miércoles, 15 de abril de 2009

Costa da Morte (I)

Tras dos meses con cielos de azul intenso, se acercan los festivos y las nubes acechan amenazantes. Paraguas, chubasquero, libro y música, como parte de ese equipaje preparado para afrontar el agua que los meteorólogos no se cansan de pronosticar. La noche anterior a la partida, nos juntamos para tomar decisiones. Solamente el alojamiento reservado y una fuerte dosis de improvisación. En cualquier aso, nos vamos, desafiando a la borrasca, rumbo a las Rías Altas.

Primera parada en Noia para un aperitivo y breve paseo bajo la lluvia. Ya en Muros, una buena comida, regada con cerveza y vino. Pequeña tregua que aprovechamos para recorrer la parte vieja y el puerto. Estamos en racha, caminata por la increíble playa de Carnota, villa famosa por su inmenso hórreo, que apenas podemos fotografiar porque comienza el diluvio. Carreras a los coches y seguimos hacia Cee, donde nos espera el hotel, el pub y una cena suculenta (con un flan de queso que pone el broche perfecto).

Segundo día y ya llega el ansiado sol para poder disfrutar de Muxía, de las olas batiendo contra las rocas y de una exquisita empanada de congrio (estaban de fiesta y había que participar).


Muxía, abril 2009

8 comentarios:

Edge dijo...

Leí tu post anterior.

A mí La Duda no me llenó las expectativas. Si bien las actuaciones son impecables, el desarrollo argumental lo encontré cansado y lento.

SalU2
T.

xabipop dijo...

Qué bien un poco de solito y mucha mar, creo que en éso coincidimos. Nos encanta la playa.

Bonitas fotos

Muxus

Penélope dijo...

Preciosas las fotos. Mucho viento pero bueno Muxía es la tierra del viento. De todas maneras no me vuelvo a quejar del viento de Muxía; en Lanzarote es continuo.

La Dama Se Esconde dijo...

Edge, parece que hay bastante unanimidad en cuanto a esta película.

Bienvenido

La Dama Se Esconde dijo...

Xabi, a mi lo que me gusta realmente es EL MAR. Me hipnotiza, podría pasarme horas viendo como rompen las olas, o los reflejos el sol, o las tonalidades verde-azules. Y ese sonido tan relajante.
Crecí abriendo una ventana cada mañana desde la que veía la ría de Vigo. Ahora ya no se ve desde ese mismo sitio...
Y esta zona de Galicia, a pesar de la cercanía no la conocía, y he vuelto entusiasmada. Pondré más fotos, que ya sabes lo poquito que me cuesta.

Biquiños

La Dama Se Esconde dijo...

Penélope, incluso despeinadas estamos divinas, je je

Thabitha dijo...

Qué recuerdos me traen estas fotos. Cómo lo echo de menos.
Bicos!

La Dama Se Esconde dijo...

Thabitha, iré poniendo más a lo largo de este mes, porque es como revivir parte de esas sensaciones de vacaciones, de viajes, y yo encantada. Espero que no te dé un ataque de morriña.

Bicos