domingo, 7 de noviembre de 2010

Mikio Naruse

De una familia muy humilde, le gustaba la literatura, pero a los 15 años con la muerte de su padre se ve obligado a trabajar. Por medio de un amigo entra en contacto con el mundo del cine y poco a poco se va forjando su carrera. Realiza melodramas centrados en la figura de la mujer, con encadenamiento de situaciones muy dramáticas que aportan una visión bastante pesimista del Japón de la posguerra.

Títulos sugerentes que desconozco si son traducciones fieles o un alarde de imaginación.


Madre (1952)

Familia en precaria situación económica. El hijo mayor y el marido mueren. Da en adopción a la niña pequeña, de la que se ocuparán unos tíos con dinero para ofrecerle una vida mejor. Mujer que muestra su rostro siempre complaciente a los demás y que llora en la soledad de la noche.

La voz de la montaña (1954)

Los hijos ya son mayores. Ambos están casados. A ella le va muy mal con su marido. Y él no quiere a su mujer y tiene una amante. Difícil para los padres verlos sufrir y no saber cómo ayudarles. Sentimientos de inutilidad. La escena final en el parque es maravillosa.


Nubes flotantes (1955)

Mientras estuvieron en Indochina, durante la guerra, vivieron una apasionada historia de amor. A su regreso, ella seguirá locamente enamorada; él está casado y parece haber olvidado todo lo sucedido. Tenacidad frente a apatía o incapacidad de amar.

Cuando una mujer sube la escalera (1960)

Mujeres solas que buscan su independencia montando un negocio y esquivando o aprovechando lo que los hombres de negocios con dinero les pueden aportar. Difícil mantenerse alejada de ciertas propuestas. La protagonista parece muy fuerte, pero las circunstancias no le ayudan.




En las tardes de otoño, cuando las hojas caen, los bares de día son como las chicas sin maquillaje.

Sin duda, mi favorita. Esa mujer subiendo con delicadeza las escaleras de su bar, con el kimono.

Nubes dispersas (1967)

Un fatal accidente causa la muerte de un hombre: Su viuda tendrá que rehacer su vida. Y el conductor del coche que provocó el atropello, a pesar de ser absuelto se siente culpable. Un amor imposible y un pasado más fuerte que el futuro.

Será su último trabajo y su incursión en el color.

12 comentarios:

troyana dijo...

Lu,
¿de dónde sacas todos estos títulos?¿y el tiempo para verlas?;)?
me ha encantado la frase de los bares de día en otoño,equiparándolos a las mujeres sin maquillaje.qué extraña y hermosa analogía.
biquiños

Alí Reyes H. dijo...

De verdad ¿De dónde sacas esas películas?...Bueno...Fíjate que todavía estoy buscanso un clásico que se llama LOS SIETE SAMURAY y no lo he encontrado ¿Cómo encontraré éstas? ...Aunque parecen muy tristes

Pepe del Montgó dijo...

Me gusta mucho el cine japonés porque me gusta el cine bueno, pero de todas las que citas me parece que he visto "Madre" aunque no la localizo bien en mis recuerdos. Tendré que ver algo de este director que recomiendas. Ultimamentese te notan los ojos algo rasgados.

LU dijo...

Troyana, el cine japonés me gusta especialmente y después mi curiosidad es infinita, no hay más. ¿Tiempo? Hago lo que puedo. Duermo muy poco y no veo apenas nada de TV.

Esa frase suena al principio de la película en boca de la protagonista, y al oírla, no sé el motivo, sentí que me iba a gustar mucho.

Biquiños

LU dijo...

Ali, tengo una suerte inmensa con la biblioteca municipal de mi ciudad, tiene un fondo de DVDs impresionante. Estas cinco son todas de allí. En España, en general lo tenemos mucho más fácil. Se han reeditado muchas cosas en DVD y después está la libre circulación, o pirateo, que también nos aporta mucho material.

Biquiños

LU dijo...

Pepe, las localicé hace tiempo en la biblioteca y decidí hacerme un mini – ciclo, lo que se está convirtiendo en una costumbre en este otoño, y me gusta, por esa continuidad. Ojos rasgados no sé, pero necesidad de una buena comedia, sí.

Madre es muy triste pero una preciosidad. Mi preferida es la de la mujer en la escalera. Todas tienen algo. Dirige fantásticamente a las actrices, y técnicamente tiene detalles que seguro apreciarás mejor que yo. Copio: Kurosawa afirmaba que el cine de su compatriota era como un gran río en el que la superficie permanece calmada, pero debajo de ésta, el fondo está lleno de turbulencias.

Sayonara

Jack dijo...

Yo me he liado con el ciclo de Nicholas Ray y apenas me da para ver otras cosas. Además, cuando me salgo del ciclo me encuentro con cada petardo como por ejemplo "Australia" de más de dos horas y media. ¿Por qué todos los que quieren dirigir cine actual no se empapan bien del cine japonés? Si así fuera, otro gallo nos cantaría en las pantallas.

LU dijo...

Jack, he empezado con N. Ray, pero a mi manera, por el final, Relámpago sobre agua…

Australia, vaya bodrio. Lo único pasable y no tiene mérito son los paisajes.

En breve comento otra actual que no me dejó nada contenta.

Ahora me voy a tomar un descanso de cine japonés. Toca cambiar.

Biquiños

eloy dijo...

De Naruse ví una de las Nubes.., la que fue su última película. No estaba mal. Yo también soy un apasionado del cine japonés, y yo también voy mucho por la biblioteca, más bien todo los días, soy el que lleva la sala de Audiovisuales de la Biblioteca de Castellón. Tenemos una sección de cine que, modestia aparte, creo que es muy completa, y que actualizamos bastante a menudo. A tí creo que te queda un poco lejos.

me apunto a lo de biquiños.

eloy

Bargalloneta dijo...

He visto nubes flotantes y la mujer que subia la escalera.... que maravilla!!!

LU dijo...

Eloy me he quedado muerta, de ENVIDIA. Yo soy habitual de mi biblioteca, no tanto como tú, obvio; y la verdad es que le daría un beso al / la responsable de la sección de DVDs porque es un tesoro.

Este es el enlace:

http://www.rbgalicia.org/vigo/

Naruse me ha gustado, pero sigo adorando a Ozu en lo más alto del podium japonés.

Desde Vigo a Castellón, cruzando toda la península. Va a ser que hoy no me acerco a saludarte. Es que hace malo, temporal y me despeino.

Pero desde aquí recibe un besote enorme.

LU dijo...

Brgalloneta, La mujer… es de las que yo he visto, o sea estas cinco, la que más me ha gustado, en conjunto; porque cada una tiene cosas maravillosas.

Y la actriz es muy buena.

Biquiños