jueves, 28 de abril de 2011

Más lecturas de abril

Todo es silencio de Manuel Rivas

La boca no es para hablar. Es para callar.

La marea arrastra los tesoros de los naufragios a la arena de la playa. Quien los divisa primero, se los queda, y así es como Novelúas consigue un cargamento de naranjas o una maniquí. La vida en un pueblo de la costa gallega, donde Fins, Brinco y Leda aprenden las artimañas de los contrabandistas. Pasan los años y el tabaco se sustituirá por la droga y las potentes planeadoras.

Brinco ya había aprendido a tener desdén. Le gustaba ese sabor de las frases urticantes en el paladar.

Malpica era un tipo inquieto. Ardía con la prisa. Y valiente, con las tripas en la mano. El hijo, Félix, Fins para nosotros, era más parecido a la madre. Más apocado. Tenía días, claro. Aquí el que más y el que menos tenemos mareas vivas y mareas muertas. Y él tenía esos días demomia, de quietismo. Ensimismado, en silencio.

Costumbrismo con pinceladas de novela negra. Manuel Rivas lleva muchos años escribiendo y ofreciendo textos de calidad. Consigue abordar un tema con importantes connotaciones socio-políticas y dotarlo de instantes mágicos. Es un placer leer este libro.

Primeras páginas


Lo que sé de los hombrecillos de Juan José Millás

Seguramente un sueño para muchos, disponer de un clon diminuto que haga realidad todas esas conductas ansiadas, pero reprimidas bajo la gruesa capa de la madurez y las normas sociales. Ese hombrecillo puede espiar a la vecina y descubrir sus juegos eróticos, puede disfrutar de las experiencias sexuales más excitantes, fumar, beber… Busca emociones cada vez más fuertes hasta que choca contra el muro de su propia conciencia.

Todas las celdas permanecían vacías excepto la del centro, donde había una mujercilla —la única de aquel extraño reino— de una belleza atroz, de una hermosura violenta, de una perfección cruel y desconocida por completo en el mundo de los hombres «normales» (yo estaba dominado por tics antiguos que me hacían pensar que el tamaño normal de hombre era el grande).

De fácil y rápida lectura. Resulta muy entretenido, aunque con un final demasiado simple o complaciente.

Leer un capítulo


Bilbao - New York - Bilbao de Kirmen Uribe

No, no es un relato viajero. Es una inmersión en las profundidades, buceando hacia los orígenes del pasado, de su familia. El mundo del mar, de los pescadores, cuadros importantes a lo largo de una vida y relatos de personas, sirven al autor para montar este rompecabezas que conforma un proyecto literario - vital, transformado en novela.

Algunas coincidencias se diría que obedecen a un destino tan deseado como improbable. Pero no imposible.

La sensación que me produce es similar a mantener largas y entrañables conversaciones con un amigo, por esa cercanía e intimidad del texto. Es lo primero que leo de este autor y me ha dejado con ganas de repetir.

Lectura a modo de presentación

Web de Kirmen Uribe


Día del libro, este año miércoles 27 de abril.


La literatura ha sido el faro salvador de muchas de mis tormentas. (Ana María Matute, Premio Cervantes 2010).



HACE UN AÑO Y UN DÍA: Time

HACE UN AÑO: Una corona de estrellas

4 comentarios:

troyana dijo...

Lu,
me quedo atrapada con la frase que extraes del libro de Kirmen Uribe:

"Algunas coincidencias se diría que obedecen a un destino tan deseado como improbable. Pero no imposible."

porque éste es un tema que me intriga y me apasiona.

Por otro lado,de Juan José Millás,me gusta el argumento del libro que traes, ay cuantas limitaciones nos imponen "el decoro y las buenas costumbres".

Biquiños

LU dijo...

Troyana, que conste que ese halo blanco no es cosa mía. Sigo con ciertas dificultades para publicar y dejo que el Google Chrome tome la iniciativa y se explaye… mas que nada porque no sé remediarlo…

La frase es maravillosa, pero la historia que la acompaña de un anillo y un pez, es… Te recomiendo este libro. Está repleto de sensibilidad. Es valiente el escritor que plasma en una novela tanto de su propia vida, de su intimidad.

El argumento de Millás es brillante y efectivamente nos demuestra, una vez más el poder de nuestros deseos más ocultos y lo mucho que nos tenemos que autocontrolar.

Los tres no tienen nada que ver, pero a mi e han hecho pasar muy buenos momentos este mes.

Tengo ya Persiguiendo a Amy, para ver seguramente este fin de semana.

Biquiños

Kashtanka dijo...

Novedades fresquitas por lo que veo!!Tengo que leer màs de MAnuel Rivas, siempre acabo mencionando El làpiz del carpintero, que me encantò. Bilbao-New York-Bilbao està en mi lista. No sé como haces para devorar tantos libros, cuéntame tu secreto!!!

Un besico, Lu!!

LU dijo...

Kashtanka, en muy pocas cosas soy tan constante como con la lectura. Duermo poco y eso alarga las horas del día. Pero la mayor parte del tiempo con los libros se lo debo a las vías rupestres, que hacen que cada día me pase casi hora y media metida en trenes, y es mucho más entretenido con una buena historia.

Biquiños