martes, 14 de junio de 2011

La ceremonia (x 2) y Ruth Rendell

Mientras escribo esto, suena de fondo esta canción que tanto me gusta, con el mismo título.


La ceremonia

TÍTULO ORIGINAL La cérémonie. DIRECTOR Claude Chabrol. REPARTO Isabelle Huppert, Jacqueline Bisset, Sandrine Bonnaire, Jean-Pierre Cassel, Virginie Ledoyen. GUIÓN Claude Chabrol & Caroline Eliacheff (Novela de Ruth Rendell). MÚSICA Matthieu Chabrol. FOTOGRAFÍA Bernard Zitzermann. Francia 1995, 126 min. Venecia: mejor interpretación femenina (Isabelle Huppert & Sandrine Bonnaire)

Contratan a una chica para realizar labores domésticas en una casa bastante aislada. Eficaz y esquiva, apenas sale y se encierra en la habitación con un viejo televisor. Para ocultar su analfabetismo dice tener problemas visuales. Entabla amistad con la chica que trabaja en la oficina de correos. Ambas poseen un pasado oscuro y las dos juntas se encaminan hacia un final brutal.

Se respira desde el principio una atmósfera enrarecida y a medida que conocemos a los personajes, va en aumento la inquietud y el desasosiego. Brillantes actuaciones de las actrices protagonistas.

Y de una gran película a una novela que me ha fascinado.

El hijo perdido – El árbol de manos de Ruth Rendell

Escritora que ha cosechado un éxito fulminante con su primera novela, cuida con mimo de su pequeño hijo, hasta que, de repente, muere a causa de un fallo respiratorio. Su madre, que padece una enfermedad mental la quiere ayudar. Primero la engaña, pero cuando descubre la verdad, se horroriza. Poner remedio no resulta tarea sencilla y poco a poco se va aproximando a esa idea descabellada.

Por otro lado Barry está locamente enamorado de Carol, madre de tres hijos (2 de ellos en servicios sociales y el pequeño siempre cuidado por otras personas). Maltrato, abandono y celos son unas constantes en sus vidas.

Terence vive de las mujeres y despechado, trama la venganza definitiva, pero sus miedos le convierten en un adicto al valium.

Médico que se enamora de la protagonista, y un ex, padre de su hijo que quiere a toda costa casarse con ella.

Construcción magistral de una intriga basada en un hecho ilógico y reprochable, donde los personajes de mejores intenciones se verán totalmente sobrepasados.

Noemí nos cuenta muchas más cosas en una entrada espléndida en Zinéfilaz.


8 comentarios:

Noemí Pastor dijo...

Veo que mis malas influencias se expanden por el mundo. Que sigas disfrutando con Chabrol y con Rendell.

Manderly dijo...

Todavía tengo 'La ceremonia' pendiente. Ya ha salido varias veces en diferentes blogs y con buenas opiniones. Espero verla pronto.

Como ya dije anteriormente en algún post de Noemí Pastor, no he leído nada de Rendell pero tengo qeu hacerlo porque creo que me gustará.

Un saludo.

troyana dijo...

Le sigo la pista a Chabrol,en cuanto consiga "La ceremonia",os cuento.
saludos!

Pepe del Montgó dijo...

Chabrol me ha hecho aprender mucho de cine, pero también me ha hecho pasar horas muy aburridas. En cuanto a la lectura del libro que recomiendas, espera que termine con "El bolígrafo..." A mi eso de entrar en una papelería a comprar material escolar y entretenerme con los libros tambien me ha pasado. Veo muchas semejanzas con lo que me ocurre a mi, pero me imagino que así pensarán todos los lectores. Me gusta muchísimo. Ya tengo a toda la familia pendiente para que se lo preste.

LU dijo...

Noemí, la película la había visto hace unos cuantos años y apenas recordaba casi nada. Me ha gustado mucho, sobre todo las dos actrices principales. Vaya par!!!

Y el libro de Rendell ha sido un flechazo, ya desde las primeras páginas. Si estuviera de vacaciones, me lo habría leído de un tirón.

LU dijo...

Manderly, es muy buena, ya encontrarás el momento adecuado para verla, y seguramente disfrutarla.

Descubrir escritores nuevos para mi es maravilloso, y más si te tocan de lleno como ha sido con Ruth Rendell y esta espléndida historia.

Llevo una racha muy buena de lecturas, y que dure.

LU dijo...

Troyana, Chabrol, como dice Pepe, tiene obras de una gran calidad y otras que no hay por donde cogerlas. Ésta es de las de la primera categoría.

LU dijo...

Pepe, creo que ese efecto de identificación es uno de los elementos principales del libro. Todos hemos encontrado algo que nos hace sentir muy cerca del protagonista. Es muy ameno y llega.

Veo que entre cerveza y cerveza, avanzas.

Biquiños