domingo, 26 de octubre de 2008

En otoño

Ontario, septiembre, 08


Cambio de hora, y mañana de domingo un poco más larga. Tiempo para leer entradas de otros blogs y poner al día el correo electrónico. Tiempo para guardar en cajas la ropa de verano. Tiempo para avanzar en el libro que me tiene maravillada. Tiempo para escuchar música.





Suelto mis palabras, polillas en la casa vacía sin ti.
Sólo digo, para el que lo quiera, lo quiera oír,
que ahora mismo puedo escuchar con un vuelco de mi corazón,
el sonido de cada hoja desprendiéndose del árbol.
En otoño, en otoño, en otoño.
Algunas veces que uno es igual a cero, y no más,
es cuando me acuerdo de ti, de mi vacío y de tu voz.
Porque ahora mismo puedo escuchar cada latido de mi corazón,
como el ritmo de una canción que nunca empieza a sonar.
En otoño, en otoño, en otoño.
Ven y dime si al menos tengo en tu mente un lugar pequeñito.
Ven a mi lado porque ahora siento que podría no haber nacido.
Porque ahora mismo puedo escuchar el rugido de las aves,
y ver al hombre que nace viejo y muere en el vientre de su madre
En otoño, en otoño, en otoño.
Poco a poco la casa se ha ido quedando sin luz.
Me pregunto qué estarás haciendo en este momento tú.
Todos se han ido, y en la casa vacía me he quedado yo.
Miro por la ventana, a veces eso ayuda, y a veces no.
Hoy no he parado de deambular por la casa ya sin amueblar,
y en cada rincón he podido ver dedos señalándome, en otoño.

8 comentarios:

PEPE DEL MONTGO dijo...

La foto es impresionante y la música la adecuada para este momento. Aquí todavía estamos yendo a la playa. Saludos

La Dama Se Esconde dijo...

Pepe, la foto es solo un trocito de esas maravillas que nos ofrece la naturaleza.
La canción, a mi me encanta.
Por aquí el cielo está muy azul, pero lo de ir a la playa, ya no. De momento aprovechando este otoño suave.
Biquiños

imaging68 dijo...

Colores maravillosos del otoño, que siempre me endulzan los días cortos y las noches cada vez más largas y oscuras. Gracias por el regalo de la canción
Un beso

La Dama Se Esconde dijo...

Imaging, cada estación tiene su encanto y la naturaleza nos lo muestra año tras año.
Biquiños

eva dijo...

me encantan las fotos del otoño, y sus colores.
La canción, preciosa, yo la mañana del domingo la usé para recuperar sueño.
Biquiños

La Dama Se Esconde dijo...

Eva, a mi también me encantan las tonalidades del otoño. Esta tarde me daba un paseo con el perro y después de la lluvia había hojas de color ocre por el suelo, y me parece precioso.
Biquiños

Conciencia Personal dijo...

Reconozco que el otoño me duele, me sabe a ido, a lo que no pudo ser. También aquí la noche es más larga, más intensa para el refugio....

Amiguita, te sugiero "Historia de una gaviota y del gato que le enseño a volar" del chileno Luis Sepúlveda, te encantará...

besos, monique

La Dama Se Esconde dijo...

Esta entrada surge tras una conversación con una buena amiga a la que el otoño pone muy melancólica. Por qué nos afectará tanto el cambio de estaciones? Por la disminución de luz? A saber…

Busco el libro porque solamente el título ya me trae buenos presagios. Y de un escritor chileno (hace años descubrí un rincón al que volvería una y mil veces, la Patagonia chilena. Y desde entonces recibo con más cariño, si cabe, lo que llega de ese maravilloso país). Y, justamente el otro día ví un libro, Patagonia Express, de este mismo escritor.

Con todo este pequeño cúmulo de casualidades, me voy ya a buscar tu recomendación YA.

Gracias por todo, Monique.