domingo, 22 de mayo de 2011

Downtown Abbey


Después de caer rendida por completo a The Wire, nunca había disfrutado tanto con una serie, ni me había enganchado de tal manera (llegué a sentir ansiedad antes de ver el final). En fin, debilidades… Ahora un giro radical, de las calles de Baltimore a esta masión británica a principios del siglo XX, donde aristocracia y sirvientes forman un universo de traiciones, tretas y relaciones de amistad, amor y odio.

En las vacaciones de Semana Santa todos mis amigos estaban fascinados con esta serie y a la vuelta me decidí, y entendí de inmediato tanta alabanza.

Ambientada de forma exquisita y con unos personajes espléndidos.

La familia Grantham-Crawley tiene un gran problema con la sucesión del mayorazgo: no hay varón heredero directo, y aparece un primo lejano que en un principio no parece el más adecuado para quedarse con semejante tesoro. Todo se podría solucionar con un matrimonio muy conveniente entre Mathew y Mary, la hija mayor.

La abuela de Mary y la madre de Mathew protagonizan constantes trifulcas, que darán lugar a momentos brillantes.

El matrimonio Grantham, ahora forma una pareja sólida, aunque sus inicios no fueron precisamente románticos. Tienen tres hijas. Entre las dos mayores existe una fuerte rivalidad que les llevará a hacer cualquier cosa con tal de fastidiar a la otra. La pequeña ayuda a la doncella y lucha por los derechos de la mujer, encontrando un gran aliado en el chofer socialista.

Los criados, divididos en una férrea jerarquía, dirigidos por el señor Carson y la ama de llaves señora Hughes, ambos rectos y leales, con un pasado a sus espaldas que se irá desvelando poco a poco.

Los malos, malísimos, O´Brien y Thomas, la ingenua Daisy que se lleva todos los gritos de la cocinera gruñona y los buenos, Anna, Bates y William.

A la espera de la segunda temporada, dejo aquí algunos momentos memorables de estos primeros episodios.

El criado plancha la prensa cada día para que los señores la lean.

¿Qué es un fin de semana? (la condesa viuda en cuyo vocabulario no ha estado nunca el término trabajo, se asombra ante esta expresión tan extraña equivalente a ocio o descanso).

Todo el mundo desfila hacia el altar con la mitad de su historia escondida. (Otra genialidad de esta condesa que no comparte la idea de sinceridad plena de su nieta).

¿Existe algo peor que perder a una doncella?

Hay delitos peores que la lealtad. (Daisy añade condimentos extra a los platos de la cena, con un claro objetivo).

Los alegres Charlies, difícil imaginar las ocupaciones anteriores de alguien que cumple con rigor sus labores como sirviente.

Sin duda el mejor momento, las extrañas circunstancias de la muerte de Pamuk.




HACE UN AÑO Y UN DÍA: El hombre del tren

HACE UN AÑO: París – Darjeeling

10 comentarios:

troyana dijo...

Lu,
si que hay contraste sí, nos llevas de una serie policiaca en los barrios delictivos de Baltimore a una serie de intrigas palaciegas plagada de secretos y mentiras....habrá que pensarlo:)
biquiños

Teléfila dijo...

Es muy buena ¿verdad? La rivalidad entre las dos abuelas espero que nos de grandes momentos de alianza en la segunda temporada.

Un saludo!

Bargalloneta dijo...

me encanta Maggie Smith es tan señora!!! y además recuperan a Elizabeth MacGovern!!!!!
Yo tammbién me lo pensaré!!!
a ver si me la bajo!!
petons

Manderly dijo...

Sólo he visto el primer capítulo cuando lo estrenaron en televisión. Principalmente lo vi por disfrutar de Maggie Smith que es una de las grandes y además ese papel le va genial.
El caso es que con las series se me hace eterno esperar de un capítulo al siguiente así que tendré que verla pero toda seguida.

Me reí mucho con lo de '¿qué es un fin de semana?'

Saludos!

LU dijo...

Troyana, es para no aburrirme, giro radical en cuanto a temática, dirección, actores, época, tipo de argumento y personajes. Nada que ver.

Es realmente buena y se pone muy emocionante de cara a la segunda temporada.

Biquiños

LU dijo...

Teléfila, esas rivalidades son la salsa de toda la trama y ambas abuelas son increíbles, muy buenas actrices y con unos personajes muy sabrosos. Habrá que esperar.

Biquiños

LU dijo...

Bargalloneta, cuanta con un plantel de actores muy buenos, cuida mucho los detalles en cuanto a ambientación, y todas esas intrigas entre señores y criados…

Muy recomendable.

Biquiños

LU dijo...

Manderly, yo esperé a que terminara para verla de un tirón, sin eternos cortes publicitarios y horarios inciertos. Llevo muy mal el poco respeto que le tienen a los espectadores en algunos canales de TV.

Maggie Smith lo borda!!!

Ojalá te guste.

Biquiños

Pepe del Montgó dijo...

Es curioso, porque en esta semana ya he tenido tres recomendaciones para ver esa serie, y de tres personas que no se conocen entre si, o al menos eso creo.

LU dijo...

Pepe, a mi me convencieron mis amigos que coincidían todos en lo mucho que les gustaba. Y ya es difícil tanta unanimidad.

Biquiños