domingo, 31 de enero de 2016

Cuentos para entender el mundo + Facebook

Cuentos para entender el mundo de Eloy Moreno


Este es un libro dedicado a todos aquellos que siguen siendo niños aunque los adultos les obliguen a disimularlo. Son 38 cuentos cortos que te harán pensar, reflexionar, sentir, vivir...
Están recomendados para niños a partir de 5-6 años y también para adultos. Y sobre todo, están recomendados para contarlos, comentarlos y disfrutarlos a solas o con tus personas queridas.

Siento hacia este escritor verdadera admiración. Me gusta la gente que cree en sí misma y va a por todas en la vida. Eloy lo tenía muy claro y cuando escribió su primera novela (El bolígrafo de gel verde), él mismo se encargó de editarlo y distribuirlo, cargando con una maleta llena de ejemplares y llevándolos a poblaciones cercanas a la suya. Se ponía en contacto conmigo, como responsable de este pequeño blog, para invitarme a conocer su trabajo. Por pura casualidad, yo ya había echado el ojo en uno de los puestos de Barajas al libro en cuestión. El título me llamó la atención, unos días después llegaba el mail, y ya no lo pude resistir. Nos lo leímos todos en casa, y fue uno de mis regalos estrella de ese año.


Cuando publicó esta colección de cuentos, fue la ilustración de la portada, la que me sedujo en primer lugar. Un pedido directo a su web, un fallo en mi dirección, una rápida rectificación, y una amable respuesta. Dos ejemplares con sendas dedicatorias.

He seguido su consejo y lo he degustado a pequeños sorbos. Son textos, algunos conocidos, con su toque personal. Nos llevan a sentir, emocionarnos, pensar y reflexionar. Una maravilla. Ideal para tener cerca y poder disfrutarlo siempre.

Hoy termina enero, y me gustaría empezar a compaginar la Tartaruga con mi Facebook. Hace ya unos años que enlazo las entradas que publico aquí, y me parece una buena idea unir ambas alternativas. Empiezo con lo más destacado de este último mes, siempre desde mi perspectiva muy personal.

Música, ocupa un gran espacio, una de mis pasiones. Dos canciones de discos que he escuchado mucho estas semanas.

Benjamin Booker


Marble Sounds 


Un par de artículos relacionados con la belleza de los cuentos y Japón.






martes, 26 de enero de 2016

Big Fish + Clara Campcoamor

Big Fish


William Bloom (Billy Crudup) no tiene muy buena relación con su padre (Albert Finney), pero tras enterarse de que padece una enfermedad terminal, regresa a su hogar para estar a su lado en sus últimos momentos. Una vez más, William se verá obligado a escucharlo mientras cuenta las interminables historias de su juventud. Pero, en esta ocasión, tratará de averiguar cosas que le permitan conocer mejor a su padre, aunque para ello tendrá que separar claramente realidad y fantasía, elementos que aparecen siempre mezclados en los relatos de su progenitor.



La vi en el cine cuando se estrenó y me dejó totalmente fascinada y embrujada. Uno de mis directores preferidos, y una maravillosa fábula sobre la vida. ¿Realidad sin adornos, con su fealdad; o un cuento que todo lo embellece?


Director Tim Burton. Guión John August (Novela: Daniel Wallace). Música Danny Elfman. Fotografía Philippe Rousselot. Reparto Ewan McGregorAlbert FinneyBilly CrudupJessica LangeAlison Lohman,Helena Bonham CarterSteve BuscemiDanny DeVitoMarion CotillardJeff CampbellMissi PyleRobert GuillaumeDavid DenmanLoudon WainwrightDeep RoyMiley Cyrus. EE UU 2003, 126 minutos. Web oficial

Clara Campcoamor. La mujer olvidada



España 1931, Segunda República. Clara Campoamor y Victoria Kent son las primeras diputadas. Clara luchará para lograr el voto femenino. Encuentra su primer obstáculo en sus propios compañeros de partido. Va creciendo la teoría de que las mujeres voten influenciadas por la iglesia y, por ello, a la derecha.


Ella choca frontalmente con la ley que se aplica en los tribunales, donde se prefiere pagar por el silencio, antes que reconocer públicamente el hijo de un adulterio. Rechazada y apartada por sus compañeros de partido, los mismos que por cobardía utilizan la palabra prudencia cuando no son capaces de pronunciar una negativa rotunda. Se define como humanista, no como feminista (algunos desde los sillones del parlamento prefieren refieren a las mujeres como histéricas por naturaleza).


Te van a devorar, porque tienes principios.

Han pasado ya muchos años, pero los corrillos entre diputados capaces de pactar con el diablo, o vender su voto al mejor postor, siguen de plena actualidad. Pena que ya no quede nadie con valores e integridad.

Puedes ver la película completa en este enlace.

Directora Laura Mañá. Guión Yolanda García Serrano, Rafa Russo (Libro: Isaías Lafuente). Música Xavi Capellas. Fotografía Sergi Gallardo. Reparto Elvira MínguezAntonio de la TorreMónica LópezJoan CarrerasPep CruzToni SevillaJoan MassotkleinerManel BarcelóFermí ReixachMingo RàfolsMar UlldemolinsRoger CasamajorSara EspígulMontserrat CarullaJordi Sánchez,Xavier AmatllerJoaquín GómezPep Sais. España 2011, 90 min.


domingo, 24 de enero de 2016

Relatos salvajes

La película consta de seis episodios que alternan la intriga, la comedia y la violencia. Sus personajes se verán empujados hacia el abismo y hacia el innegable placer de perder el control, cruzando la delgada línea que separa la civilización de la barbarie.


Le tenía muchas ganas y este fin de semana la hemos visto. Por las referencias de personas con las que coincido a menudo, iba ya muy dispuesta a que me gustase. Me ha ENTUSIASMADO.

El formato ágil de colección de historias breves. Ese humor negro con muy mala leche. Sed de venganza y reacciones viscerales. Maravillosa.


Actores soberbios. Ritmo que no deja ni un segundo de tregua. Atrapa por completo desde el principio. Y una banda sonora arrebatadora.

Vamos por partes, porque cada capítulo merece un comentario.


Un vuelo tranquilo. Una conversación de dos personas que no se conocen. Y a partir de un simplón “¿a qué te dedicas?”, entrarán en juego todos los ocupantes del avión. Brillante.


Una camarera aburrida en una tarde de lluvia. Un único cliente que evoca un pasado terrible. Una cocinera que no duda ni un segundo. A grandes males, soluciones desmesuradas.


Una carretera solitaria. Conductor feliz al volante. Un coche se interpone en su camino, le impide el adelantamiento, y una vez que lo sobrepasa…. La más violenta.


Ingeniero que llega tarde al cumpleaños de su hija por culpa de una grúa que ha retirado su coche de una zona de aparcamiento mal señalizada. Sus quejas no surten efecto. Su ex mujer le echa una bronca…. Ricardo Darín, siempre soberbio, incluso cuando se pone así de radical.


Familia muy adinerada. El hijo regresa aterrorizado. En la televisión salta la noticia: atropellada una mujer embarazada y el culpable huye sin detenerse. ¿Podrá el dinero y un abogado de prestigio solucionar tan terrible problema? Los giros de esta historia son fantásticos. Y el final, brutal.


Mi favorita, la fiesta de boda. Todo es perfecto. Los invitados se lo están pasando en grande. Allí están todos: los amigos de la infancia (reencontrados gracias al Facebook), las amigas del alma, los compañeros de trabajo, y las familias. Hasta que la novia descubre…. Esa escena en la azotea que se inicia con llanto desconsolado, se va apaciguando, se desquita y pone los puntos y comas. El regreso a la sala… Y esa canción…. Magistral.

 

 Director y guionista Damián Szifrón. Música Gustavo Santaolalla. Fotografía Javier Juliá. Reparto Ricardo DarínDarío GrandinettiLeonardo SbaragliaErica RivasOscar Martínez,Julieta ZylberbergRita CorteseMaría OnettoOsmar NúñezNancy Dupláa,María MarullGermán de SilvaMarcelo PozziDiego GentileAlan DaiczLiliana WeimerClaudio DelanLucila MangoneFederico LissWalter DonadoDiego VelázquezMargarita MolfinoCésar BordónMónica VillaJuan Santiago Linari. Argentina 2014, 119 min. Premios Goya: Mejor película hispanoamericana. Festival de San Sebastián: Premio del Público (Mejor film europeo). Premios Ariel: Mejor película iberoamericana. Web oficial


domingo, 17 de enero de 2016

Pelando la cebolla + Luz de gas

Pelando la cebolla de Günter Grass

Después de ver El tambor de hojalata me entraron unas ganas tremendas de leer algo de Günter Grass. Pensaba en esa misma novela, que apenas recuerdo. Pero en un comentario de Fran (El cine sin gafas) en aquella entrada hacía alusión a este libro, que yo no había leído, y me pareció una excelente idea.

Trabajo estrictamente autobiográfico sobre sus primeros años. Son los pensamientos de un anciano sobre las grandes preguntas de la vida.
Pelando la cebolla es historia personal, de Alemania, del mundo. Grass habla con serenidad sobre las dificultades de aquellos tiempos y sobre su vida en esos años previos a la fama: esto y numerosas reflexiones sabias e inusuales.

Nº de páginas: 456 págs.
Editorial: ALFAGUARA, 2007.
ISBN: 9788420471402

No soy muy propensa a textos autobiográficos porque la vida de escritores y artistas, en general, no me interesa demasiado.

Rememora la infancia y sobre todo la adolescencia y madurez precoz en plena guerra. La fragilidad de la memoria y los recuerdos, que muchas veces adornamos con imágenes o sensaciones de situaciones vividas, que no son tan reales. Hace alusiones a muchas vivencias que después darán lugar a escenas o capítulos de algunos de sus narraciones. Las películas de cine que ve y libros que lee mientras es un niño y está todavía en la vivienda familiar. La ilógica más absurda de su iniciación voluntaria en las Waffen-SS. El no cuestionarse desapariciones, ni evidencias del entorno nazi. Soldado y posteriormente prisionero.

Sus inquietudes y el largo camino que ha de recorrer como artista: escultor, dibujante y escritor. Su faceta de aprendiz. Los retratos a ancianos sentados en un banco. Sus poemas y relatos.

Su padre le ofrece la posibilidad de trabajar, ganar dinero e ir asegurándose un futuro. En un momento muy complicado de su vida, subsistiendo en la más absoluta pobreza. Y ahí toma la decisión de aprender y dedicarse al arte. No parece nada sensata la idea. No le desaniman las circunstancias adversas de todo tipo.

Las mujeres, ese primer amor, anónimo. Su familia. Sus personajes. Tertulias y encuentros reales y soñados.

Me resulta muy divertido todo lo que relata sobre su incapacidad para montar en bicicleta porque me siento totalmente identificada. Otro episodio también muy curioso es cómo llega a un curso de iniciación a la cocina en el período de mayor hambruna de su vida.

Una lectura fascinante para empezar el año.

“Queda claro que yo me ofrecí voluntario para el servicio de la Waffen. ¿Cuándo? ¿Por qué?”

“Durante mi entrenamiento para el combate con tanques no supe nada de crímenes de guerra […]. Pero mi llamada ignorancia no puede encubrir el hecho de que pertenecí a un cuerpo, un sistema, que planeó y organizó la destrucción de millones de seres humanos. Aunque yo mismo no me considerara culpable, siempre queda algo en la conciencia que no se puede limpiar, eso que solemos llamar con frecuencia responsabilidad compartida. Es seguro que tendré que vivir con ello para el resto de mi vida”.


Entre estas páginas se alude a una película que vuelvo a ver ahora.

Luz de gas


En plena época victoriana, un pianista se casa con una bella joven, y juntos se van a vivir a casa de una tía de ella misteriosamente asesinada años atrás. La felicidad de la mujer termina cuando empieza a oír ruidos que la aterrorizan.


Una joven muy enamorada se casa con un hombre al que apenas conoce. Todo es de color de rosa hasta que se trasladan a Londres, para cumplir así un sueño del caballero. Habitarán la casa en la que ella se creció al cuidado de su tía.


Un misterioso asesinato, no resuelto. Un marido que poco a poco va empequeñeciendo a su esposa. Ella está plenamente convencida de su locura, no sale de casa, no habla con nadie, pierde cosas constantemente, se olvida de todo….

Como espectadores sabemos desde casi el principio quien es el malo, aunque vamos uniendo las piezas poco a poco. Vemos el declive de la protagonista.


Sobrecogedora e inquietante. Intriga bien narrada y dosificada. Personajes secundarios excelentes: la criada sorda, la criada descarada y ligona, la anciana fisgona, el policía perspicaz e insistente. Actores brillantes.


Título original Gaslight. Director Thorold Dickinson. Guión A.R. Rawlinson, Bridget Boland (Teatro: Patrick Hamilton). Música Richard Addinsell. Fotografía Bernard Knowles (B/N). Reparto Diana WynyardAnton WalbrookFrank PettingellCathleen CordellRobert NewtonMinnie RaynerJimmy HanleyMarie WrightAubrey DexterMary Hinton,Angus MorrisonJack Barty. Reino Unido 1940, 84 min.

Cuatro años más tarde la llevará también a la pantalla George Cukor. La pieza británica se estrenaría en Estados Unidos con posterioridad, cambiando el título para “despistar”, o no confundir.


viernes, 15 de enero de 2016

LNZNDRF + Ingrid + El diario de Carlota

En esta ocasión quiero empezar por una canción que me ha dejado fascinada esta semana. Banda formada por Scott y Bryan Devendorf de The National y Ben Lanz de Beirut.



Ingrid


Un hombre, recién instalado en su nuevo piso, conoce a Ingrid, una joven artista tan bella como misteriosa. La fascinación por Ingrid y su compleja vida irá in crescendo y descubrirá alguno de sus peligrosos secretos, ligados con el oscuro mundo de la magia. A camino entre el suspense y la experimentación, Ingrid se adentra en un mundo en el que las representaciones artísticas se convierten en el núcleo visual y sonoro. Partiendo de sus indagaciones sobre las redes sociales e incluyendo a algunos actores amateurs vinculados con este movimiento, Eduard Cortés ha dejado que las performances inunden la pantalla hasta convertir "Ingrid" en un flujo creativo.


Lo peor que le puede pasar a una historia es que no genere interés. No hay misterio, no hay chispa. Círculos extraños y desconcertantes, sin más.

Dirección y guion Eduard Cortés. Música Micka Luna. Fotografía Bet Rourich. Reparto Eduard FareloElena SerranoVictòria PagèsJürgen MüllerJosé María Blanco. España 2009, 94 min.

El diario de Carlota


Carlota tiene 16 años y está enamorada de un deportista llamado Oriol... pero descubre el sexo con Sergio, el yerno que todas las madres quisieran para sus hijas. Carlota está hecha un lío, pero ni sus padres (que se están separando), ni sus mejores amigas (Elisa y Mireia) pueden ayudarla. Entre otras cosas, porque Elisa se disfraza de chico para poder estar cerca de Lucas, del que está perdidamente enamorada, y porque Mireia se ha propuesto seducir al joven Oriol, traicionando así a su mejor amiga.


¿Les gustará este tipo de cine a los adolescentes? Pretende ser ligera y divertida. Prescindible por completo.

Director José Manuel Carrasco. Guión Roberto Santiago, Ángela Armero, José Manuel Carrasco (Novela: Gemma Lienas). Música Xavier Font, Arturo Vaquero. Fotografía David Azcano. Reparto Andrea RosMaxi IglesiasLorena MateoDavid CastilloLydia FairénMarcel BorrásSergio ParralejoOmar MuñozBenito SagredoLuis CallejoAna Rayo. España 2010, 110 min. Web oficial


domingo, 10 de enero de 2016

The Fall: El sueño de Alexandria



Hollywood, años veinte. Tras una desafortunada caída, un especialista en secuencias de acción es ingresado en un hospital. Allí conoce a Alexandria, una niña con un brazo roto a la que hace una promesa: si ella le consigue morfina, él le contará una historia maravillosa. El relato se extiende a todos los rincones del mundo. Remake de la película búlgara "Yo Ho Ho" (1981) de Zako Heskija.


En esta ocasión el argumento es lo de menos. Se trata de un poderoso experimento visual. Un cuento o miles de cuentos. Tal vez la excusa perfecta para rodar en 28 países.



Brazo roto tras caída de un naranjo. Dentadura inmersa en un vaso de agua o dentro de la naranja, ñam!! Elefante en el agua. Una isla paradisíaca, palacios y princesas. Una verdadera locura.



Título original The Fall. Director Tarsem Singh. Guión Dan Gilroy, Nico Soultanakis, Tarsem Singh (Remake: Zako Heskija). Música Krishna Levy. Fotografía Colin Watkinson. Reparto Lee PaceCatinca UntaruJustine WaddellJulian BleachRobin SmithDaniel CaltagironeLeo BillSean GilderGrant Brett SwambyMarcus WesleyJeetu Verma. India 2006, 118 min. Premios Festival de Cine Fantástico de Sitges: Mejor Película. Web oficial.


jueves, 7 de enero de 2016

Cosas que perdimos en el fuego + Películas en 2015

Cosas que perdimos en el fuego


Tras perder a su marido (David Duchovny) en un violento incidente, Audrey Burke (Halle Berry), madre de dos hijos, recurre a Jerry Sunborne (Benicio del Toro), un exheroinómano, el mejor amigo de su marido desde la infancia. Audrey le ofrece cobijo con la esperanza de que pueda ayudarla a ella y a sus dos hijos a superar tan terrible pérdida. Jerry libra una batalla diaria para alejarse de las drogas, pero su inesperado papel como padre quizá pueda constituir un estímulo determinante en su rehabilitación.


Primera incursión de la directora en Hollywood, que en mi opinión se queda a medias. El argumento es poderoso, pero cae en un grave error: los buenos son tan BUENOS, y por momentos roza con lo empalagoso y ñoño. Creo que sobran ejemplos de lo excepcional que era el difunto. Por otro lado, Benicio del Toro está increíble y su personaje es el alma de esta cinta. Siento curiosidad por saber cómo hubiera escrito un guionista europeo esta misma historia.


Me gusta esa amistad que sobrevive a los años y a las circunstancias. Me duele ese mundo de la droga, las recaídas y la impotencia de quienes rodean a la persona. (No me puedo creer esa incursión de la protagonista en los bajos fondos, ella solita, y cargando a peso a ese hombretón totalmente drogado). Me quedo con la escena de la visita infantil con su lata de galletas de Star Wars y una deliciosa Oreo entre las manos temblorosas en pleno proceso de rehabilitación domiciliaria. Inevitable ese apoyo - terapia omnipresente en el cine made in USA, reunidos en la iglesia y relatando ante los demás cómo se sienten.... Bastante bien reflejado el duelo de la viuda con sus hijos pequeños. Culpar a otro, tener sentimientos contradictorios, ser incapaz de sacar la ropa del armario de su marido, de olvidar, de conciliar el sueño... Y ese hermano, siempre a su lado.


Tampoco aporta demasiado el amigo que quiere (y no puede) dejar a su mujer, que le ofrece trabajo a un toxicómano (sin demasiadas razones aparentes, ni cercanía, ni parentesco); tal vez por simple sustitución de un compañero para correr y alguien que escuche sus quejas....

Se deja ver, y con un día tontorrón, lloras a raudales.



Que suena esta maravillosa canción incluida en la banda sonora.



Título original Things We Lost in the Fire. Directora Susanne Bier. Guión Allan Loeb. Música Johan Söderqvist. Fotografía Tom Stern. Reparto Halle BerryBenicio del ToroDavid DuchovnyAlison LohmanAlexis Llewellyn,Micah BerryJohn Carroll LynchOmar Benson MillerRobin Weigert. EE UU 2007, 119 min. Web oficial


Ya he escrito con anteriuoridad sobre algunas de las películas de Susanne Bier.

Después de la boda - No me gustó nada. Banda sonora excepcional, con temas de Sigur Ros. Amor es todo lo que necesitas - Se aleja de sus registros dramáticos y aquí se muestra dulce y ligera. En un mundo mejor - Demoledora, me encantó.

Resumen de lo más destacado del cine que he visto en 2015, con un mes en blanco (julio), y otros rebosantes. Mucha retrospectiva.

Enero – The lunchbox

Febrero – El coleccionista

Marzo – La solterona

Abril – King Kong. Extraños en un tren. Juan Nadie. Lolita. El extraño.

Mayo – La noche del cazador. Vivir para gozar. Yo confieso. Boyhood.

Junio – Perdición. La heredera. En solitario

Julio

Agosto – Vacas. La mejor oferta. El americano impasible. Los Tenenbaums, una familia de genios.

Septiembre – Vivir es fácil con los ojos cerrados. La vida inesperada.

Octubre – Lost in translation. Philomena. Lluvia en los zapatos. La colmena. Luna de papel.

Noviembre – Una pastelería en Tokio. Loreak. La calle sin sol.

Diciembre – El tambor de hojalata. La vida de Adele. Los violentos años veinte. Inevitable.



viernes, 1 de enero de 2016

Cartero + Libros del 2015 + Males de cabeza

Cartero de Charles Bukowski

Escritor eminentemente autobiográfico, nos cuenta en esta obra otro fragmento de la vida de su alter ego Chinaski. En Cartero describe los doce años en que estuvo empleado en una sórdida oficina de correos de Los Ángeles. El libro termina cuando Chinaski/Bukowski abandona la miserable seguridad de su empleo, a los 49 años, para dedicarse exclusivamente a escribir. Y escribe Cartero, su primera novela.

192 págs.
Editorial: ANAGRAMA, barcelona 1993.
ISBN: 9788433920638



Primera obra de este escritor a quien hacía mucho, pero mucho, que no leía. Con su estilo ágil y contundente característico. Aquí ya aparecen referentes de sus textos posteriores. Me ha gustado, sobre todo por la sensación nostálgica que me deja.

Será sin duda la última lectura de este 2015, un año muy variado en cuanto a estilos, autores y algún que otro gran descubrimiento. Con mucha menos dedicación a la ficción de lo que es habitual en mí.

A destacar:

El balcón en invierno de Luis Landero, con el que finalizaba 2014 y reseñaba el 1 de enero.

Las tres bodas de Manolita de Almudena Grandes. Con esta escritora (mi favorita) estaré también a principios del 2016.

Matar es fácil de Agatha Christie, desde las calles de Londres, a mi adolescencia y una serie de casualidades, era inevitable volver a sus maravillosas intrigas.

La sangre de los libros de Santiago Posteguillo. Curioso, muy interesante y ameno.

Un millón de gotas de Victor del Árbol. Una grata sorpresa.

A bordo del naufragio de Albero Olmos. Impactante, original.

Un gran descubrimiento. Doce cuentos japoneses. Varios autores. La portada ya es una joya, y el interior, otro tanto.

Canciones para enmarcar de Jaime Urrutia. Páginas repletas de música.

El juego del ahorcado de Inma Turbau. Ejercicio narrativo brillante.

La mejor oferta de Guiseppe Tornatore. Deliciosa.

La mirada de los ángeles de Camilla Läckberg. Cómo me gustó!!!!!

El viento en las hojas de J. A. González Sainz. Relatos rebosantes de belleza.

Prisionero en el paraíso de Arto Passilinna. Siento debilidad por este escritor y su peculiar sentido del humor.

Diario de una abuela de verano de Rosa Regás. Un regalo que dejó muy buenos momentos.

Males de cabeza de Fran Alonso, Algunos de los relatos me fascinaron. Y como todavía no lo había reseñado, aquí va:

Males de cabeza de Fran Alonso


Está decidida: hoy cogerá el tren, cualquier tren, el primer tren que salga, y se alejará para siempre. Le dan mareos sólo de pensar en llegar a su casa, enfrentarse a la cara licuada de su hija preñada, escuchar la voz pastosa de su marido, hacerles, una vez más, otra tortilla para la cena, inútiles, más que inútiles, tomar una pastilla para dormir, acostarse pensando en la suerte de su hijo, despertarse con los nervios de punta, llorar en silencio en la cama, otra vez, volver a coger el barco, hacer más tortillas para esos mismos obreros con los mismos ojos de goma de siempre.


224 páginas
Editor: Kalandraka; Edición: 1 (15 de octubre de 2007)
Colección: Narrativa K
ISBN-10: 8496957071
ISBN-13: 978-8496957077

Colección de relatos que se leen de un tirón. Primera obra de este escritor gallego que leo, y me resulta muy atractiva. Los textos muy cercanos. Entretenida y reflexiva.

Sé que la locura no es solo una cosa de locos, un desvarío de verdaderos tarados. Desde mi experiencia, me creo en condiciones de asegurar que aquí, en este lugar infernal, si te ingresan con una simple depresión, acabas asumiendo que eres un demente más entre estos trastornados de los abismos, estos perros enjaulados. Yo, de hecho, me esfuerzo día a día para no acabar siendo uno de ellos.