viernes, 10 de junio de 2011

La ventana indiscreta

Un hombre mirando desde su ventana y un patio de vecinos, nada más, y nada menos. Un asesinato, y parte de la vida de cada personaje del edificio de enfrente. Un mirón postrado en una silla de ruedas observando a los demás y reflexionando sobre su propia relación de pareja y la ética de quien dispone de una cámara de fotos capaz de retratar actos muy íntimos y privados.

Película que he visto en varias ocasiones, y me encanta. Pero hay algo que no me convence. ¿Será feliz esa pareja? Ella tan sofisticada, urbanita y perfecta anfitriona de cócteles; y él un aventurero que disfruta en situaciones de riesgo en los confines del mundo. No lo tengo nada claro….

Truffaut la elige, junto a Encadenados, como sus favoritas de Hitchcock.

Mis escenas predilectas, en las que interviene esa maravillosa enfermera – masajista:

El estado de Nueva York condena a 6 meses de trabajos forzados a los mirones, y no hay ventanas en la cárcel. ¿Sabe que en otra época le sacaban los ojos con un hierro candente?

Si un director de la General Motors tiene que ir al lavabo 10 veces al día, el país está a punto de estallar.

Y las teorías tan particulares de Thelma Ritter acerca del matrimonio. Divina, como siempre.

Os invito al debate de Qué grande es el cine, ese programa que tanto aportó a los espectadores de televisión, con el que descubrí otro cine, de antes y de aquel presente. A pesar de la pedantería de algunos tertulianos, entre el huno de los cigarros, es todo un referente. En concreto sobre esta película comentan muchos detalles: las dotes técnicas prodigiosas, el mago del suspense y cine de entretenimiento. Un gran montaje, excelente y problemática iluminación, con una estructura visual y un extenso catálogo de planos. Ese arranque inicial que te presenta todo. Análisis de las secuencias favoritas y de la utilización de los fundidos.


Sublime



HACE UN AÑO: Sam Mendes

8 comentarios:

Manderly dijo...

Aunque no es de mis películas favoritas de Hitch, me parece un peliculón!!
Es impresionante como el protagoniste se siente impotente hacia hacia los acontecimientos d elos que es testigo. Es fotógrafo pero en ningún momento, hace fotos de lo que ve. Lo más lógico sería tener pruebas físicas de todo.
Thelma Ritter, como siempre, puede llegar a robar el protagonismo al resto de los actores. Está genial, como siempre!
No me parece creíble el James Stewart aventurero... no sé, no me pega... no lo veo. Yo tampoco parece que vea mucho futuro en esa pareja...
Es puro cine: las imágenes son mucho más importantes que las palabras. Genial!!!

Aquel '¡Qué grande es el cine!' de los lunes nos enseñó muy buen cine!!

Un saludo.

LU dijo...

Manderly, yo le tengo un cariño especial, en parte por dos de los actores: Stewart y Ritter. Adoro a Telma Ritter y el toque que le dan sus escenas a esta película es de lo mejor de la cinta.
Y por todo ese pequeño mundo que aparece en cada una de las ventanas, un delicioso mosaico.

Sí que resulta curiosa esa falta de fotos, que sería la reacción más natural. Utiliza sus máquinas para mirar mejor, para poder llegar más adentro, no para guardar nada. Por otro lado se esconde para que no le vean, y siente remordimientos al entrometerse en las vidas ajenas… que no le duran demasiado.

Supongo que esa obligada y prolongada postración que le llevan a la inactividad y a cierto estado depresivo, le impiden hacer esas fotos, no lo sé.

Algunas partes no son creíbles, por ejemplo los disparos del flash que paralicen por completo al asesino… En cualquier caso, qué nervios mientras sabemos que se acerca al apartamento, la luz de las escaleras por debajo de la puerta, el sonido de los pasos…

Puro cine, ese patio, cada historia y todo lo que se vive en el apartamento. Genial.

Sí que aprendimos mucho con aquel programa de Garci.

Biquiños

xalons dijo...

Una de mis preferidas de Hitchcock. Entre ésta, Encadenados y Vértigo; no sabría por cual decidirme.

Uf, "Que grande el cine" fue un programa importante, sobre todo por la labor de acercar el cine al público televisivo en un horario de prime time, pero, pero...Garci y sus tertulianos, tan pedantes, tan misóginos, tan rancios y de derechas, acababan muchas veces con mi paciencia. Además de que nunca le perdonaré a Garci, no haberse atrevido a poner cine en versión original, en fin...él viene de una generación acostumbrada al cine doblado, censurado y sin ir más lejos, hasta sus películas están dobladas en estudio.

Otra cosa es Truffaut, él si que fue el que más hizo por elevar a Hitchcock al altar de los más grandes. Su libro "El cine según Hitchcock" es todo un clásico y uno de los libros más interesantes que he leído sobre el cine.

http://cdecine.blogspot.com/2009/01/rear-window-la-ventana-indiscreta-1954.html

X dijo...

Qué grande La ventana indiscreta, qué grande Encadenados, qué grande Hitchcock y Qué grande es el cine.

LU dijo...

Xalons, precisamente vuelvo a ver esta película por una reposición en La2. Yo, personalmente, le debo mucho a la televisión en cuanto al cine que conozco. Y en especial a aquellos ciclos que hacían en esa segunda cadena, y posteriormente al programa de Garci, que nos presentó tantas cosas desconocidas, sin posibilidad de acceder a ellas en una ciudad donde no funciona una filmoteca o tardaría años en llegar la idea del cine-club.

Los coloquios eran mejores en función a los personajes invitados porque con algunos ni coloquio, ni tan siquiera una frase (De Prada, por citar un simple ejemplo). Pedantes, pero con una gran selección de cine.

El libro de Truffaut es algo recurrente. Ahora mismo, después de volver a ver La ventana indiscreta, regreso a las páginas que ambos les dedican, y sigo descubriendo cosas, detalles.

Creo que tanto La2, como por aquí, la TVG, sí han hecho lo que han podido con la versión original, pero nunca en horarios de máxima audiencia. Para eso había que trasnochar.

Biquiños

LU dijo...

Xabi, sí, sin más. Muy grande.

Ahora lo que me apetece es buscar esas películas de Hitch más recoletas, que no haya visto ya en varias ocasiones. Descubrir pequeños tesoros.

Biquiños

troyana dijo...

Lu,
es una gran película de Hitchkot.
En cuanto a esa pareja,me ha recordado un poco lo diferentes que eran él y ella en "Memorias de África!: él,aventurero,ella anfitriona e inventora de cuentos para distraer a sus invitados.No sé,en el amor cualquier cosa puede funcionar.O no.
Y a mí también me gustaba "! qué grande es el cine".
biquiños

LU dijo...

Troyana, en el amor los opuestos se atraen, eso es verdad. Y, supongo que no buscamos a alguien como nosotros, sino una persona que nos complemente, que nos aporte algo. Pero esta pareja, no sé. Si metido en casa, con tiempo para pensar, no lo tiene claro…

Biquiños