sábado, 27 de septiembre de 2014

De tu ventana a la mía + La desaparición de Patò

De tu ventana a la mía


Tres mujeres, de edades y épocas distintas, que han fracasado en el amor, tienen que afrontar la vida en un ambiente cerrado y hostil. Son mujeres que no pudieron elegir su camino y tuvieron que vivir una vida soñada, imaginada, recordada, cosiendo junto a su ventana.


Me ha gustado mucho, sobre todo el mimo con que nos acerca a cada una de esas mujeres y sus mundos. Mezcla perfecta de sentimientos: amor, rabia, impotencia, frustración. Sueños y realidad cara a cara. Aferrarse a los deseos y llorar en silencio, o con gritos desgarrados. Sublime Maribel Verdú. Un gran acierto la manera de conectar, con detalles, las tres historias. Sin duda, un prometedor debut de esta realizadora.


Directora Paula Ortiz. Guión Paula Ortiz. Música Avshalom Caspi. Fotografía Migue Amoedo. Reparto Maribel Verdú, Leticia Dolera, Luisa Gavasa, Roberto Álamo, Fran Perea, Cristina Rota, Pablo Rivero, Álex Angulo, Carlos Álvarez-Nóvoa, María José Moreno, Luis Bermejo, Julián Villagrán, Miguel Alcíbar. España 2011, 107 min. Premios: Festival de Valladolid - Seminci: Mejor nuevo director.

La desaparición de Patò de Andrea Camilleri

Un acontecimiento admirable y misterioso se verificó en Vigàta el 21 de marzo de 1890, Viernes Santo, durante la representación de la Pasión de Cristo: el contable Antonio Patò, director de la sede local del Banco de Trinacria, funcionario irreprochable, marido integrísimo y padre de dos niños, además de apreciado Judas en la antedicha representación, tal como estaba en el guión se precipitó, al término de ésta, por el escotillón preparado para abrirse, con maravillosa verosimilitud, pero ya no volvió a aparecer para luego regresar a su habitual papel de ciudadano modelo. ¿Desaparecido, volatizado? ¿Patò ha muerto o se ha escondido?.

Nº de páginas: 256 págs.
Editorial: DESTINO, Barcelona 2002
ISBN: 9788423334476

Por lo general, las novelas de este escritor, muy breves y amenas, me encantan, y me entretienen mucho. En este caso, y partiendo de lecturas precedentes y la inevitable comparación, no me ha convencido del todo. Tiene esos destellos del autor (los párrafos de los informes y conclusiones finales son brillantes), pero con tanta carta, se pierde parte del encanto. Bien, sin más.



martes, 23 de septiembre de 2014

Mindfulness + Cosmopolis + Tom Rosenthal

El poder del mindfulness de Christopher K. Germer

«¡Animo!» «Deja de sentir lástima por ti mismo.» «No lo eches todo a perder.» Cuando estás inquieto, triste, enfadado o te sientes solo, ¿escuchas estas voces autocríticas? ¿Qué sucedería si en lugar de luchar con las emociones difíciles las aceptases? Tras décadas de experiencia como terapeuta y practicante de la meditación mindfulness de la atención plena, el doctor Christopher Germer ha aprendido una lección paradójica: todos queremos evitar el dolor, pero aceptarlo y responder compasivamente a nuestras propias imperfecciones, sin juicios ni autocensuras, son pasos esenciales en el camino de la curación. Este libro habla de la autocompasión y ofrece estrategias creativas para ponerlo en práctica. Dominarás las técnicas necesarias para vivir más plenamente el presente y para ser amable contigo mismo cuando más lo necesites.

Con cierto recelo, inicio la lectura de este texto. Ignoro casi todo sobre la atención plena (mindfulness), pero siento gran curiosidad, y soy de las que creen que siempre se saca algo en limpio. Este tipo de libros favorecen la reflexión, el auto-conocimiento, el dedicarnos a nosotros mismos una mirada amable, un tiempo. Y eso es lo que he hecho.

Resulta muy sencillo, para todos los públicos. Aporta numerosas experiencias y ejercicios. Meditación, atención plena, respiración, luz, música, establecer un diálogo con nuestros rincones, con nuestras debilidades y fortalezas. Me ha gustado el planteamiento. Me quedo con algunas prácticas muy relajantes y con esa voz que nos ayuda: ¿qué te diría tu mejor amigo en esta situación?

Cosmopolis


Con el capitalismo a punto de extinguirse, los disturbios se extienden por Nueva York. El joven multimillonario Eric Packer se dirige en su limusina a cortarse el pelo en su peluquería favorita. Eric descubre que alguien quiere asesinarle a la vez que el caos se apodera de su imperio.

Un par de ejemplos de la simpleza recargante del discurso de esta película:

El tiempo cotiza en bolsa.

El futuro se vuelve inexistente.

No sé ser indiferente.

¿Dónde duermen las limusinas?


Si la parte que se desarrolla dentro de ese espantoso coche es tediosa y cansina; la recta final con más “acción”, es un verdadero horror. ¿Será que no la he entendido?



Director David Cronenberg . Guión David Cronenberg (Novela: Don DeLillo). Música Howard Shore. Fotografía Peter Suschitzky. Reparto Robert Pattinson, Sarah Gadon, Paul Giamatti, Samantha Morton, Juliette Binoche, Kevin Durand, Emily Hampshire, Patricia McKenzie, Mathieu Amalric, Jay Baruchel, Abdul Ayoola, Gouchy Boy, George Touliatos, Philip Nozuka, K'Naan. Canadá 2012, 108 min.


Una canción para volar muy alto, una voz que se desliza. Conmovedor, Tom Rosenthal – Go Solo.




domingo, 21 de septiembre de 2014

Hannah Arendt


Biografía de la filósofa judío-alemana Hannah Arendt, discípula de Heidegger, que trabajó como periodista en el juicio a Adolf Eichmann, el nazi que organizó el genocidio del pueblo judío durante la II Guerra Mundial, conocida por "la solución final".


Muestra a una mujer con las ideas muy claras, fiel a su pensamiento y a sus creencias. En lucha contra la opinión pública, y contra sus propios amigos (no pudieron o no quisieron entenderla). Controvertida y repudiada, por judíos, por alemanes y su gente.


Planteaba teorías muy revolucionarias sobre el mal en el ser humano. Ella no habla de monstruos, sino de personas “normales y corrientes”, que simplemente renuncian a pensar. En el caso de Eichmann, lo define como un hombre disciplinado, aplicado y con ambiciones. Burgués solitario, con tendencia a refugiarse en ideologías. Encontró en el nacionalsocialismo la oportunidad de participar en algo histórico y grandioso.


Escenas del juicio, extraídas de los archivos, se entremezclan para aportar realismo. Impresionante Barbara Sukova, actriz que ya ha trabajado en varias de las películas de la realizadora. Una propuesta muy interesante que nos acerca al razonamiento y circunstancias de esta mujer.


Directora Margarethe von Trotta. Guión Pam Katz, Margarethe von Trotta. Música André Mergenthaler. Fotografía Caroline Champetier. Reparto Barbara Sukowa, Axel Milberg, Janet McTeer, Julia Jentsch, Ulrich Noethen, Michael Degen, Nicholas Woodeson, Victoria Trauttmansdorff, Klaus Pohl. Alemania  2012, 113 min. 2 Premios del Cine Alemán: Mejor actriz (Sukowa) y mejor película de plata. 6 nom.Festival de Valladolid - Seminci: Espiga de Plata. Web oficial

jueves, 18 de septiembre de 2014

El retrato de Dorian Gray + Future Islands


El retrato de Dorian Gray


Dorian Gray (Ben Barnes) es un joven aristócrata muy atractivo que, después de haber pasado una solitaria adolescencia en el campo, regresa a Londres, donde ha heredado una mansión. Atraído por la vida nocturna, se sumerge en ella de la mano de Lord Henry Wottom (Colin Firth), que lo conduce a los antros más recónditos y sórdidos de la ciudad. Al joven le fascina el estilo de vida decadente y amoral de Wotton. Por otra parte, su obsesión por alcanzar la eterna juventud lo impulsa a hacer un pacto diabólico: él se mantendrá siempre joven, pero las huellas del paso del tiempo y de sus terribles delitos, es decir, su degradación física y moral se reflejarán en un retrato que le ha hecho su amigo el pintor Basil Hallward (Ben Chaplin).


No, no me gustado nada. Ni la estética, ni el ritmo, ni el actor protagonista, ni los efectismos que tanto molestan.

La gente muere de sentido común.

Haz que la vida arda, siempre, con la llama más intensa.


Título original Dorian Gray. Director Oliver Parker. Guión Toby Finlay (Novela: Oscar Wilde). Música Charlie Mole. Fotografía Roger Pratt. Reparto Ben Barnes, Colin Firth, Rebecca Hall, Rachel Hurd-Wood, Ben Chaplin, Emilia Fox, Caroline Goodall, Fiona Shaw, Maryam d'Abo, Douglas Henshall, Michael Culkin, Johnny Harris. Reino Unido 2009, 107 min.



Como contrapunto, una canción que me tiene totalmente embaucada.

Future Islands – Light House




sábado, 13 de septiembre de 2014

Los millones de Santiago Lorenzo

Presentación del autor

En 1992 creó la productora El Lápiz de la Factoría, con la que dirigió cortometrajes como Bru, Es asunto mío o el aplaudido Manualidades. En 1995, produjo Caracol, col, col, que le valió pisar con calma la alfombra roja de los Premios Goya, que ganó en la categoría a Mejor Corto de Animación. Cuatro años después estrenó la película Mamá es boba. En 2001 abrió, junto a Mer García Navas, Lana S.A., un taller dedicado al diseño de escenografía y decorados. En 2007 estrenó Un buen día lo tiene cualquiera.  Harto de los tejemanejes del mundo del cine, decidió cederle sus ideas a esto de la literatura, publicando las novelas Los millones y Los Huerfanitos.

La novela

A Francisco le toca el premio gordo de la Primitiva, y no puede cobrarlo por no tener DNI. Es un ser solitario y marginal, perteneciente a las agonizantes filas del GRAPO. Cada día pasa horas cosiendo etiquetas falsas en camisetas y apostado a la barra de un bar a la espera de instrucciones para una acción inminente. Sobrevive a duras penas, en un cochambroso piso, obsesionado por cualquier gasto improvisado que desajuste su precaria economía.

Me costó engancharme a la historia. La descripción detallada de las miserias del protagonista no me provocaban ni la más mínima empatía o pena. El lenguaje empleado en ocasiones distrae y distancia. A medida que entran en escena otros personajes y la acción se dinamiza, mejora de forma considerable. Enternecedor el momento de la colisión del tren. Amor entre dos desarraigados.


domingo, 7 de septiembre de 2014

Tombuctú de Paul Auster

De nuevo a partir de una conversación surge esta recomendación, por parte de una persona que ha quedado encandilada con el libro, y con quien comparto el amor por los canes.

Míster Bones es un perro de raza indefinida, pero de una inteligencia muy precisa. No habla inglés –quizá porque se lo impide la forma de sus fauces–, pero tantos años escuchando el incesante torrente verbal de su amo han hecho que lo comprenda a la perfección, y que pueda pensar e interpretar el mundo con una sensibilidad muy canina y una sintaxis muy humana. Porque Míster Bones tiene siete años y ha vivido desde que era un cachorro con William Gurevitch, más conocido como Willy Christmas desde que Santa Claus le habló desde el televisor, provocando en él una auténtica experiencia mística. Willy es un vagabundo, un poeta errante, un excéntrico superviviente de las revoluciones de los sesenta. En un principio, se asoció con Míster Bones en busca de protección, porque la vida en las calles es muy dura, una alianza que se convirtió en un mutuo descubrimiento, un amor sin condiciones. Juntos recorrieron América, sobrevivieron a duros inviernos en Brooklyn y ahora están en Baltimore, viviendo la que quizá sea su última aventura en común

Nº de páginas: 176 págs.
Editorial: ANAGRAMA, 2003 Barcelona.
ISBN: 9788433967459

La historia se divide en dos partes. En la primera, al lado de Willy, parlanchín incansable, con una mente muy dispersa, poeta, y con una salud muy deteriorada. Da instrucciones a su perro de lo que ha de hacer para no caer en las garras de los malvados humanos que se llevan a los perros a refugios o a restaurantes chinos.

En la segunda parte, Mr Bones, indefenso, tendrá que buscar comida y hogar y vivirá experiencias muy variadas.

Uno de los libros más breves de Auster, un autor que siempre me fascina. De prosa ágil y ligera, de mucho trasfondo argumental. Estilos de vida radicalmente opuestos. Voz interior de un perro capaz de comprender e interpretar lo que le rodea. Personas que no se callan, y otras que viven guardando para si mismas la esencia de sus emociones e inquietudes. La complicidad, los afectos, la crueldad, la locura, la búsqueda de una vida mejor; y un paraíso al final del túnel.

No es de mis preferidos. Tiene grandes momentos, pero deja un regusto agridulce, triste.