sábado, 30 de junio de 2012

Aki Kaurismäki., un alegre pesimista


No, no me he vuelto tan vaga (o si, quién sabe), para auto-copiarme. Es que desde que la semana pasada escribía este post para Zinéfilaz he visto más cine de Kaurismaki y me he rendido por completo a sus encantos. Le dedicaré una entrada la muy pronto. 


Escribe unos diálogos bellísimos, aunque resultan un poco raros cuando los lees. (...) Emplea metáforas poéticas al hablar, levanta o baja el pulgar según quiera que interpretes más o menos. (...) Al empezar un rodaje siempre advierte: Estamos entre caballeros, y al primero que se ponga agresivo lo estrangulo con mis propias manos, aquí venimos a divertirnos y a trabajar. (...) Es un gigante de un metro noventa de altura. Come y, sobre todo, bebe mucho. Fue cartero en su día. Es un pesimista alegre. Se encuentra cómodo en los barrios periféricos, en las ruinas, con los desclasados, la gente sencilla. Palabras del actor André Wilms sobre Aki Kaurismäki.

De su última película, El Havre, han escrito en sus respectivos blogs: Troyana, Manderly, Bargalloneta y Noemí. Y a todas les ha gustado. Me uno al clan y os propongo una pequeña retrospectiva de este original director. Una catarsis colectiva, cargada de ironía, humor, música, paisajes desolados, personajes inolvidables y finales de cuento.






Muere tras una brutal paliza, o eso piensan los médicos que le atienden. De pronto, se incorpora, su cara está cubierta con un aparatoso vendaje. Con sus propias manos se recompone, enciende un cigarro y se marcha. Una familia lo encuentra tirado a la orilla del río, lo acogen en su casa y lo cuidan.


No hablaba porque no tenía nada que decir.

No recuerdo ni un sonido, sólo la noche oscura.



Se ha borrado todo de su memoria. Se instala en un cochambroso contenedor “con vistas”. No posee ni un documento que acredite su identidad, edad, estado civil, profesión... Busca trabajo, pero en la oficina de empleo estiman que les toma el pelo y no están ellos para perder su valioso tiempo. La cosa no mejora en el banco cuando intenta abrir una cuenta (los suizos son menos “exigentes” y se conforman con una simple secuencia numérica, sin apellidos). Como testigo de un robo, es acusado de insubordinación al no querer firmar o responder a cuestiones simplonas, ¿cómo te llamas?



Podrías ser extranjero.
Hablo finlandés.
Aprenden muy rápido.



Mientras tanto, será el Ejército de Salvación quien le facilite lo necesario para sobrevivir. Y allí conoce a Irma...

Se va integrando en la comunidad y ganándose el respeto y cariño de todos; incluidos el “mafioso” y su perro “asesino”. Promueve cambios de estilo en el grupo de músicos. Embellece el interior de su habitáculo convirtiéndolo en un hogar. Orgulloso de su micro-cosecha de patatas...






Pero, ¿quién es realmente? ¿Lo averiguará?






Dogs have no hell (2002)

Cortometraje con la misma pareja de actores protagonistas, que en esta ocasión no tienen que ir hacia el pasado para resolver el presente. Dan un paso adelante y se dirigen en tren a un futuro prometedor (¿utópico?).








“El protagonista (Janne Hyytiäinen) busca una rendija por la que apartarse de este cruel mundo, pero la sociedad y los demás se encargan de aplastar sus modestas esperanzas una tras otra” (Kaurismäki).




Koistinen es vigilante nocturno. Rechazado por sus compañeros, vive solo y aspira a algo mejor en la vida; hasta que una mujer se cruza en su camino. Apenas puede creer en su suerte. Ella es tan hermosa. Van al cine, la invita a cenar y a un concierto. Es feliz, y muy, muy ingenuo…


Todas sus ilusiones se desvanecen: le deniegan un crédito para montar su propia empresa (fracasado), le utilizan (cretino), le despiden y le acusan por un acto que no ha cometido (infeliz), va a la cárcel (inocente).

¿Alguien le va a ayudar? ¿Podrá al fin valorar a quien de verdad le quiere?




No te vayas. No te mueras.
No pienso morirme.

En la banda sonora aparecen dos temas de Carlos Gardel: Volver y El día que me quieras.




Cuanto más cínico soy, más cariñoso soy con mis personajes

En mi opinión, son esos personajes, con sus historias y rostros inolvidables, la esencia de sus fábulas. Ambientes de tonalidades tristonas que evocan épocas pretéritas. Desde la fealdad llega a lo más hermoso, a la dignidad, solidaridad, ternura, honestidad, amistad y amor. No se queda en esos cuerpos desaliñados, bucea hasta el alma y provoca empatía en el espectador. Conmovedor, sensible, poeta y auténtico. Regado con abundante alcohol, miles de cigarros en el bar del barrio y un perro, símbolo de la nobleza y bondad: grande Kaurismäki.


Para terminar, no puedo evitar mencionar Noche en la tierra, subida al taxi de esta extraordinaria película de Jim Jarmusch, cuya pieza en Helsinki es un magnífico homenaje a Kaurismäki, recreando su universo, con sus actores habituales. Y mi adorado Tom Waits como broche final.





En breve La vida de bohemia y El Havre.


martes, 26 de junio de 2012

La tumba de las luciérnagas




Los niños en la guerra, los más vulnerables. Dura, durísima animación a la que vuelvo después de un comentario de Ethan en la reseña dedicada a la novela de Andrés Pascual.



Japón, 1945. Los dos hermanos protagonistas, tras la muerte de la madre, se trasladan a casa de una tía. Cuando se incrementan las disputas familiares, se marchan a una cueva donde gozan de libertad y también donde sufrirán los efectos de la escasez de alimentos y la ausencia de sus seres queridos. Feroz lucha de supervivencia.



Maravillosa película, un grito desesperado antibelicista. Historia terrible que se entremezcla con escenas de gran belleza y sensibilidad: los niños en el onsen, en la playa, cogiendo entre sus manos luciérnagas que iluminarán el interior de la oscura cueva (inolvidable), los cuencos de arroz blanco, el agua con aroma de los caramelos, la lata que guarda los mayores tesoros, la niña verbaliza su dolor mientras construye una pequeña tumba, partiendo la sandía, la niña jugando sola, riendo, feliz, cuando ya se ha marchado...



Es la primera película dirigida por Takahata para los Studio Ghibli y la tercera de esta factoría. (En este blog ya he comentado Recuerdos del ayer). Se estrena a la par que Mi vecinoTotoro. La novela en la que se basa describe vivencias autobiográficas del autor.



Esa inocencia, esa infancia robada. Cine de calidad. Animación para concienciar a quienes tienen el poder y las armas. Una verdadera joya. Imprescindible.


Hoy cumple 8 AÑOS HistoriasTroyanas, y desde aquí quiero felicitar a su autora. La próxima entrada va por ti Troyana, una de esos pequeños tesoros, a veces medio escondidos que, si aún no has visto, creo que te va a encantar. En breve...

martes, 19 de junio de 2012

La vida empieza hoy




Clases de gimnasia, de memoria... Propuestas clásicas para la tercera edad. ¿Y sobre sexo? Un grupo de lo más variopinto se reúne con la maestra (Rosa Mª Sardá) para charlar sobre sus fantasías e incluso hacer deberes (dedicar 20 minutos a algo que de verdad les guste, les proporcione placer).




Juanita (Pilar Bardem), viuda amargada y gruñona. Siempre va en autobús y todo le molesta. Gesto de resentimiento y frustración. Vive sola y sus noches consisten en sentarse ante la tele (a todo volumen, así moleste a los vecinos) y sus medicinas (eso que no falte). Revive el día que se separa del marido. Ah, qué es viuda, un detalle sin importancia que no altera su firme propósito.



Estrenando su jubilación, hasta las narices de que su casa sea el campamento de sus nietos, y su esposa la criada de todos. Lo tiene todo planeado, la va a dejar y al fin se irá con la amante. Pero parece que “la otra” no comparte sus ansias de libertad. Entonces se entrega por completo a extenuantes sesiones de deporte. Su mujer descubre el engaño y será ella la que tome las riendas...



Regresa de Argentina y se instala en casa del hijo (¿temporalmente?). Comparte habitación con el nieto y saca de quicio a su nuera. Invade el escaso espacio con sus viejos muebles. Conoce a una mujer gordita que se relame ante un trozo de tarta de chocolate.



Vive con su hija y no se atreve a decirle que va a clase de sexo, que sale con su amiga cada viernes al baile, que le gustan los hombres tanto como los dulces...



Muy divertida, con actores espléndidos. Muchas son las escenas que se pueden destacar: la compra del sex-shop, la mujer invisible al fondo del pasillo y la atónita mirada del doctor en el domicilio; Pilar Bardem planteando los trámites de separación, dejándose llevar por húmedas fantasías con el conductor de autobús o jugueteando en la bañera; el ágil manejo del chat del ordenador; la complicidad entre abuelo y nieto...




DIRECTORA Laura Mañá. GUIÓN Laura Mañá, Alicia Luna. MÚSICA Xavier Capellas. FOTOGRAFÍA Mario Montero. REPARTO Pilar BardemRosa María SardáMariana CorderoLluís MarcoSonsoles BenedictoOsvaldo SantoroMaría BarrancoEduardo BlancoFernando Tielve. España 2010, 90 min. Festival de Málaga: Premio de la crítica.  WEB OFICIAL




domingo, 17 de junio de 2012

El haiku de las palabras perdidas de Andrés Pascual




Un título que seduce. Un libro que por momentos me ha resultado muy duro y he sentido la tentación de parar o dejar. Esos días que siguen a la bomba son demoledores. La trama actual sirve como bálsamo. A medida que avanzaba me sumergía más y más en los personajes, en sus sentimientos, en sus mundos que se derrumban. Ese niño que pierde a sus padres, que vive en un país donde ser rubio de ojos azules es un símbolo de hostilidad en plena guerra. Ese primer amor y unos haiku premonitorios, de muerte. Ese rollito de papel como única esperanzaza a la que aferrarse en la búsqueda y en la huída.

El debate nuclear, capaz de la más feroz destrucción, y para muchos, la vía más accesible para una energía sostenible y no contaminante.

La fuerza de un amor adolescente que perdura en el recuerdo a lo largo de toda la vida. Un sueño que se podría hacer realidad gracias al empeño de su nieta.

Cierro esta entrada con una de las fotografías que aparecen en la web del autor.


Grullas de papel POR LA PAZ.


miércoles, 13 de junio de 2012

La deuda




En dos tiempos: el presente de tres personas consideradas héroes por la nación de Israel, y el pasado causante de esa situación actual. Eran muy jóvenes cuando en 1965 participan en una misión secreta como agentes del Mossad. Van a Berlín para localizar a un criminal nazi culpable de numerosos y crueles experimentos “médicos” que acabaron con la vida de muchos judíos. Cuando están a punto de lograr su objetivo, algo sale mal y se ven obligados a rehacer el plan inicial.



Todo secreto tiene un precio, reza la frase del cartel que presenta y promociona la película.



¿En qué consiste ese secreto? ¿Se puede vivir 30 años engañando? Una mentira que los convierte en valientes e idolatrados patriotas, modelo a seguir por los demás. ¿Hasta dónde están dispuestos a llegar? ¿Qué diría la hija de dos de ellos si descubre la verdad?



Interesante argumento con connotaciones ético-morales. En lo cinematográfico, no está mal, es entretenida, el desarrollo en dos planos temporales distantes es un recurso bien utilizado y que da fuerza a la historia. Pero, no ahonda en los personajes, en sus conflictos. Me gustaría ver la original.



Una parte que me gusta especialmente es la que refleja la desesperación y total desorientación que genera el aislamiento a que se ven sometidos los tres protagonistas. Ella apoyada contra la ventana se da cuenta de que es Fin de Año al ver los fuegos artificiales.



El desenlace es bastante fantasioso, poco creíble.

TÍTULO ORIGINAL The Debt. DIRECTOR John Madden. GUIÓN Assaf Bernstein, Jane Goldman, Ido Rosenblum, Peter Straughan, Matthew Vaughn. MÚSICA Thomas Newman. FOTOGRAFÍA Ben Davis. EPARTO Sam Worthington, Jessica Chastain, Marton Csokas, Helen Mirren, Tom Wilkinson, Ciarán Hinds,Jesper Christensen. EE UU 2011, 114 min. WEB OFICIAL. Remake del film israelí dirigido en 2007 por Assaf Bernstein.


Se podría incluir en aquella entrada dedicada a los tríos amorosos. Un chico de carácter reservado y hermético que no se decide; y otro toma las riendas en el momento de mayor tensión. Algo así puede llevar hacia una relación no deseada y a no olvidar la que se quedó por el camino, a la puerta. Anteponer las obligaciones a los sentimientos. Qué triste pensar en lo que podría haber pasado si... Y después ya es demasiado tarde...


domingo, 10 de junio de 2012

Submarino





Dos hermanos, apenas unos niños, cuidan del más pequeño, un bebé. Preparan sus biberones y lo bautizan eligiendo al azar el nombre, jugando con la guía telefónica. La madre regresa a casa borracha y se muestra violenta cuando no encuentra la bebida. Pero esos hijos que parecen casi adultos, imitan la conducta de su progenitora, y con el volumen de la música a tope, que acalla los lloros desde la otra habitación, bailan y saltan aferrados a la botella. Cuando se despiertan, su vida ya no será la misma.



Un salto en el tiempo y vemos a Nick, el mayor, adulto que malvive de forma semejante a como lo hacía su propia madre. Poco a poco nos enteramos de que su novia le dejó y estuvo en la cárcel. Asiste al entierro de la madre y allí se reencuentra con su hermano.

La historia del otro la sabremos a continuación. Quizás esta manera de contar es lo más atractivo de la película, cuando van encajando algunos detalles. Él tiene un hijo al que no cuida como debería. Es toxicómano…



Un fortísimo retrato de la culpa y la desesperanza, de infancias y vidas rotas, sin presente ni futuro, ancladas a un terrible pasado no superado. ¿Es necesaria tanta desgracia y sufrimiento? Cuando el cine nórdico se pone dramático, hay que echarse a temblar. No hay espacio para el más mínimo respiro.



Los actores están bien, el niño es fantástico, el ambiente muy logrado y la banda sonora exquisita. No recomendable para una tarde gris. Es de las que deja mal cuerpo. Excesiva.


DIRECTOR Thomas Vinterberg. GUIÓN Tobias Lindholm, Thomas Vinterberg (Novela de Jonas T. Bengtsson). MÚSICA Kristian Eidnes Andersen. FOTOGRAFÍA Charlotte Bruus Christensen. REPARTO Jakob CedergrenPeter PlaugborgPatricia SchumannGustav Fischer KjærulffMorten Rose,Helene Reingaard NeumannDar Salim. Dinamarca - Suecia 2010, 105 min. Festival Robert (Dinamarca): 5 premios de 15 nominaciones. WEBOFICIAL

Mucho peores fueron mis impresiones sobre otra obra de este director danés: Dear Wendy.


jueves, 7 de junio de 2012

Primavera Sound 2012


Días muy intensos de conciertos, pero hay que remontarse a la edición anterior. Cada vez que termina, agotada y muy satisfecha, creo que en doce meses mi cuerpo no podrá resistir semejante ajetreo. Dudo sobre si volver o no. Y año tras año, ya van tres, “recaigo”.

En agosto, antes de que los precios suban, compramos los abonos. Qué lejano parece! Un mail de Paypal que hay que guardar como un tesoro. Sería estupendo comprar la entrada y recibirla en casa...

Siempre parece que sobra el tiempo (qué ilusa), para indagar en el extenso cartel que va creciendo lentamente.

En marzo saco los billetes de avión. Faltan casi tres meses. Y, de pronto, ya estoy haciendo la maleta y con las tarjetas de embarque.

En Barcelona esperan los amigos. A., que me acoge en su casa (GRACIAS por hacerme sentir tan bien) y C., el hada con su varita que transforma al grupo en una familia feliz (tan a gustito).

Miércoles 30: viaje tranquilo y puntual. Al bajar del bus del aeropuerto (aire acondicionado polar) en Universitat, me recibe un  brutal golpe de calor, y el abrazo de A. Con C, paseo, unas tapas y mucha conversación, que hay que ponerse al día. En mi recuerdo, esa terraza con una cerveza templadita y taza con huellas de ¿tomate? Qué gozada de sitio! Por la noche, una hamburguesa con los panes que quedaban antes del cierre de una cafetería, cerca de Arco de Triunfo donde resuenan Black Lips.

Jueves 31: desayuno vacacional al resguardo de una sombrilla. Metro hacia el local de J. y comida en un restaurante hindú del Raval. Café con pastas de chocolate, energía para la “dura jornada”. Ruta de una hora en bus hasta el Parc del Fórum.

Baxter Dury, buena forma de empezar. A bailar todos, que son las 18 horas y no queda nada!!!!

Sr. Chinarro, tan triste y quejumbroso. No me gusta y no me hizo cambiar de opinión. Sonaba bien, eso sí.

Death Cab for Cutie, una maravilla, esa voz tan dulce y esas preciosas canciones. Emotivo.



 


Beirut, aunque ahora mismo reconozco que no me entusiasman como hace un tiempo, la actuación fue brillante.

The XX, frialdad y pose que a mí me dejaron cierto regustillo amargo para cerrar el día.

Viernes 1: levantarse tarde, desayuno completo, paseo y un pequeño descanso cerca del ventilador. Cruzando la ciudad, esta vez bajo tierra, que no es tan bonito, pero sí mucho más rápido.

Other lives, prometían más de lo que dieron. La verdad es que me cuesta ponerme en situación con semejante sol, a las 6 de la tarde.

The Chameleons, el regreso a otra época de mi vida, a los vinilos, a las guitarras contundentes. Echando de menos a F. Maravillosos.

Rufus Wainwright and his band. Arropado por músicos y solistas de lujo. Otro tipo de emociones, pero seguimos con entusiasmo, eso sí, más pausado.

Cada vez más nerviosa, se acerca LA HORA, paso de The War Om Drugs, ubicados en un escenario con menos volumen que la radio del móvil... No puedo quedarme allí... Faltan minutos para que comience UN SUEÑO. Me entra el pánico. Demasiada gente, seguro que no se oye bien, que no se ve, que ya van mayores, que me desilusionan...

NO NO NO NO






Tres horas después (ésa fue la duración, increíble para un concierto de un festival), flotaba sobre todos los planetas. THE CURE, Robert Smith, dándolo todo, como si acabaran de grabar su primer disco. ESPECTACULAR. No soy objetiva, lo sé, es uno de esos grupos que me acompañan desde hace mucho tiempo (toda mi vida musical, o casi). Era la tercera vez que los veía en directo, y, de nuevo, no tengo palabras para expresar todas las sensaciones que me producen.

Boys don´t cry... 






Ya no podía mover un músculo más. Sentada, de fondo The Drums, daba igual. Un par de canciones de The Rapture, no puedo levantarme... Caminar y a lo lejos Death in Vegas. Mejor irse a dormir, y a SOÑAR.

Sábado 2: qué susto, después de días sin ver la tele, la cara de Rajoy... Tranquilidad, pasear, comprar un regalo, comida y dar la brasa con The Cure.

Veronica Falls, mediocres.

Grupo de Expetos Solynieve, J parlotea y dedica un tema a la memoria de Pedro (La buena vida). Prefiero la estridencia planetaria a los aires flamencos. A veces los cambios no son la mejor opción.

Beach House, sofisticada y con un tono que invita a estar bien. Es un placer escucharles.

Sí, estuve viendo a Shellac, y alegrándome de que A. lo disfrutara al máximo. Para mi, demasiado “fuertes”.

Yo la tengo, a medida que avanzaba, mejoraba y mucho. Otro de esos grupos por los que siento un cariño especial, pero que ya me entusiasmaron más en el pasado.







Y, sin más, poquitas horas de sueño y de regreso a Vigo, con TANTOS momentos para no olvidar. Con las pilas cargadas.


martes, 5 de junio de 2012

El asesino hipocondriaco de Juan Jacinto Muñoz Rengel


Superado el impulso de salir corriendo que provoca tan horrenda portada, me encuentro con un libro de los que se lee “fácil”: capítulos breves y una prosa muy ágil. Llega el verano y, al menos yo, busco lecturas ligeras, a poder ser divertidas. Pasar un buen rato, vaya.

Sinopsis: El señor Y. debe cumplir su último encargo como asesino profesional, pero para conseguirlo tendrá que superar un grave obstáculo: no le queda más que un día de vida. ..En realidad, el enigmático asesino a sueldo que responde a las iniciales M.Y. lleva años muriéndose, desde el mismo momento en que vino a este mundo. Le persiguen tantas enfermedades que cualquiera podría considerarlo un milagro médico. Ahora, por encargo de un cliente misterioso que se mantiene en la sombra, debe matar al escurridizo Eduardo Blaisten antes de que le asalte una apoplejía terminal o una úlcera gangrenosa o un empeoramiento de su Síndrome de Espasmo Profesional...Su incomprensible mala suerte irá frustrando uno tras otro todos sus intentos de homicidio, y estableciendo una mágica conexión entre sus propias penalidades y los grandes males físicos, psicológicos e imaginarios, que torturaron a Poe, Proust, Voltaire, Tolstói, Molière, Kant y al resto de los hipocondríacos ilustres de la historia de la literatura y el pensamiento...

Bajo esa capa de humor (negro), sufrimos por este protagonista obsesivo y todas sus agonías. Es un hombre solo. Erudito en las penalidades biográficas de famosos escritores que refuerzan sus dolencias.

Se encuentra ante obstáculos disparatados que van complicando el simple propósito de matar.


Advertencia, no apto para hipocondriacos, podrían agravarse sus síntomas.






Web del libro, desde donde se puede acceder a los primeros capítulos, o escucharlos.