lunes, 13 de febrero de 2012

Cronenberg - Yimou




Un método peligroso (David Cronenberg, Reino Unido 2011)

Después de empezar eXistenZ y no poder superar la primera media hora, pruebo con ésta, aunque sin demasiado convencimiento.

Divergencias entre dos de las máximas autoridades del psicoanálisis. La pulsión sexual como origen de la neurosis y la curación a través de la palabra (brutal ese terapeuta a su espalda, a quien no puede ni mirar). Sobrepasar los límites entre profesional y paciente, luchar contra su moralidad o disfrutar de los placeres prohibidos.


A pesar de sus muchas virtudes técnicas y de una turbulenta historia, se me hace larga y lejana. Mientras, divago y me pongo a pensar en las curiosas interpretaciones de los sueños o el significado de unas manchas (Rorschach).




Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos (Zhang Yimou, China 2009)

Con semejante título queda ya casi todo dicho. Una mujer insatisfecha. Una pistola que le ayudará a tomar las riendas de su vida o a vengarse. Una tienda de fideos chinos, con una única escena de preparación culinaria que será de los escasos momentos a recordar. Una espectacular luz y fotografía. Un arranque entre la parodia, lo teatral y lo ridículo.



No acabo de descubrir esa fascinación que provoca Cronenberg; y en esta ocasión, otro bache en la carrera de Yimou.


4 comentarios:

Mario dijo...

Me gustó mucho la de Cronenberg, no lo he enfocado como la moral, sino más con el hecho de la razón frente a las emociones en Jung, pero es un excelente punto atomar en cuenta; ella tiene un trauma que viene del sentido de culpa tras el abuso infantil. Ami me gusta Croneberg, creo que es muy interesante. La de los fideos no me llama la atención, no me rio mucho, soy medio aburrido. Un beso.

TRoyaNa dijo...

ja,ja,ja,
Lu,
¿te pones a divagar y a pensar en las manchas de Rorschach mientras ves "Un método peligroso"?
en fin,no parece que te haya entusiasmado,a mí desde luego,me dejo algo fría y distante,le faltó emoción en mi opinión.
Me aportó más después de vista,porque me dio pie a interesantes conversaciones sobre el psicoanálisis,Jung,los sueños....etc...pero claro,eso no es mérito de Cronemberg...

Mientras la vi,no me puse a pensar en las manchas de Rorschach pero casi;)

Biquiños

LU dijo...

Mario, para mi hay un peso muy importante de la moral, de la sociedad sobre las decisiones que toma Jung, en base a el que dirán, a tirar por la borda su matrimonio (y el status social adquirido y el bienestar económico). Tener una amante está bien, mientras se vive dentro del sagrado matrimonio y bajo las normas impuestas…

Además como médico psiquiatra tiene un gran poder sobre su paciente. La puede curar y genera una dependencia con ella. Se hace imprescindible. Pero no puede permitir que eso trascienda.

Discute sobre el sexo como base de las patologías, pero a la vez promueve una conducta sexual sádica con una paciente que ha sido humillada y maltratada….

Y además está el amor….

Muy compleja mezcla entre la intelectualidad y lo emocional. Le resulta sencillo teorizar, pero resbala en la vida cotidiana, como mucha gente ¿no?

Lo que me ha pasado con esta película es que no he sentido empatía, ni demasiado interés por lo que podría acontecer.

Biquiños

LU dijo...

Troyana, sí parece un poco extraño, pero con el psicoanálisis siempre me pasa algo muy etraño. Tendré que mirármelo, como dicen por aquí; a lo mejor es peligroso divagar de esa manera.

Siempre me ha parecido una rama muy peculiar de la psiquiatría. Una forma demasiado intelectual y muy poco práctica a la hora de afrontar los trastornos mentales. No digo que no cure, no tengo los conocimientos para poder afirmarlo o negarlo; pero a veces me da pavor pensar que la interpretación de unas manchas defina nuestra salud mental. Uf!!!

Biquiños