo...

Ehhh.. cómo decir esto... me quedé dormido. Reconozco que la sesión de noche,y el ritmo de la película, y el cansancio y... yo qué sé... que me quedé dormido; y cuando quise volver ya la habían quitado.
Me flagelo y prometo abrir mucho los ojos para no quedarme dormido y daros mi opinión.
Un beso.

LU dijo...

Miguel, conozco a más de una persona que no tiene ni la excusa del cansancio, que dices las palabras cine japonés, y, de inmediata se le cierran los ojos.

En mi opinión merece la pena, aunque claro, a mi este tipo de películas me gustan especialmente. Hay que estar despejado, eso es cierto.

Ojalá tengas la oportunidad de verla y la disfrutes.

Biquiños