martes, 4 de junio de 2013

La caza



Título original Jagten (The Hunt). Director Thomas Vinterberg. Guión Thomas Vinterberg, Tobias Lindholm. Música Nikolaj Egelund. Fotografía Charlotte Bruus Christensen. Reparto Mads MikkelsenThomas Bo LarsenAnnika WedderkoppAlexandra RapaportAnne Louise HassingLars RantheLasse FogelstrømSusse WoldOle DupontSebastian Bull Sarning. Dinamarca  2012, 111 min.



Lucas, divorciado, ve a su hijo fines de semana alternos, pero pronto puede mejorar este régimen de visitas, ya que el chico desea vivir con su padre. Trabaja en una escuela infantil y los pequeños le adoran, en especial Clara, quien lo busca para volver a casa. Él tiene que guiarla ya que no puede pisar las rayas del suelo. Comparte con sus amigos la afición a la caza. Ilusionado con el posible inicio de una relación sentimental.




Parece que la vida le sonríe de nuevo... hasta que un día Clara cuenta algo terrible sobre él. La creen y de pronto todo se transforma en un infierno. Dudas, sospechas, certidumbres, prejuicios. Linchamiento colectivo. Pasa de seer un hombre modelo, amigo de sus amigos, a escoria. ¿Qué puede hacer para variar el rumbo de los acontecimientos? Los niños nunca mienten….




No son habituales este tipo de personajes en las historias de Vinterberg. Aquí ya he hablado de dos de sus obras: Submarino y Querida Wendy. Para mi gusto, excesivas y retorcidas. Pero ahora me rindo ante La caza. Un trabajo excelente, con un guión brillante, un soberbio Mikkelsen. Un completo obsequio de detalles y matices. Genera dudas ante el espectador; nosotros sí sabemos qué pasa, pero, ¿qué haríamos en la piel de los habitantes de ese pequeño pueblo? ¿A quién creer? Qué fácil es dejarse llevar por las aparentes evidencias.




6 comentarios:

Manderly dijo...

Cuando se trata de niños es muy difícil. ¿Cómo puede un niño pequeño decir cierto tipo de cosas que los niños, por ser niños, desconocen? Es lógico pensar que dicen la verdad. Lo importante es proteger al niño... por si acaso.
El comportamiento del profesor es chocante ya que casi es más pasivo que otra cosa. No se defiende, quizás porque se sabe inocente y pensará que todos llegarán a esa conclusión.
Genial el final!
Saludos.

Miguel Angel dijo...

¿Cómo lo haces para adelantarte y ver todas las pelis antes que yo? De óxido y hueso y esta las tengo en pendientes... Me voy a tener que poner las pilas. Y después de tu entrada, no tengo excusa. Volveré.
Un beso.
Miguel

TRoyaNa dijo...

Lu,
todavia no sé por qué no le he dedicado una entrada a esta película que me dejó una buenísima impresión,supongo que últimamente por falta de tiempo.
EL tema que aborda es muy peliagudo y dejo abiertos muchos interrogantes:¿es lícito dar por sentado que los niños no mienten?¿qué daño irreversible puede llegar a alcanzar una mentira?
Hay una escena que me parece magnífica y es cuando el protagonista,al borde ya del declive más absoluto acude a la misa de navidad,y allí también está su amigo(padre de la niña)y su esposa,sus miradas se cruzan y sobran las palabras.....qué poder el de una mirada,capaz de reprochar,de socavar la antigua confianza que ahora se ha convertido en sospecha y recelo...creo que la mirada que le dirige el protagonista al padre de la niña es una lanza a su conciencia,a la culpa por la injusticia que todos están cometiendo con él...
Me pareció un momento magnífico.Me asombran estos nórdicos cuando economizan hasta ese punto el lenguaje y con los precisos y concisos gestos nos van desvelando las claves.
El final me parece perfecto,no lo cambiaría ni un poco.
Biquiños

LU dijo...

Manderly, ésa es la clave. La protección por encima de todo al niño.

Creo que el comportamiento del profesor no resulta tan pasivo. Yo lo veo desbordado. En un momento de su vida en el que las cosas parece que vuelven a ir bien; de pronto semejante mazazo y que nadie le crea; que todos lo señalen como culpable en una comunidad tan pequeña…. Tiene que ser terrible. Qué impotencia!!!!

Sí, Gran Final

Biquiños

LU dijo...

Miguel, me encanta que haya alguien a su propio ritmo como yo, ja ja ja. Somos un club de lentos, no crees?

Que las disfrutes y ya contarás

Biquiños

LU dijo...

Troyana, me quedo más tranquila. Ya pensaba que de nuevo no era capaz de encontrarla en tu blog…

Y ya ves, yo respondiendo a estas alturas:; tampoco voy muy sobrada de tiempo últimamente.

No es lícito darlo por sentado, pero qué difícil ponerlo en duda. A veces los adultos con tanto celo protector lanzamos unas alarmas que ya ves. Me da la impresión que en la entrevista de la directora y el psicólogo con la niña, encuentran lo que buscan…. Manual o protocolo en mano…

Mentiras que pueden hundirle por completo la vida a una persona inocente. Juzgado de antemano; después resulta casi imposible demostrar esa inocencia.

Tremenda esa escena y esa mirada. En cualquier caso parece que el amigo se debate entre las dudas porque sí le abre la puerta de su casa, aunque después….

Complejo ponerse en el lugar de esos padres….

A mi me dio por pensar en qué haría yo con ciertas evidencias de algo tan grave, ¿creería directamente a la niña? Buf

Biquiños