lunes, 16 de mayo de 2011

El bolígrafo de gel verde – Eloy Moreno

Mi universo particular de casualidades.

Las largas esperas de los aeropuertos son tan aburridas! Un paseo al quiosco. Me llama la atención el título de este libro. Tiene buena pinta.

Apenas unos días después de ese descubrimiento, la tartaruga recibe un mail:

Hola,
Mi nombre es Eloy Moreno y te escribo porque he publicado mi primera novela: “El Bolígrafo de Gel Verde”, de una forma un tanto especial.

Hace un año decidí ser yo mismo quien la editase y distribuyese. Para darla a conocer, cargaba una maleta llena de libros y recorría con mi coche las poblaciones cercanas a mi ciudad. Normalmente me pasaba días enteros en diferentes librerías y allí me dedicaba a promocionarla hablando directamente con los lectores. Como no tenía otros medios, también fui dándola a conocer a través de las redes sociales e internet. Navegando por Blogger he visto que te gusta la literatura, por eso me he permitido enviarte este email.

Emocionada, voy directamente al enlace que me manda y me fascina esa historia personal, esas ganas, esa ilusión.

Se lo regalo a mi padre, con la sana intención de leerlo yo después, y ayer por la mañana llegaba a su última página. Me encantó.

Una rutina más dentro de nuestras vidas, o una vida más dentro de nuestras rutinas. Llegaron los días en que no supe, o no quise, o realmente no pude, apreciar la diferencia. Llegaron los días en que me vi incapaz de distinguir la frontera entre casa y hogar, entre vida y existencia, entre amor y amistad; y esto último, sin duda, fue lo más doloroso. Llegó un momento en que futuro y pasado dejaron de ser distinguibles, mañana fue igual que ayer, ayer será igual que mañana.

qué clase de sociedad permite que un padre vea a su hijo sólo veinticinco minutos por la mañana y otros tantos por la noche. Qué clase de sociedad permite que un nuño de dos años se levante a las siete para, diariamente, mudarse a otra casa,

Hace años que tuvimos que contratar a alguien que hiciera lo que nosotros no podíamos. Nos ha faltado siempre tiempo. Nos ha faltado tiempo porque hemos tenido que trabajar demasiado. Hemos tenido que trabajar tanto porque, hoy en día, para todo se necesita dinero. Dinero para mantener a un niño al que apenas veíamos; dinero para contratar a una persona que nos limpiara la casa en la que apenas estábamos; dinero para vivir una vida que no hemos disfrutado. Todo tan circular, todo tan ridículo.

¿qué hacer cuando la indiferencia es permanente, cuando no hay motivos para estar tan distanciados?

Nos pasamos la vida persiguiendo tantas cosas vacías.

Aprendí que la mente es capaz de crear historias solo creíbles para uno mismo; que los celos son capaces de empañar cualquier verdad, de encumbrar cualquier mentira; que en los malos momentos raramente se acude a la razón, al diálogo mutuo, a la franqueza… se acude, en cambio, a las sospechas, a la desconfianza, a los recelos de una verdad que debe serlo sólo por el hecho de haber nacido nuestra. Aprendí la fortaleza del odio cuando acecha la duda, la resistencia de la desconfianza cuando el amor ya no es como era, la confusión de pensamientos cuando las cosas dejan de funcionar.

Ese ritmo que nos lleva sin sentido corriendo de un lado a otro. Ese trabajo que se queda con muchas de nuestras horas y energías. Los compañeros que nos ven más que nuestra familia. Ese cansancio vital que nos impide hablar o disfrutar. Esa distancia que un buen día parece insalvable. Esa maldita inercia. ¿Se puede salir de ese círculo? ¿Hay que buscar un lugar nuevo o hay que cambiar nuestra forma de vivir, de pensar?

Con estilo ágil, nos va desgranando las andanzas del protagonista del libro, su búsqueda de un boli, su plan, su venganza, su caída.

Me ha encantado.



HACE UN AÑO Y UN DÍA: Darín – Phoenix

14 comentarios:

Manderly dijo...

Genial experiencia Lu!!!
Pero entre que compras el libro y te llega el mail.... ¿cómo llega el autor a conocer tu mail? ¿Te suscribiste a su web?

Parece ser que el autor se pareaná por mi tierra el próximo mes...

Saludos!

Kashtanka dijo...

Desde luego yo también soy de las que por un título tan llamativo como ese, acaban comprado el libro.
Tiene buena pinta y encima si dices que te gusto...lo tengo claro,va para mi lista!!
Nos tienes que desvelar como el autor dio con tu mail.

Besotes!!

Eloy dijo...

Hola, Lu,
muchas gracias por haber convertido en regalo la novela y, sobre todo, gracias por escribir esta crónica sobre la misma.

Qué bonitas las frases que has elegido, me encantan.

Muchas gracias por ayudarme a que la novela se siga conociendo.

Aprovecho para saludar a tus lectores.

Un abrazo.

Eloy.

troyana dijo...

Lu,
todo esto me parece casi mágico.El autor,Eloy,te visita,te invita a que le leas.Tú le regalas el libro a tu padre,lo lees,te encanta.El autor visita tu blog,te agradece y nos saluda.
Mucha suerte Eloy,tu entusiasmo y perseverancia son sin duda,un ejemplo inspirador.
Lu,menos mal que el mundo de prisas e inercias en el que vivimos,de vez en cuando,nos guiña un ojo con pequeños gestos cómplices y amables.
Biquiños

Pepe del Montgó dijo...

Lu, tu sabes que no soy un lector de contínuo pero con esta entrada me has despertado el interés. Voy a buscar el libro por las librerías de Málaga.

LU dijo...

Manderly, en mi perfil hay un mail de contacto. La tartaruga tiene su propio correo, y el autor llegó, como él explica, por casualidad, trasteando en Blogger y viendo que yo hacía comentarios de libros.

Sin duda uno de esos momentos mágicos, uno más que me hace vivir esta maravillosa experiencia blogera.

En otra ocasión me pasó con Mercedes Castro, escritora de Ferrol que me dejó fascinada con su primera novela. Un amigo suyo leyó mi comentario y ella me mandó un mail maravilloso.

¿A qué es genial?

Biquiños

LU dijo...

Kashtanka, el título es muy sugerente. Y si además lees lo que pone la contraportada, ya acaba de atraparte.

No hay datos biográficos. Habla de que lo verdaderamente importante es la novela, la historia. A mi me ganó por completo con esos pequeños detalles, y ya con el mail, bueno ni te cuento la emoción!!!

Después al acceder al enlace de su web y leer todo ese trabajo previo antes de recalar en la editorial que lo lleva ahora, pues me rendí y a la primera ocasión compré el libro, esperé pacientemente a que mi padre lo terminara (es muy rápido, lee mucho), y lo ataqué con ganas.

A disfrutarlo!!!!

Biquiños

LU dijo...

Eloy, gracias a ti por hacer que unas páginas se conviertan en magia, por escribir una historia que de una manera u otra, nos toca a todos, por dar protagonismo a un simple bolígrafo para describir tanta contención y sentimientos. Gracias por saber hacer llegar toda esta historia, por todas esas horas escribiendo, moviendo el libro, hablando con personas, buscando en la red.

Te mereces todo lo bueno que te trae esta novela.

Biquiños

LU dijo...

Troyana, después de escribir esta entrada, le envié un mail a Eloy con el enlace y dejé un comentario en su web y en su Factbook.

Esa cercanía de algunos escritores les hace, en mi opinión, mucho más grandes.

Un libro no es solamente su lectura y su historia, es esa pequeña parte que ocupa en tu vida, el momento en que lo lees, con quien lo comentas, todo lo que te hace sentir, y el lugar que ocupa después en una estantería, en unos recuerdos.

Hay que disfrutar de esos pequeños momentos apartados de toda la inercia, de esa rutina todopoderosa. Hoy, por ejemplo, es festivo en Galicia. Celebramos el día de las Letras Gallegas. Me he levantado mucho más tarde que un martes cualquiera, he desayunado con tranquilidad, un café recién hecho con tostadas humeantes. Después un rato en cama leyendo, que es cuando más me gusta. Y ahora con vosotros. Pequeños detalles tan importantes.

Biquiños

LU dijo...

Pepe, merece la pena apoyar proyectos hechos con ilusión y esfuerzo, como éste. Se percibe honestidad por todos los poros, y de eso ya no queda mucho en el universo editorial. Ojalá lo disfrutes.

Biquiños

troyana dijo...

Lu,
me parece a mí que la vida no es mucho más(ni menos):
saber valorar y disfrutar las pequeñas cosas.
Poco más.
Y lo que cuentas del desayuno sin prisas,para mí es fundamental,el resto del día puedo ir de culo,pero el desayuno,lento,leyendo en papel o al ordenador,disfrutando.Es un momento muy mío.

Y lo que cuentas de todo lo que envuelve la lectura de un libro,forman parte del proceso:con quien lo compartes,las anécdotas,las implicaciones afectivas,los detalles...lo mismo que un viaje,y también una película,porque no me digas que no influye el momento en el que la ves,con quien la ves,los comentarios antes y después.....todo forma parte de esa experiencia subjetiva que hará que ames,sientas indiferencias o aborrezcas lo que acabes de ver.

Biquiños y disfruta de tu día libre con esas pequeñas cosas que nos pasan a menudo inadvertidas.

LU dijo...

Troyana, mi desayuno de lunes a viernes es visto y no visto, café con galletas y en cinco minutos comienza la carrera. Pero los fines de semana o vacaciones, me desquito, y los disfruto que no veas…

No podemos aislar la literatura, el cine, la música o los viajes de nuestro estado anímico, de lo que nos rodea, de cómo lo percibimos y como lo integramos con nuestro bagaje. Son mucho más que historias o argumentos, buenos planos o textos perfectos, son emociones.

Hoy ya de vuelta a la realidad rutinaria. Qué poco dura un festivo!!!!

Biquiños

Manderly dijo...

Ya lo he terminado. Lo cierto es que esperaba otra cosa. Creo que en la mitad de páginas podría haber contado lo mismo, así que se me ha hecho un poco repetitivo.
Creo que más que la rutina, lo triste es la incomunicación. Y lo digo ahora que con todas estas nuevas tecnologías al alcance de todos puede que estemos menos en contacto que antes.
A veces cuando te hablan tan bien de algo quizás te imaginas el listón muy alto.
Saludos.

LU dijo...



Manderly, a mi me ha pasado más de una vez. La euforia previa eclipsa lo que después me encuentro.

Bueno, pues nada, espero que lo que te estás leyendo ahora te guste más.

Yo he terminado esta semana El verano de los juguetes muertos de Toni Hill. Novela negra que me ha robado unas cuantas horas de sueño. Ansiosa por acabarlo y averiguar la solución a los dos casos que se investigan. Tiene ya publicada la segunda de esta saga, y en breve, caerá, porque me ha dejado un excelente sabor de boca.

Biquiños