miércoles, 4 de enero de 2012

Happythankyoumoreplease + Confucio



Happythankyoumoreplease


Escritor que no consigue publicar su novela, ni mantener una relación de pareja duradera. Una mañana, se encuentra a cargo de un niño “perdido”. ¿Lo lleva a la policía o servicios sociales? Pues sí, pero no. O sea, se lo queda, se encariña con el crío, le compra unas bonitas camisetas, lo utiliza como gancho tierno para ligar, y lo entretiene con unos rotuladores.


Su amiga es la exaltación del optimismo, sonrisa constante a pesar de padecer un cáncer. Se enamora siempre del hombre equivocado. Mucho sexo y si te he visto ni me acuerdo. Un compañero de trabajo, anodino y gris, cae rendido a sus encantos, aunque la moralina habla de belleza interior. Todos merecemos el amor, con sus cuatro letras y en mayúsculas.



Y una pareja que parece sólida, pero surge el conflicto: tú a Los Ángeles, yo a Nueva York. El sueño efímero de uno que no encuentra su lugar en esta vida,  y la persistencia de ella, de permanecer... Esta historia no la entiendo mucho, algo se me ha escapado.

Adivina cómo acaba...

Aroma independiente, jóvenes inseguros y muchos puntos para ser un delicioso entretenimiento. Se deja ver, y tiene momentos fluidos, pero se acerca peligrosamente a la sensiblería.

Estoy harta de ser optimista. Es agotador.

DIRECTOR Y GUIONISTA Josh Radnor MÚSICA JayMay FOTOGRAFÍA Seamus Tierney REPARTO Kate Mara, Malin Akerman, Josh Radnor, Dana Barron, Richard Jenkins, Zoe Kazan, Tony Hale, Pablo Schreiber, Fay Wolf, Michael Algieri, Peter Scanavino, Maria Elena Ramirez, Sawyer Novak. EE UU 2010, 100 min. Sundance: Premio del público a la Mejor Película. WEB OFICIAL



Confucio

Abolir la tradición de enterrar a los esclavos con los amos muertos. Reducir el poder absoluto de la nobleza. Recuperar tres ciudades sin derramamiento de sangre. Se granjea muchos enemigos, y es repudiado, huyendo con un grupo de fieles discípulos. Éxodo en el exilio.

Alcanza su máximo valor en cuanto al acercamiento que hace a este gran hombre, pero no me parece un film a destacar.

Sólo quiero enseñar, no quiero que me molesten con la política.

Podemos leer en la Wikipedia: Propugnó el gran valor del poder del ejemplo. Los gobernantes, decía, sólo pueden ser grandes si llevan vidas ejemplares y se guían por principios morales. De esta forma, los ciudadanos de sus estados tendrían el necesario estímulo para alcanzar la prosperidad y la felicidad. ¿Utopía?

Curiosidad; vivió en el antiguo reino de Lu.



TÍTULO ORIGINAL Kong zi. China 2010, 115 min. IRECTORA Hu Mei GUIÓN Chan Hon, He Yanjiang, Jiang Qitao, Hu Mei MÚSICA Su Cong, Zhao Jiping FOTOGRAFÍA Peter Pau REPARTO Chow Yun-Fat, Chen Daoming, Zhou Xun, Lu Yi, Yao Lu, Chen Jianbin, Zhang Kaili, Jiao Huang, Ren Quan, Wang Ban



8 comentarios:

Troyana dijo...

ja,ja,ja,ja,ja,
¿de verdad estás harta de ser optimista??
Lu,yo creo es más agotador ser pesimista,al menos sin descanso.

Me centro en la primera película,que es la que he visto.
Me gustó la historia de la chica enferma de cáncer,la que más.
La película es entretenida,pero poco más.No terminó de entusiasmarme a pesar de tener algún momento rescatable.
Biquiños

Rosalía dijo...

Me encantan siempre las películas que traes, ¡vas a ser mi ruina! jajaja

bsos!

LU dijo...

Troyana, la frase del optimismo debería entrecomillarla, pero nunca lo hago por vaga, la dice precisamente la chica de la historia del cáncer. Y es quizás uno de los momentos más logrados, ella siempre tan sonriente y animada, y rompe…

Agotadores son algunos pesimistas, hunden al más iluso…

Es muy flojita en general y demasiado ñoña para mi gusto. Alargar la permanencia del niño en casa del protagonista, me parece una chorrada e innecesaria, por ejemplo.

Otras vendrán…

LU dijo...

Rosalía, a mi sin embargo me deja pasmado tu cargamento literario y esa INMENSA lista de retos a la que te estás aficionando…

Que lo disfrutes

Biquiños

xalons dijo...

A mí Happy...me gustó. No me pareció muy ñoña para otras cosas que circulan por ahí.

http://cdecine.blogspot.com/2011/05/happythankyoumoreplease-2010-josh.html

Mario dijo...

Me hizo gracia que estés cansada del optimismo, yo por el contrario trato de buscarlo ya que se me escapa contínuamente de las manos, por acá hay un logo/calcomanía que en colores dice sé optimista, lo ponen en los carros pero con el tráfico violento o los vehículos inclementes robando enseguida espacio, suena a burla. Las cintas que mencionas las tenía por bastante malas según he leído críticas y te veo poco entusiasmada que me escabullo de ellas. Lo de Confucio ya no es utopía es una buena broma de esas que seguro se repiten en cenas políticas. Besos.

LU dijo...

Xalons, también suelen ser de mi agrado este tipo de películas, pero en este caso ha habido unos cuantos detalles que, para mí, chirrían. ¿Por qué alarga la historia con el niño? ¿Qué pasa con la pareja que él quiere irse y ella quedarse?

Claro que también es importante tener en cuenta que es una ópera prima, lo cual da pie a pensar en las posibilidades futuras.

Escenas que sí me gustaron: el niño dibujando y él intentando inspirarse ante el portátil. Las fotos sobre la mesa de trabajo…

Me quedo en u punto medio, aunque reconozco que lo que no me gusta, no me gusta nada.

Niquiños

LU dijo...

Mario, la frase del optimismo es literal de la película. La dice una de las protagonistas, muy insegura, enferma de cáncer y con una racha de relaciones sentimentales que no cuajan. Yo soy propensa al optimismo, lo intento llevar a la práctica y cada vez lo considero más necesario, aunque no dejarse llevar por la ingenuidad, claro.

La filosofía de Confucio en cuanto a la política está actualmente en el otro extremo de la realidad que vivimos, donde nuestros gobernantes lo único que ansían es su propio beneficio, ambición y poder. Al pueblo que le dén...

Biquiños