martes, 22 de junio de 2010

El país del agua de Graham Swift

Extraordinaria narración que describe la lucha constante de los habitantes de los Fens, rodeados de agua y barro. Un peculiar profesor de Historia que imparte unas extrañas clases, compartiendo con sus alumnos los avatares de sus antecesores. Momentos críticos de la Historia que se solapan con esas pequeñas vivencias personales que nunca ocuparán un espacio en los libros de texto. Miedos, inseguridades, locura, supervivencia, el descubrimiento del sexo en la adolescencia, el amor por la Historia, por contar cuentos y leyendas, la flema de los Crick, la cerveza local, los secretos guardados en un cofre o escritos en una carta, los remordimientos, un asesinato o un accidente, el robo de un bebé, la curiosidad de los niños, el alcoholismo, el contrabando… Todo esto y mucho más tiene cabida en esta intensa novela.

Mientras la leía recordaba algunas de las escenas de la película, casi olvidada en los oscuros rincones de mi memoria, y que ahora me apetece revisar.




HACE UN AÑO: Vals con Bashir

6 comentarios:

key dijo...

Es una peli especial, dentro de su sencillez. Lo mejor que dirigió papá Gyllenhaal (Homegrown también pero es una locura). Y otro gran trabajo del entonces en forma Jeremías.

LU dijo...

Key, estaba en la biblioteca y ya la tengo en casa. Este fin de semana cae seguro.

BIQUIÑOS

Pepe del Montgó dijo...

Pues yo no volvería a ver la película pues me pareció lenta y aburrida y el trabajo de Jeremy Irons más de lo mismo.

LU dijo...

Pepe, yo apenas recuerdo escenas sueltas, pero al leer el libro sí que me apetece volver a verla. Me gusta analizar las adaptaciones de novelas y ahora que la tengo tan reciente…

Conciencia Personal dijo...

Nena, leí el libro, ignoraba que existe la película.

Besos de verano, Monique.

LU dijo...

Monique, hoy o mañana volveré a verla, para refrescar mi oxidada memoria y ya la cuento un poquito.

Faltan tres semanas para volar a tu tierra. Ahora sí empieza la cuenta atrás.

Biquiños de domingo